@abogadodelmar

¿Por qué, oh, Shamash, has dado a mi hijo Gilgamesh
un corazón sin reposo?
Has extendido tu mano sobre él,
y ahora desea emprender un largo viaje
hacia el lugar donde vive Huwawa,
para librar una batalla incierta,
y andar por caminos desconocidos.

Poema de Gilgamesh, tablilla III, columna II

Tú dijiste:
– ¿Cuál es la señal del camino, oh derviche?
– Escucha lo que te digo
y, cuando lo oigas, ¡medita!
Ésta es para ti la señal:
la de que, aunque avances,
verás aumentar tu sufrimiento.

FARIDUDDIN ATTAR

Para que triunfe el mal es suficiente el silencio de los buenos

EDMOND BURKE

PULSA sobre la foto para escuchar

captura-de-pantalla-2013-06-10-a-las-20-11-55

JOSÉ ORTEGA CON LOS AFECTADOS POR LA DEPURADORA DE PINEDO

tormenta