EL INFIERNO DE COSTA PARADISO (I)

abril 13, 2017

@abogadodelmar

Muchos en Cartagena recordarán que a principios de los ochenta una sociedad alemana que había comprado los terrenos junto a las extraordinariamente hermosas, sorprendentemente virginales y agradablemente solitarias playas de Calblanque, intentó construir en ellos una gigantesca urbanización. Recordarán también que no sólo con mucho esfuerzo y protesta social se consiguió no sólo frenar esa siniestra iniciativa que habría arruinado el entorno, sino que la zona fue declarada parque regional, lo que se supone que garantizaba su definitiva protección.Supongo que esto fue un revés para la sociedad en cuestión, a la sazón llamada Costa Paradiso SA y que se había constituido no mucho tiempo antes, parece que con la única intención de montar su perturbadora urbanización. Fue esa idea fija la que que debió moverlos a comprar una buena colección de parcelas rústicas en la zona. Puede que haya quien disfrute invirtiendo en un buen trozo de monte sólo para contar lagartijas, pero es improbable que éste sea el caso de un grupo dedicado al negocio turístico y propietario de hoteles en todo el mundo.

Con la zona blindada frente al ladrillo, a los interesados no le quedó más remedio que resignarse a administrar la miseria, y su sorprendente reacción fue dar en arrendamiento las antiquísimas casas de campo que estaban incluidas en los terrenos y agrupadas en los núcleos de Las Cobaticas y La Jordana. No es que arrendar inmuebles deba causar sorpresa. La cuestión es que, aunque los contratos aludían al alquiler de viviendas, su objeto real eran los ramilletes de pedruscos y alguna pared maestra que conformaban las ruinas de lo que en el pasado habían sido festivamente casas de campo. En justa correspondencia, la renta pactada era llamativamente modesta. Los valientes que se atrevieron a firmar esos contratos ni que decir tiene que al día siguiente estaban arremangándose y trajinando con el cemento, porque fueron ellos, los arrendatarios, quienes construyeron las viviendas. A continuación, y a su costa, trajeron a ambos poblados el suministro eléctrico.

img_0354

Teymour Sammy

En esta historia resulta clave el personaje más pintoresco que se pueda imaginar. Se trata de un tipo llamado Teymour Sammy, cruce genético de iraní y alemana y llamativo ejemplar de contracultura, que se paseaba a por la zona a lomos de su caballo Sandino, a veces medio desnudo, otras cubierto sólo con un poncho y otras aún con una casaca de domador de leones como la que solía llevar John Lennon. Sammy era el hombre fuerte de Costa Paradiso. Fue él quien firmó los contratos sobre los pedruscos y con el tiempo se convirtió, incluso en su extravagancia, un buen amigo de los arrendatarios y un personaje muy querido que mientras vivió fue un dique de contención frente a cualquier cambio en el status quo. De hecho, era un vecino más porque se había reservado una de las casas.

img_0355

Sandino

Un día, después de Sammy llevase algún tiempo sin dar señales dIda, alguien fue a su casa para interesarse por él y encontró la puerta cerrada. Llamó pero Sammy no respondía. Extrañado, recorrió la fachada atisbando por todas las ventanas hasta que a través de la de su dormitorio vio que sobre la cama había un bulto completamente cubierto de moscas verdes. Era el cuerpo muerto de Sammy. El resultado de la autopsia fue contundente: Muerte por sobredosis. Estupenda y quizá previsible conclusión teniendo en cuenta el carácter del muerto, salvo por el pequeño detalle sin importancia de que, al decir de quién lo conocía bien, Sammy no probaba las drogas.

Transcurrió un tiempo en el que el estupor convivió con la paz. Los vecinos ingresaban la renta en la cuenta de la sociedad y continuaban con su vida. Pero todo cambió hace unos años….

EL RESTO DE ESTE ARTÍCULO HA SIDO CENSURADO

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: