¿INTENTO DE SABOTAJE EXPRESS EN BAJO LA CUESTA?

mayo 23, 2016

@abogadodel mar

 

Tú dijiste:
– ¿Cuál es la señal del camino, oh derviche? – Escucha lo que te digo
y, cuando lo oigas, ¡medita!
Ésta es para ti la señal:
la de que, aunque avances,
verás aumentar tu sufrimiento.

FARIDUDDIN ATTAR

AL AYUNTAMIENTO DE CANDELARIA

JOSE ORTEGA OTEGA, abogado en ejercicio, con despacho en El Puig (46540 Valencia), plaza Mariano Benlliure 21, pr<mero, en nombre y representación de l asociación de vecinos de Bajo la Cuesta – Risco las Tablas, como y consta, comparezco y DIGO:

Que, habiendo recibido notificación del Decreto 1828/2016, dentro del plazo hábil formulo el presente

RECURSO DE REPOSICIÓN

El Decreto adolece de los siguientes defectos susceptibles de causar nulidad del articulo 63 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común:

Constituye en síntesis la aceptación, sometida a ciertas condiciones, de proyecto de ejecución de obras en el acantilado presentado por UNELCO. El otorgamiento de plazo para las obras contiene defectos invalidares al aludir el mismo tanto al inicio de las obras como a su conclusión, lo que nos deja y deja a la empresa con la duda de si en el plazo de tres meses que se otorga las obras deben iniciarse o bien concluirse. Esto transforma la cláusula en inútil e impide al acto cumplir sus efectos (articulo 63.2 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

2. El proyecto incluye la turbia, preocupante, siniestra, torva, amenazante e inaceptable determinación de que el mismo

“no incluye el aseguramiento estructural de las cuevas existentes, por lo que ni UNELCO ni el equipo redactor del presente proyecto se responsabilizan del posible hundimiento del terreno que pudiera sobrevenir como consecuencia de dichas cuevas excavadas en el terreno”.

Si los responsables del proyecto estaban con esto tratando de hacer un chiste, advierto que no tiene gracia, pero si están hablando en serio, la advertencia es igualmente seria, y se explica en seguida y en un doble nivel.

En el primer nivel, la observación es que resulta muy contradictorio que las obras se acometan para garantizar la seguridad de los vecinos y las viviendas pueden tener como consecuencia que éstas últimas resulten destruidas y por tanto los vecinos expulsados.

En el segundo nivel, resulta inevitable remitirnos al prolijo y problemático contexto de las actuaciones, en las que han formulado repetidas denuncias penales contra la Alcaldesa y los responsables de Costas a consecuencia de una posible conspiración para echar a los vecinos y destruir sus viviendas a fin de despejar el terreno para la construcción de una urbanización con puerto deportivo. En este contexto, en el que los poderes públicos pudieran presuntamente haberse aliado con los económicos para la obtención de fines perfectamente ilegítimos, no proporciona precisamente tranquilidad que una empresa ultracapitalista para la cual las personas y los pedruscos son la misma cosa y valen lo mismo, se descuelgue con la contradictoria ocurrencia de que los trabajos dirigidos a proteger las viviendas pueden tener como consecuencia su destrucción, lo que tendría como milagroso efecto que las aspiraciones de Costas (destrucción de las viviendas) y del Ayuntamiento (expulsión de los vecinos) se cumplirían de una sola vez, en forma fulminante y sin papeleo.

Esto desprende un fuerte aroma a sabotaje pensado y programado, puesto que tal parece que la mejor manera de someter definitivamente a los vecinos se haya buscado en un ámbito no legal, donde éstos tienen los pies fuertemente asentados sobre el terreno, sino material, y tal parece que las fuerzas del mal presuntamente encarnadas por la alianza de la Alcaldesa y los poderes económicos habría podido encontrar aquí, supuestamente, una especie de solución final semejante a la ideada por Hitler con los judíos: Todos los recursos, todas las alegaciones y todos los escritos de defensa de los vecinos se volverían inútiles en caso de que se cumpliera la previsión del proyecto aprobado por la Alcaldesa, y las cuevas resultasen destruidas como consecuencia de los trabajos. Esto constituiría una vía de hecho no sólo monstruosa sino delictiva. Y la cuestión es que este Letrado puede vigilar que las decisiones municipales se ajustan a derecho, pero no puede, en cambio, calarse un casco y practicar rápel en la pared para prevenir un posible sabotaje intencionado de los obreros tendente a hundir las cuevas.

Esta posibilidad se hace aún más clara si tenemos en cuenta que los trabajos, en principio, no deberían incluir acciones causantes de trepidación o vibraciones. Tal parece que las inquietantes advertencias a las que me refiero se hayan hecho de propósito para causar la destrucción de las viviendas cueva sin tener que responder por ello.

Es evidente que el presente recurso de reposición necesita del recibimiento a prueba, lo que es perfectamente admisible en segunda instancia administrativa. La prueba debe estar orientada al examen pericial del proyecto a fin de acreditar si el mismo incluye realmente trabajos susceptibles de causar el hundimiento de los terrenos y la destrucción de las viviendas.

Por lo demás, los autores del proyecto acreditan vivir en un mundo sideral más que real al incorporar su declaración unilateral de exención de responsabilidad ante daños tan graves como los que se anuncian. Esto es algo que ni está ni puede estar al alcance de UNELCO, salvo que quede derogado l articulo 1902 del código civil.

No obstante, considero que si se diera el siniestro, seria el Ayuntamiento el que tendría que responder ante los vecinos de una indemnización muy cuantiosa en concepto de responsabilidad patrimonial de la Administración, siendo la única forma de escapar a la misma que con la resolución del presente recurso se declare la nulidad de la parte del Decreto en la que se informa favorablemente la exención unilateral de responsabilidad.

Es precisa una reflexión adicional. Incluso cuando el presente escrito es un recurso de reposición, considero erróneo el pie de recursos que incluye el Decreto. Ello se debe a que el Decreto en cuestión es un mero acto de ejecución de otro anterior mediante el cual el Ayuntamiento acordó requerir a UNELCO para la reparación del acantilado. Por tanto, nos encontramos ante un acto de trámite y no ante un auténtico acto administrativo susceptible de recurso. Este tipo de errores de concepto y esta pésima técnica jurídica son ya una constante en todos los escritos emanados del Ayuntamiento, on excepción de los que provienen su Secretario. El único beneficiario de esta nueva y reiterada metedura de pata es UNELCO, que con esto podrá formular nuevo recurso judicial y dilatar indefinidamente la resolución del problema de los vecinos.

En su virtud,

SOLICITO: Se declare la nulidad parcial del acto combatido sólo en aquella parte del mismo en la que se otorga a UNELCO un plazo para la conclusión o bien para el inicio de la obra y en cuanto a la parte en que se informa favorablemente la declaración unilateral de exención de responsabilidad por hundimiento del terreno y destrucción de las cuevas. En el nuevo acto que se dicte deberá aclararse si el plazo se otorga para el inicio o para la conclusión de los trabajos y contener un rechazo expreso a la declaraciónn de exención de responsabilidad.

OTROSI DIGO: Que intereso el recibimiento a prueba y la práctica de las siguientes diligencias:

PERICIAL: Para que, previa consulta del proyecto de obras por perito ingeniero que se designará, informe el mismo sobre si los trabajos a realizar son susceptibles de causar hundimiento de los terrenos y destrucción de las cuevas.

SEGUNDO OTROSI DIGO: Que remito copia del presente recurso, junto al acto combatido, al juzgado de instrucción de Güimar par a su unión a las diligencias previas que allí se tramitan por varias denuncias contra la Alcaldesa, sin perjuicio de que en caso de desestimarse este recurso en cuanto a la nulidad de la exención de responsabilidad por hundimiento del terreno, se formule nueva denuncia contra la misma.

El Puig para Candelaria, 23 de mayo de 2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: