ALEGACIONES CONTRA AUTORIZACIÓN DE EXPLORACION SÍSMICA EN EL GOLFO DE VALENCIA. OCTUBRE 2014

octubre 29, 2014

@abogadodelmar

AL MINISTERIO DE INDUSTRIA, ENERGÍA Y TURISMO

SUBDIRECCIÓN GENERAL DE HIDROCARBUROS

JOSÉ ORTEGA ORTEGA, Abogado en ejercicio, con despacho abierto en El Puig, Plaza Mariano Benlliure 21 46540 Valencia, en nombre y representación de la Comisión Interfederativa de Cofradías de la Comunidad Valenciana, como ya consta a esa Administración, comparezco y DIGO: Que, habiendo examinado el expediente que se sigue para autorizar a la mercantil Capricorn Spain Limited prospección sísmica 3D en el Golfo de Valencia, formulo con destino al mismo las siguientes

ALEGACIONES

PRIMERA.- . En el expediente consta informe negativo de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el mar. Este informe debería conducir por sí, sin más trámites, al archivo definitivo de las actuaciones si  tenemos en cuenta el artículo 3.4 de la Ley 41/2010, de 29 de diciembre, de protección del medio marino, cuando afirma que Cualquier actividad que suponga el manejo de especies marinas de competencia estatal incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas o en los anexos de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, y la observación de cetáceos regulada en el Real Decreto 1727/2007, de 21 de diciembre, por el que se establecen medidas de protección de los cetáceos, estará sujeta a la autorización previa, que otorgará el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino. El proyecto afecta a un alto número de organismos marinos incluidos en el Anexo V de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que por cierto incluye a los cetáceos. Este anexo V comprende Las “especies animales y vegetales de interés comunitario que requieren una protección estricta”. Siendo indiscutido que el proyecto será especialmente lesivo para estos mamíferos marinos, no carece de interés el artículo 4 del Real Decreto 1727/2007, de 21 de diciembre, por el que se establecen medidas de protección de los cetáceos, al afirmar que 1. Deberá evitarse en el Espacio Móvil de Protección de Cetáceos la realización de cualquier conducta que pueda causar muerte, daño, molestia o inquietud a los cetáceos conforme a lo dispuesto en el artículo 52.3 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre. 2. A efectos de este real decreto, se considera que puede dañar, molestar o inquietar a los cetáceos: a) El contacto físico de embarcaciones o personas con el cetáceo o grupo de cetáceos. b) Alimentar a los animales, tirar alimentos, bebidas, basuras o cualquier otro tipo de objeto o sustancia sólida o líquida que sea perjudicial para los cetáceos. c) Impedir el movimiento libre de los cetáceos, interceptar su trayectoria, cortar su paso o atravesar un grupo de cetáceos, en cualquier momento y dirección. d) Separar o dispersar al grupo de cetáceos y, especialmente, interponerse entre un adulto y su cría. e) Producir ruidos y sonidos fuertes o estridentes para intentar atraerlos o alejarlos, incluyendo la emisión de sonidos bajo el agua. f) Bañarse o bucear en la Zona de Exclusión del Espacio Móvil de Protección de Cetáceos. Las medidas especiales de protección de cetáceos incluyen las recogidas en el artículo 5 y son estrictas: 1. Si durante la realización de cualquier actividad en el Espacio Móvil de Protección de Cetáceos se observara alguna señal de alarma, molestia o alteración en el comportamiento de un cetáceo o un grupo de ellos, tales como cambios repentinos de dirección o velocidad, saltos súbitos ante la aproximación, huida o alejamiento reiterado, deberá abandonarse dicho Espacio en el menor tiempo posible, procurando evitar mayores molestias a los animales durante las maniobras de alejamiento. Como puede apreciarse, la ley reconoce el trato especialmente delicado que precisan estos animales. Teniendo en cuenta las brutales agresiones que el proyecto representa para ellos, no podemos sino concluir que dicho proyecto, con sus agresivas pretensiones de dispersar en zona de cetáceos una fuente de ruido especialmente molesto, es simplemente, llanamente y claramente ilegal. Y siendo ilegal de una forma tan grosera, tan aparatosa y tan descarada, no es de extrañar que el informe de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar sea negativo. Ahora bien, haciendo abstracción de los daños concretos al medio marino que propicia el proyecto, lo cierto es que la norma antes transcrita establece un informe preceptivo y vinculante, por lo que, como se ha adelantado, siendo dicho informe negativo no cabe ya sino archivar las actuaciones. Dicho esto, recordamos que la actividad que pretende poner en marcha el promotor implica el uso exclusivo y excluyente de una parte no pequeña de espacio que constituye dominio público marítimo terrestre. Entre otras cosas, cabe recordar que el área de trabajo, durante toda la duración de éste, quedará cerrada a los barcos de pesca. Esto implica la necesidad de autorización de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar conforme al artículo 110 del reglamento de costas cuando afirma que: Estarán sujetas a previa autorización administrativa las actividades en las que, aun sin requerir obras o instalaciones de ningún tipo, concurran circunstancias especiales de intensidad, peligrosidad o rentabilidad, y, asimismo, la ocupación del dominio público marítimo-terrestre con instalaciones desmontables o con bienes muebles. Esta autorización no difiere mucho de la concesión que hubo de obtener en su día ENAGAS,  la sociedad encargada de la instalación del gasoducto submarino entre la península y Baleares. La obtención de autorización de Industria para la actividad no salvó la necesidad de que la empresa se dotara de concesión, que fue otorgada por la Administración de costas. Siendo esto así, es muy lógico suponer que la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar no autorizará la actividad a causa de su carácter lesivo para el medio natural. Si lo hiciera, estaría faltando al principio de los actos propios. Así pues, el informe negativo al que nos referimos se erige, por una u otra vía, como barrera infranqueable para el buen fin del proyecto. SEGUNDA. Al respecto no está de más traer aquí a colación la Declaración de Impacto Ambiental negativa dictada por Medio Ambiente en procedimiento para la autorización de una prospección sísmica similar en la Costa del Sol (Resolución de 14 de octubre de 2014, de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, por la que se formula declaración de impacto ambiental del proyecto Campaña sísmica Chinook). en ella se afirma, entre otras cosas: Afección a cetáceos: El ruido submarino resultante de las prospecciones sísmicas supone una amenaza potencial para todas las especies de cetáceos (desde perturbaciones físicas y de comportamiento, incluida la interrupción de la alimentación y el desplazamiento a otras áreas menos óptimas, a lesiones de diversa magnitud e irreversibilidad, varamientos e incluso la muerte). Otras consideraciones aluden a la afección a los delfines, que también están comprometidos por el presente proyecto: Por otro lado, se ha comprobado que los delfines comunes evitan las zonas donde se desarrollan las prospecciones sísmicas. Esto puede provocar el abandono de hábitats de calidad, incluidas las zonas de alimentación de la plataforma continental y borde de la plataforma, donde aparecen en muchas ocasiones acompañados de sus crías. Esto puede conllevar efectos negativos en la condición corporal de los individuos, amenazando la viabilidad de las poblaciones. En cuanto a la afección de espacios naturales protegidos se dice: La zona de actuación se encuentra próxima a espacios naturales protegidos de Red Natura 2000.  Como se sabe, el presente proyecto afecta al archipiélago de las islas Columbretes, que no solamente son un espacio natural protegido, sino que forma parte del catálogo de espacios que España ha propuesto a la UE en orden a que pasen a firmar parte de la red Natura 2000. Consta en el proyecto la especial preocupación del IEO a vista de la afección de las Columbretes. Así pues, en la Costa del Sol la Declaración de Impacto Ambiental es negativa por la afección a cetáceos y delfines y a causa de su incidencia sobre espacios de la Red Natura 2000. El presente proyecto no afecta en menor medida ni a cetáceos, ni a delfines ni tampoco a espacios de la Red Natura 2000 y por ello la única conclusión que cabe es una DÍA igualmente negativa. TERCERA. En anteriores alegaciones ya reclamamos que los permisos se dejaran sin efecto por incumplimiento de los plazos fijados en ellos. Una vez examinado el expediente, comprobamos que dicho incumplimiento de plazos es aún másescandaloso de lo que pensábamos, puesto que los permisos fueron otorgados en diciembre de 2010 mientras que el promotor no presentó escrito alguno a la Administración para solicitar autorización de prospección sísmica hasta finales de 2012, cuando habían transcurrido casi dos años. Pues bien, con arreglo al condicionado de los permisos, dentro de esos dos primeros años la prospección debía haber quedado totalmente concluida, ya que la empresa se comprometía a: Recopilación de toda la información sísmica, magnética, gravimétrica, de sondeos y geológica, no solo dentro de los permisos, sino también de toda la que sea relevante para estudios regionales, incluyendo datos de satélite y geología de las zonas terrestres vecinas a los permisos. Digitalización de sísmica y sondeos. Reprocesado sísmico cuando sea necesario. Realización de una campaña geológica en los afloramientos costeros y análisis en laboratorios de las muestras recolectadas para identificar rocas potenciales generadoras y almacenes. Modelado químico para determinar tiempo de generación y de expulsión de hidrocarburos. Mapas de facies para determinar zonas de posibles rocas generadoras y de almacenes, así como vías de migración de hidrocarburos. Interpretación e integración de toda la información terrestre y marina para definir prospectos exploratorios. Realización de los estudios ambientales previos a la adquisición sísmica, incluyendo: análisis de impacto medioambiental, plan de gestión con medidas preventivas y plan de contingencias para los posibles impactos que se podrían producir. Como hemos visto en el expediente, la empresa autorizada dejó pasar un tiempo extraordinariamente extenso hasta solicitar la autorización de prospección sísmica, hasta el extremo de que cuando lo hace es prácticamente en vísperas del vencimiento del plazo dentro del cual aquello para lo que solicita autorización debía haber quedado totalmente  quedado totalmente hecho y concluso. Por tanto, no cabe excusa o disculpa alguna para la negligencia del promotor, y de aquí que interesemos aún con más criterio que los permisos se dejen sin efecto por incumplimiento grave de plazos. En su virtud, Solicito: Se sirva dejar sin efecto los permisos y archivar el expediente por los motivos expuestos y, subsidiariamente a ello, se tengan por formuladas las demás alegaciones. Madrid 30 de octubre de 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: