SEMBLANZA DE LOS TRIBUNALES DEL DESAFORTUNADO REINO DE ESPAÑA Y DE LOS MAGISTRADOS QUE LOS SIRVEN (I)

septiembre 18, 2014

@abogadodelmar

Pasaron ya los tiempos de ingenuidad en los que creíamos que había unos malos y unos buenos y que los malos no están más que cuatro o cinco ingenieros de costas singularmente desalmados, mientras que los buenos eran las víctimas de lo que hacían esos ingenieros ejecutando abusivamente la ley de costas.
Ahora sé que no se puede disociar eso de la deriva general que lleva la sociedad en un camino imparable hacia la conversión de la democracia en un teatro con decorados de cartón.
No son sólo cuatro o cinco perturbados negarles con el título de ingeniero los que maltratan a los ciudadanos y abusan de los débiles. Es todo el aparato represor del Estado el que se ha volcado en esa sucia tarea, correspondiendo un papel singular a los jueces y el título de comparsas complacientes a todas las demás instituciones del Estado, salvo si se quiere la monarquía.
Aquí tenemos a la audiencia Nacional, el Tribunal Constitucional, el Consejo de Estado, el Consejo Asesor de Obras Públicas, el Consejo General del Poder Judicial, por supuesto las Cortes Generales y otros organismos del mismo o parecido tono, aunando esfuerzos para que un Estado represor cuyo gobierno ha sido comprado por las multinacionales pueda aplastar toda crítica, toda resistencia o toda discrepancia.
Voy a tener el gusto de referirme a una sentencia de la Audiencia Nacional relativa a la terminación anticipada de una concesión administrativa en una localidad de cuyo nombre no quiero acordarme ni falta que hace.
Al concesionario los ingenieros de costas lo acusaron de construir una habitación de treinta y cinco metros cuadrados sobre la planta baja En la demanda judicial alegué que a otra familia unos años atrás se le tramitó expediente de la misma índole por la construcción de toda una primera planta de trescientos cincuenta metros cuadrados que duplicaba la primera y que se fue de rositas porque los animales del Consejo de Estado habían emitido un informe favorable a la legalización de la obra bajo pretexto de que no desentonaba con las demás viviendas del entorno.
Yo no sé qué gracia tendría aquella familia para obtener un favor tan singular de los rectos vocales del Consejo de Estado, pero tuvo un trato mucho más favorable que mis clientes.
En el procedimiento ante la Audiencia Nacional pedí reconocimiento judicial y que se incorporase copia del expediente de aquella familia tan afortunada. La Sala me dijo no a ambas cosas y luego puso una sentencia en la que me acusaba de no haber justificado la semejanza entre un caso y el otro, algo imposible sin acceso al expediente.
Pero eso no es todo. El pasado invierno, convencido de que nada puede esperarse en España de unos tribunales cuyos miembros son designados por los partidos políticos a través del politizadísino Consejo General del Poder Judicial, me quemé las pestañas para encontrar alguna norma de derecho comunitario europeo que llevarme a la boca para llevar ante el Tribunal de Justicia de Europa (no confundir con el Tribunal Europeo de Derechos Humanos) una cosa llamada cuestiones prejudiciales que básicamente consiste en que, siendo el mencionado tribunal el máximo intérprete del derecho comunitario. Cuando en el litigio es necesario aplicar derecho europeo se pueden plantear esas cuestiones prejudiciales al tribunal del Estado miembro. Y cuando encontré una norma que efectivamente me servía, creí que me encontraba ante un milagro que por fin me iba a permitir escapar a la tiranía y servilismo de unos tribunales que en realidad no lo son y encontrar por fin una justicia no controlada por el cáncer de los partidos políticos y por tanto independiente y limpia.
El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea establece que cuando no cabe ningún recurso judicial dentro del derecho interno, la remisión de las cuestiones prejudiciales es obligada, así que en apariencia los tenía pillados.
La magistrada ponente de la sentencia a que dio lugar este asunto es Doña Lourdes Sanz Calvo y aunque contra la sentencia no cabía recurso alguno consideró que no hacia falta remitir las cuestiones prejudiciales, que eran todas ellas claras y estaban perfectamente fundamentadas y planteadas.
No se sí os hacéis una idea de lo que significa esta sentencia. Ae trata de un acto de rebeldía de la Audiencia Nacional frente a las instituciones europeas. Sin ningún matiz ni condición, el Tratado de Funcionamiento establece la obligación del tribunal de remitir las cuestiones prejudiciales y la Audiencia Nacional simplemente dice que no le da la gana de hacerlo. Y te lo ponen en una sentencia muy digna con mucha prosopopeya, mucho sello oficial y mucha firma.
Esto, amigos, es lo que son los tribunales esoañoles. Y esto es lo que cabe esperar de ellos.

Anuncios

Una respuesta to “SEMBLANZA DE LOS TRIBUNALES DEL DESAFORTUNADO REINO DE ESPAÑA Y DE LOS MAGISTRADOS QUE LOS SIRVEN (I)”

  1. Pepe said

    La democracia perdió todo símbolo de igualdad cuando los mismos políticos quitan jueces y los ponen a su antojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: