AFICIONADOS ACONSEJANDO SOBRE DESLINDES (A PROPÓSITO DEL DESLINDE DE BENIDORM)

noviembre 14, 2013

@abogadodelmar

Esta mañana, en un apeo celebrado en Benidorm, había una señora mayor haciendo publicidad de una asociación de afectados por la ley de costas y dando consejos a los ciudadanos que habían sido convocados al acto.  El consejo consistía en que no firmaran nada y carecerá de consecuencias negativas por suerte, pero no porque sea correcto.

Las personas particulares que están al frente de una asociación ciudadana pueden y deben aconsejar a sus asociados, aunque sería mucho mejor que aconsejaran sobre cuestiones de las que entienden. Tuve la no muy buena suerte de colaborar con la extinta y enterrada Asociación de Vecinos del Litoral Español, y puedo confirmar que su presidente se sentía muy cómodo en el papel de consejero legal a pesar de que no sabía nada de Derecho. Entiendo que estas personas, llevadas de su celo y portadoras de ciertos conocimientos superficiales sobre lo que han leído o escuchado, pueden sentirse tentadas de decir a los afectados qué deben hacer y no hacer con motivo de un deslinde, pero la iniciativa tiene sus riesgos (sobre todo para el aconsejado, no para el consejero).

Vean los afectados por el deslinde de Benidorm lo que dice el artículo 22.3 del reglamento de costas:

Obtenida la información a que se refiere la letra c) del apartado anterior, el Servicio Periférico de Costas citará sobre el terreno con una antelación mínima de diez días, conjuntamente o agrupados por tramos del deslinde, a los titulares individuales o a los representantes de las comunidades de propietarios cuando estuvieran constituidas, para mostrarles la delimitación provisional del dominio público mediante su apeo, pudiendo dicho Servicio levantar acta, donde se hará constar la conformidad o disconformidad de los asistentes, quienes, en este último caso, dispondrán de un plazo de quince días para formular alegaciones y proponer motivadamente una delimitación alternativa.

Quiere esto decir que quienes no hayan mostrado su disconformidad no tienen derecho a formular alegaciones. Esto de que te quiten la casa y no puedas ni siquiera protestar con un escrito de alegaciones, claro esta, es algo muy grave que teóricamente le podría suceder a los aconsejados de hoy, porque el que no firme nada no puede mostrar su desacuerdo.

Lo que sucede es que por suerte los propios ingenieros de Costas comprenden que esa parte del reglamento de costas  carece de sentido y permiten que todo el mundo formule la defensa que tenga por conveniente. Pero esto no transforma en bueno un consejo que no lo es. Si el resultado es inocuo es por el mismo motivo por el que un taxista puede recomendar un antibiótico, siempre que por pura casualidad el antibiótico no mate o lesione a quien recibe el consejo.

En cualquier caso, nos podríamos encontrar con que algún funcionario o autoridad, de este gobierno o de otro que lo sustituyera, entendiese que el reglamento debe aplicarse tal cual está escrito y adoptara la iniciativa de devolver sus alegaciones a todos los que siguieron el consejo de no firmar nada. Seguramente los jueces sustentarían este punto de vista. Después de todo, el reglamento de costas no prevé en su regulación del procedimiento que pueda haber periodo probatorio, ni se pueda practicar prueba alguna, y la Audiencia Nacional tiene dicho que sí, que eso está muy bien, y que si el Jefe de Costas dice que no se abre periodo probatorio, tú a callar. Lo mismo podría hacer con el caso de los que pretendan oponerse al deslinde sin haber mostrado su oposición en el apeo, en el caso de que a algún iluminado de la DGC se le ocurriera aplicar el reglamento de costas tal como está escrito.

Acabo de llegar de una reunión en la Dirección General de Costas no precisamente bonita ni relajada. La única conclusión de los clientes ha sido que menos mal que iban conmigo, porque en otro caso se los habrían comido con papas. Y es así. Ni siquiera los propios abogados no especializados entienden de esto.

Hay personas que consideran que los abogados no resuelven nada y que creen que es mejor resolver los asuntos de costas en los despachos. Todas las opiniones son respetables, aunque la mía es distinta. En todo caso, la opinión que cuenta es la de los ciudadanos que directamente ven peligrar sus propiedades como consecuencia de un deslinde.

José Ortega

Abogado   http://www.costasmaritimas.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: