VEINTICUATRO AÑOS DE LEY DE COSTAS

julio 13, 2012

La ley de costas, que nació con el digno propósito de rescatar el litoral de una muerte segura, supuso sin embargo un despropósito histórico y abrió el paso a un peculiar periodo de arbitrariedad. Mucho se puede hablar de su aplicación retroactiva o del carácter caprichoso de los deslindes, pero quizá la almendra del tema sea el desafortunado tratamiento del hecho expropiatorio. Por primera vez desde la primera ley de puertos de 1880, el Estado se atrevía a dar el paso de asignar, sin la previa declaración del juez de primera instancia, eficacia civil a la decisión administrativa sobre el deslinde. Esta novedad precipitó un drama mal gestionado y peor resuelto por funcionarios, políticos y jueces.
El Tribunal Constitucional reconoció que el deslinde opera una expropiación especial, pero resolvió que la concesión sobre las antiguas propiedades era una indemnización suficiente. España, como se ve, aspira a vivir por encima de sus posibilidades: Quiere limpiar las costas pero carece de recursos económicos para conseguirlo de forma decente, es decir, indemnizando la expropiación con suficiencia.
Pero la Administración no tramitaba los expedientes de concesión incluso cuando estaba obligada a hacerlo de oficio, dando lugar a un singular limbo jurídico en el que nadie, ni los ocupantes ni el Estado, sabían cuáles eran los derechos ni los deberes de los primeros. Aún peor: La Administración, salvo excepciones, sólo otorgaba la concesión como trámite previo a su rescate con motivo de una obra pública. Obvio: Si no tienes nada, no te pueden quitar esa nada, así que primero te la daban y en un pestañeo te la quitaban. Y por un precio ridículo, ya que la Administración, de forma inexplicable, aplicaba el criterio de los chiringuitos, según el cual el valor de la indemnización por rescate es equivalente al importe no amortizado de la obra. El valor del suelo, que es público, obviamente no se tiene en cuenta. Pues bien: Resulta particularmente abusivo aplicar este mismo criterio a los ciudadanos a quienes el deslinde les ha expropiado tanto el edificio como el suelo. Entre otros casos, a un vecino de Cádiz le rescaten la concesión de su vivienda en parcela de ochocientos metros cuadrados por un total de 136 euros.
Esta situación se hizo tan irresistible bajo el impulso de Cristina Narbona, que los ciudadanos se unieron en la Plataforma Nacional de Afectados por la Ley de Costas, plantearon una queja en el Parlamento Europeo y consiguieron que esta institución reclamara la reforma de la ley de costas cuya primicia acaba de hacer pública el Consejo de Ministros.
Uno de los aspectos acertados de esta reforma es la posibilidad de ampliación de las concesiones en 75 años adicionales y la posibilidad de que éstas puedan ser objeto de compraventa. La primera medida incrementa el valor de la indemnización por la privación de la propiedad. La segunda garantiza a las concesiones un precio de mercado que deberá ser tenido en cuenta al valorar el rescate, impidiendo abusos indebidos. Nunca se conseguirá, no obstante, que las víctimas de la ley reconozcan que la concesión, sea cual sea su plazo, es indemnización suficiente por la pérdida de la propiedad.
La reforma omite modificar la definición de zona marítimo terrestre pero introduce limitaciones a la de playa. Aporta una deseable coordinación con el Registro de la Propiedad, pero incurre en inconstitucionalidad en su reforma del artículo 119, al atribuir al Estado facultades sobre la servidumbre de protección. Su anexo de núcleos que escapan al dominio público amenaza tormenta por agravios comparativos. En resumen: El texto es una mezcla de virtudes y carencias que amenaza con irritar a todos y no contentar a nadie y que augura un debate público intenso. De todo esto lo único cierto es que los hechos que estamos viviendo son la escenificación de la victoria de los ciudadanos sobre el aparato del Estado.

José Ortega
Abogado

Anuncios

3 comentarios to “VEINTICUATRO AÑOS DE LEY DE COSTAS”

  1. nerjeño said

    Aunque no conozco los detalles del anteproyecto, lo que se ha conocido parece mejora los aspectos mas conflictivos de la todavía actual Ley de Costas, aunque como dices, esos núcleos excepcionados probablemente generaran agravios comparativos.
    Espero que manteniendo el espíritu que trasluce en el trámite parlamentario puedan pulirse las aristas.

  2. Sofia said

    Primero de todo felicidades a los miles de favorecidos de una u otra forma, y tambien agradecer de verdad al gobierno su actitud.
    Sin embargo, tengo una duda sobre los nucleos propuestos para desafectar (q me parece muy, muy bien SI), pero y los otros? Porque, unos si y otros no? Unos han insistido mas? En fin la justicia llega poco a poco de todos modos y se ve la buena voluntad del PP , frente al cerramiento senil del PSOE durante tantos anyos.
    Sigue oliendo a desigualdad de trato, y a que seguirán habiendo reclamaciones justas.
    De momento veamos lo bueno, esperemos que se apruebe el cambio para hacer la fiesta oficial. Enhorabuena otra vez a todos los afectados!
    Saludos,
    Sofia
    Saludos

  3. Sofia said

    Hola de nuevo,
    Pero aun podrían mejorar esta reforma antes de aprobarla, asi que hay que seguir sugiriendo al gobierno.
    Lo mas justo y facil y económico, seria que pongan un articulo apelando a la irretroactividad de la ley, con lo cual lo legal antes del 1988 sigue siendolo. y basta!
    Que no esta bien eso de luego con otros gobiernos ya se vera…
    Se puede plantear un régimen especial en las islas y algún sitio mas quizás , como puertos.
    Pq tampoco entiendo q unas zonas las expropien y sean de dominio patrimonial de las Adnes Publicas, no es simplem como entendí primero q las desafectan, es q ahora las gestionara el estado o admin. Esto no se si es bueno tampoco para un propietario
    Te agradecería explicaras un poco mas cuando puedas y que insistas- insistais – amos , en lo de la no retroactividad. No es tarde.
    Gracias
    Sofia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: