Levante-EMV.com » Castelló
Los afectados por la Ley de Costas piden a Arias Cañete que ´incluya´ sus peticiones
La plataforma provincial ha pedido una reunión al ministro para solicitar la paralización de los deslindes y las demoliciones

http://www.levante-emv.com/castello/2012/01/15/afectados-ley-costas-piden-arias-canete-incluya-peticiones/872662.html

ANA BURGOS CASTELLÓ
Los municipios de la provincia de Castelló afectados por la Ley de Costas se mueven entre la expectación, la acción y la cautela ante la intención del nuevo ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, de priorizar una “revisión” de la norma para lograr que su articulado combine el desarrollo económico y la protección de los recursos naturales.
Mientras algunas localidades de la zona Sur de la costa castellonense ven en el anuncio una oportunidad para hacer realidad sus reivindicaciones, desde otros colectivos que aglutinan a entidades de diversos puntos del territorio nacional alertan de las “dificultades” que entraña consensuar un texto que satisfaga a todas las partes implicadas.
Por el momento, en las comarcas castellonenses la Plataforma Provincial de Afectados por Costas ya ha remitido al Ministerio una carta en la que solicitan una reunión con el fin de trasladar sus reivindicaciones. “Después de 23 años es importante que se nos haya abierto esta posibilidad”, indicó el portavoz de la entidad, Mario García, quien destacó que “lo que queremos es que se cuente con los municipios afectados, que se nos escuche y, si tenemos razón, que nuestras reivindicaciones queden contempladas en esa modificación”.
“Nuestro objetivo no es abusar de la Ley o hacer grandes construcciones, sino proteger el legado histórico, paralizar los deslindes, las órdenes derribo y regenerar nuestra costa”, aseveró el también alcalde de Nules que, en el caso concreto de las afecciones en la localidad, recordó que “tenemos 242 viviendas, las últimas de los años 70 y la primera de 1914”. Por su parte, la representante de los afectados de la playa de Nules, Marisol Ballester, apeló a la “prudencia” y detalló que “vamos a esperar unos días para hacer valoraciones”. “Hemos convocado una reunión de la junta de la plataforma para esta semana y también mantendremos un encuentro con el alcalde para definir nuestras acciones”, dijo.
Junto a Nules, Almenara también ha comenzado a mover ficha para que el nuevo ministro atienda sus peticiones. “Solicitaremos reuniones con el ministro y el responsable de Costas para exigir que se haga todo lo posible y lo antes posible para frenar la regresión, un tema que pasa por las escolleras”, especificó la edil responsable de Costas y Medio Ambiente, Estíbaliz Pérez, quien matizó que “en materia de deslindes nosotros siempre hemos defendido que la playa se quede como esté ahora, pero entendemos que, cuando nos hagan las escolleras y se gane terreno al mar, habrá que hacer un deslinde en esos terrenos ganados para frenar la regresión”.
Desde la plataforma cívica para la defensa de la costa de Almenara, más conocida como Plataforma Espigones de Almenara, su presidente, Cristóbal Gómez, también se mostró prudente respecto a los pasos a seguir.
“La próxima semana mantendremos una reunión para ver qué medidas vamos a tomar y el 11 de febrero celebraremos una asamblea para informar a los afectados”, declaró Gómez, que aseguró no obstante que “aunque no haremos nada hasta conocer en qué consisten exactamente los cambios, mantendremos nuestro programa de movilizaciones si es necesario”.
A finales del pasado mes de noviembre la dirección provincial de Costas derribó una vivienda en Almenara a pesar de que sus propietarios disponían de una orden de la dirección nacional en la que se garantizaba que se paralizaba el proceso hasta que se resolvieran los recursos pendientes. Su propietario, Fernando Ramia, valoró que “las declaraciones del ministro son solo una declaración de intenciones y aún es pronto para valorar, porque está todo el en aire”. “Convocaremos una reunión entre finales de este mes y principios de febrero para decidir qué hacemos los afectados de Almenara y ver la posibilidad de reclamar que se mantenga lo que queda en pie y recuperar lo que ha sido demolido”.

Retroactividad y condiciones
Precisamente la retroactividad de la nueva normativa, en caso de que finalmente salga adelante, es una de las demandas de la Plataforma Nacional de los Afectados por la Ley de Costas. Su portavoz, José Ortega, alertó de la “dificultad” de consensuar un texto que satisfaga los intereses de las partes en litigio y ratificó que “es primordial que se tenga en cuenta nuestra opinión a la hora de ejecutar esas modificaciones y que se salvaguarden los derechos de las personas que han sido víctimas de esta Ley”. “No hay que olvidar en que el 90% del territorio ya ha sido deslindado, con lo cual de poco serviría una norma sin efectos retroactivos”, apuntó. Además, expresó su “deseo” de que esta reforma “no sirva para convalidar situaciones de expolio del dominio público, construir nuevos hoteles en la arena o premiar a quienes han levantado construcciones robando un espacio que es de todos”.
El representante de la entidad nacional también aludió a la problemática de las instalaciones temporales, como los chiringuitos, A su juicio, sería una “traición” que el cambio “se hiciera para permitir que las concesiones en dominio público pudieran ser por más años, porque personas que no tienen un derecho consolidado, como en el caso de algunos merenderos o chiringuitos, podrían ver esos derechos ampliados y consolidados en detrimento de quienes han ahorrado y tienen allí su proyecto de vida”.

Anuncios

Os dejo aquí el vinculo a la publicación de La victoria de los que se fueron en Noticias de Lanzarote y contesto a algunos comentarios del post anterior, donde me dicen que soy demasiado optimista. No existe tal optimismo. Lo que tengo es recelo y lo he escrito en el blog aparte de decirlo a ABC y a Levante. Si creemos que esto aaba aquí estamos confundidos. Es ahora usando empieza una dosis de trabajo bastante duro, incluyendo las peticiones de que estos señores nos escuchen, las reuniones vacías de contenido y algunas cos más que caracterizan a este tipo de situaciones. Y ya veremos. De momento el PSOE ha pedido ladinamente que acaben los deslindes que quedan ella costa antes de reformar la ley, lo que implica destruir la vida de más ciudadanos y desde luego cero efecto retroactivo de la reforma. Así que la clave del tema está en si el PP ha pensado en una reforma vacía de contenido al estar todo el territorio deslindado. Esto ya me lo adelantaron hace común año.
Lo que sucede es que es inevitable pararse a tomar aire ante un anuncio tan contundente y que ese anuncio, sólo ese anuncio, representa el reconocimiento público de que nosotros teníamos razón y ellos no.
En cuanto a lo que dicen algunos comentarios sobre que el PP no hizo nada durante su anterior mayoría absoluta, no es cierto. Introdujeron en la ley una reforma de 2002 bastante juiciosa que entre otras cosas consiguió que los expedientes no se alarguen hasta quince años o más, omo solían.

http://www.noticiasdelanzarote.com/index.php/opinion/articulos-de-opinion/10648-la-victoria-de-los-que-se-fueron-con-saludos-a-pina-marti-y-terradez-por-jose-ortega

Hay algo de tierno, de heroico y de loco en unas cuantas personas que se conjuran para desafiar a todo un aparato de poder. Un aparato de poder que va mucho más allá y es mucho más fuerte que un gobierno. Se trata de un entramado que incluye el Parlamento, la policía, el Defensor del Pueblo, los jueces, los medios de comunicación y puede que se me escape algo.

Esos alfeñiques creen que pueden inquietar a aquella mole pesada, a esa maquinaria infalible, a esos poderosos políticos que pronuncian la palabra democracia cada diez minutos al tiempo que firman y deciden lo que sea en contra de los ciudadanos.

Esos alfeñiques, esos ciudadanos sin más arma que la razón, han triunfado. Los señores investidos de aquel poder inmenso se han tragado hoy su orgullo y se vuelven a casa mirándose los pies, con cara de contrariedad y creo que con malos pensamientos. La palabra humillar significa forzar a otro a adoptar una actitud humilde. Es lo que les ha sucedido a los ingenieros de costas el día en que el nuevo Ministro ha anunciado la reforma de la ley. Que se han vuelto humildes a la fuerza.

Hicimos todo lo que no esperaba el arrogante Gobierno socialista del talante. Ellos esperaban una o dos manifestaciones con una o dos pancartas y en vez de eso nosotros escribimos un informe extenso, razonado y escandaloso sobre sus abusos. Ellos esperaban que llamásemos en vano a los medios de comunicación adiestrados para hacernos el vacío y en vez de eso nosotros convocamos una rueda de prensa sólo para periodistas extranjeros. Ellos esperaban que fuésemos a llamar en vano a las puertas de sus palacios cerrados a cal y canto y en cambio nosotros los ignoramos y marchamos con mucha esperanza al Parlamento Europeo. Ellos confiaban en tirar a la papelera nuestras peticiones y en vez de eso les llovieron las quejas de los parlamentarios europeos. Ellos creían que podrían marearnos y torearnos en alguna entrevista de trámite y en lugar de eso recibieron una dura reprimenda en directo en la Comisión de Peticiones.

No fue con fuerza, sino con astucia como Ulises burló a Polifemo, se desembarazó de Calypso y dio esquinazo a la bruja Circe. Hemos necesitado apurar la astucia para hacer algo parecido con nuestros propios gigantes tuertos, ninfas insidiosas y brujas heridas de odio, aunque desde luego no hemos escapado a que algunos de nuestros antiguos compañeros sean convertidos en cerdos. Ahora que Arias Cañete hace las veces de vigía que nos anuncia que Ítaca está por fin a la vista, necesito recordar a tres personas, justamente tres de aquellos alfeñiques tiernos, heroicos y locos.

Marcial Pina, un presidente de Comunidad de Arenales del Sol que poco antes de morir concluyó una extensa conversación telefónica conmigo con las palabras: “No nos deje, señor Ortega, no nos deje”. José Martí Deveses, un brillante Abogado mercantilista de Barcelona que me contrató para defender al colectivo de Oliva. Mi última conversación con él, en diciembre de 2008, fue para recibir su apoyo incondicional en un asunto realmente delicado. Su fallecimiento en la primavera siguiente lo viví como una traición personal y me dejó sin un amigo. Juan Miguel Terradez, que estuvo al frente del colectivo de La Casbah y me fue fiel frente a mis feroces aunque bobos enemigos de aquel entorno y por defenderme experimentó pérdidas y sufrimiento personal. Murió inesperadamente durante la pasada primavera dejándome una deuda de gratitud.

Amigos, esta batalla toca a su fin y la hemos ganado con una defensa basada en la templanza y la inteligencia. Como dice el maestro zen Dokushò Villalba, si entregamos nuestra sustancia vital a nuestros sueños, nuestros sueños se cumplirán, aunque quizá nosotros no estemos ahí para verlo. No estáis ya aquí, pero yo os lo cuento. Nuestros sueños se han cumplido o están en trance de cumplirse.

Resuena también en mí, con inmensa fuerza, el nombre de una pastor evangélica ecologista y miembro del Parlamento Europeo llamada Margret Auken, que nos apoyó cuando nadie daba un céntimo por nosotros. Toda la fuerza de nuestro órdago era el Parlamento Europeo. Sin él no teníamos nada. Y allí encontramos a Margret Auken, que escribió, desde sus convicciones ecologistas, las frases contundentes que fueron adoptadas por el pleno del Parlamento Europeo el 26 de marzo de 2009: España aplica la ley de costas con arbitrariedad, de forma retroactiva y sin indemnización suficiente, y debe proceder a su reforma.

A esta victoria le saldrán muchos padres, ya lo veréis. Los escucharéis en los medios de comunicación, aparecerán en las fotos oficiales y todo eso. Todos querrán asumir la paternidad de esta victoria. Pero que eso no nos importe. Nosotros hemos cumplido, hemos dado un ejemplo de civismo y hemos demostrado que cuando te decides a ejercer los derechos en lugar de dejarlos languidecer, puede funcionar. Para qué más.

No sé qué tipo de reforma es la que hay en la mente de Arias Cañete y sus asesores. Temo que no sea lo que esperamos, que sirva para cultivar más ladrillo en la arena o que se ciña a aliviar los problemas de los chiringuitos, dejando al margen a las víctimas inocentes. Pero vamos a pensar bien y vamos a confiar lo mismo que confiamos cuando iniciamos esta aventura que hoy apunta un final feliz.

Gracias a todos los que me habéis acompañado, apoyado y animado en este camino. Y gracias por formar conmigo esa cuadrilla de enanos insignificantes capaz de darle al monstruo la pedrada más gorda, contundente y decisiva que nunca jamás haya recibido.