MANIFIESTO DE VALENCIA

abril 17, 2011

  Hay muchas cosas que contar de la Jornada de estudio de la ley de costas  que la Plataforma celebró el pasado viernes. Quizá la más importante y conmovedora sea Adriana Terradez, hija de nuestro amigo y compañero de lucha Juan Miguel Terradez, leyendo el MANIFIESTO DE VALENCIA como un símbolo de la renovación y de un futuro limpio, digno y libre de miedos.

Aquí tenéis la grabación en video que hize con mi móvil y debajo el texto.

MANIFIESTO DE VALENCIA

Creemos en la necesidad del régimen público de las playas y costas y en el libre acceso de todos a estos espacios de manera libre y gratuita.

Creemos en la necesidad de impedir que prolifere la construcción en el litoral y de frenar la especulación inmobiliaria en las zonas costeras.

Creemos en la necesidad de preservar el difícil equilibrio de las costas.

No amparamos ni hemos amparado nunca a los que se apropian ilegalmente del dominio público y construyen sobre él con diversas excusas y subterfugios.

Creemos en la necesidad de una ley de costas que defienda con energía todos los principios anteriores y en un cuerpo de funcionarios dispuesto a hacerla cumplir con pleno convencimiento de la importancia de su misión.

Pero creemos también en la necesidad de conciliar esos fines con el respeto a los derechos individuales.

Creemos que la razón del culto o el servicio a la colectividad no es título suficiente para vulnerar los derechos de quienes también forman parte de esa misma colectividad.

Creemos que el bien común deja de ser común cuando se excluye de él a una parte y más aún cuando se obtiene a su costa.

Creemos que hasta el más noble de los objetivos queda pervertido por el empleo de medios innobles para obtenerlo.

Creemos que la aplicación retroactiva una ley restrictiva de derechos, como es la ley de costas, vulnera la Constitución y socava las bases de la convivencia.       

Creemos que los valores de la paciencia, el esfuerzo, el sacrificio, el trabajo, el ahorro y la ilusión merecen al menos la seguridad de saber que el Estado no nos lo podrá quitar todo y arruinar nuestras vidas sólo con trazar una línea sobre un plano, muchas veces sin cuidado, sin justificación y sin objetividad.

Creemos que la propiedad debe cumplir una función social y está supeditada a las necesidades de la comunidad, pero que no puede ser arrebatada sin una compensación decente que permita al que la quita mirar a los ojos al que la pierde sin sentir vergüenza.  

 Valoramos el fin que se ha propuesto el Estado de reconstruir las dunas antiguamente existentes en nuestra costa, pero recordamos que el cumplimiento de ese fin tiene un coste y que el Estado debe pagar ese coste en forma de indemnizaciones económicas de un importe en consonancia con el valor de los bienes de los que se priva a sus propietarios.

Creemos que es legítimo que el Estado regule las costas y que amplíe las definiciones del dominio público, pero no lo es que  pretenda hacerlo a coste cero y que esas legítimas aspiraciones sean financiadas por una parte de los ciudadanos con sus ahorros, su energía y su salud.

Necesitamos recuperar la confianza en el Estado y el convencimiento de que vivir juntos es algo deseable, y borrar la imagen del funcionario de Costas como un enemigo y un verdugo.

No somos especuladores, no somos privilegiados ni rebeldes, sino ciudadanos que aspiran a vivir en paz dentro de la ley siempre que la ley respete los principios fundamentales de la convivencia.

Reclamamos cambios razonables en la ley de costas, imprescindibles ajustes en su reglamento y un cuerpo de funcionarios que entiendan que están al servicio de los ciudadanos y que comprendan que en un gran número de casos el  avance del dominio público constituye la expropiación de bienes legítimamente adquiridos y que por lo tanto no pueden tratar a los habitantes de la costa como personas que han hecho algo mal o tienen algo que ocultar.   

Emplazamos al Estado, incluyendo Gobierno, Parlamento y partidos políticos, para introducir estas reformas a fin de que cada uno de nosotros pueda recuperar la fe en las instituciones, sin la cual no es posible la convivencia en sociedad, y de que el saludable objetivo de la protección de las costas se obtenga por procedimientos legítimos y desde bases justas y respetuosas con todos.

 

Anuncios

5 comentarios to “MANIFIESTO DE VALENCIA”

  1. Jose said

    Necesitamos saber más cosas de esa reunión.saludos y agradecimientos desde arenales del sol, edificio president.

  2. Nerjeño said

    Intachable : ¿Donde hay que firmar?

  3. Lola Ccortés said

    Mi más sincera enhorabuena a todos.
    Se puede decir más alto pero no más claro, y desde luego yo no sabría expresarlo mejor.
    Gracias por ponerles voz a tantos afectados como somos a lo largo y ancho de toda España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: