PLANETA CONCIENCIA

diciembre 21, 2010

Me he enterado hoy de que Planeta Conciencia publicó la iniciativa para celebrar el dia de la Constitución. Las fuerzas del bien convergen. Os dejo el vinculo para que podáis conocer otros contenidos de ese blog.
Anoche había 502 descargas de TODO ES MENTIRA en poco mas de un mes. Sin la ayuda de Planeta Conciencia no se entendería ese éxito.
Un saludo para todos los que tienen los ojos abiertos y especialmente para quienes los van abriendo. Como dicen, si luchamos podemos perder. Si no luchamos estamos perdidos.

http://planetaconciencia.blogspot.com/2010/12/todo-es-mentira.html

Anuncios

 

NOTA DE PRENSA

 EN RELACIÓN CON LA NOTA DE PRENSA DIFUNDIDA POR LA AGENCIA DE PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE URBANO Y NATURAL SOBRE EL DERRIBO DE LA VIVIENDA DE D. JOHAN Y DOÑA INGRID WEICHSELBAUM

 La Agencia de Protección del Medio Ambiente Urbano y Natural del Gobierno de Canarias ha remitido a los medios de comunicación una nota de prensa inusualmente extensa y prolija en la que explica los motivos que la han llevado al derribo de la vivienda de D. Johan y Dª Ingrid Weichselbaum en Guía de Isora.

Las mentiras para ser eficaces necesitan disfrazarse de verdad. Por eso contar verdades a medias es la forma más eficaz de mentir y eso es lo que ha hecho la Agencia, remitiendo una nota que contiene la verdad, pero no toda la verdad, y que resulta más un instrumento de propaganda que una información veraz sobre lo sucedido.

Lo sucedido es que la Agencia se ha conducido, en mi opinión, por una mezcla de despiste, error de derecho, renuncia a la responsabilidad, fanatismo, secreto culpable y, con motivo de esta nota, demagogia populista.

DESPISTE: Es cierto que la vivienda fue construida sin licencia, y eso está mal (aunque lo Sres Weichselbaum son compradores terceros de buena fe). Pero de modo sorprendente, la Agencia NO tramitó expediente administrativo de derribo por este motivo. El expediente se tramitó únicamente por invasión de la servidumbre de protección. En lugar de ordenar una investigación interna para averiguar quién fue el funcionario o autoridad responsable de que NUNCA se tramitara contra la vivienda un expediente de derribo por ausencia de licencia, la Agencia carga contra los ciudadanos ejecutando un derribo que, en la parte fuera de la servidumbre de protección, no está amparado por la previa elaboración de la decisión con audiencia de los interesados mediante un expediente administrativo.

 Los medios de comunicación deberían preguntar al Director de la Agencia: a) Si es cierto que NUNCA se tramitó un expediente de derribo por ausencia de licencia y que el único expediente lo fue por invasión de la servidumbre de protección b) Si es cierto que la servidumbre de protección, según el deslinde, sólo afectaba a la mitad de la casa y c) Si es cierto que se ha derribado o se está derribando la vivienda entera, incluyendo la parte que sólo está afectada por problemas de licencia sin previa tramitación de expediente de derribo por esos problemas de licencia d) Cómo es posible que se derribe un edificio sin previo expediente de derribo con audiencia de los interesados.  

El Tribunal Superior de Justicia dijo, desde luego, que la orden de la agencia de derribar toda la vivienda se ajustaba a derecho porque otra cosa supondría la legalización de una vivienda en suelo rústico. Con mucho respeto al tribunal, esto, sin embargo, es algo que no pueden hacer los jueces, porque en las sentencias no se puede introducir una cuestión nueva, que no ha sido estudiada ni resuelta en el expediente administrativo que se revisa. Y el expediente administrativo NO se tramitó por ausencia de licencia, sino por afección de la servidumbre de protección. La Agencia, en lugar de ampararse en esa sentencia (que no la vincula) debe responder a esta pregunta: ¿Es lícito derribar un edificio sin tramitar previamente expediente de derribo con audiencia de sus propietarios?

 ERROR DE DERECHO: En agosto de 2008 la Agencia notificó que se disponía a efectuar el derribo en ejecución material de sentencia (la que desestimó el primer recurso judicial contra el derribo). Con esto, se lavaba las manos frente a cualquier cuestión que pudiera aconsejar una suspensión o incluso una revisión del derribo, puesto que esa responsabilidad correspondía al juez cuya sentencia se estaba ejecutando. Desde el primer momento hicimos ver a la Agencia su error e insistimos en que las sentencias desestimatorias no se pueden ejecutar porque no contienen en su parte dispositiva una condena de dar, hacer o no hacer. Por tanto, la responsabilidad de decidir sobre una suspensión no correspondía a los jueces, sino a la misma Agencia, que estaba ejecutando su propia resolución administrativa y no la sentencia. El juez de lo contencioso núm. 1 dictó hace pocas semanas sentencia en el procedimiento 633/08 en la que reconocía que en este punto nosotros teníamos razón y la Agencia no, puesto que el derribo NO era una ejecución de sentencia sino la ejecución de un acto de la Administración. El corolario es que la responsabilidad de valorar y decidir cualquier circunstancia ordenada a una posible suspensión correspondía a la Agencia, no a los jueces.

Los medios  de comunicación deberían preguntar al Director de la Agencia si es cierto que desde agosto de 2008 hasta la sentencia del 633/08 estuvieron convencidos de que estaban dando lugar a una ejecución de sentencia y por lo tanto declinando toda responsabilidad en la suspensión y si salieron de ese error con motivo de la mencionada sentencia.

 RENUNCIA A LA RESPONSABILIDAD: Hay un hecho simple y es que la vivienda NO está en servidumbre de protección. Y otro, asociado al anterior, como es que a sus propietarios NO se les permitió enterarse de la tramitación del expediente de deslinde justamente porque cuando se estaba construyendo la vivienda en el mismo expediente se dejó constancia de que la misma estaba FUERA de la servidumbre de protección (Acompañada copia). Después, por un cambio de criterio en la aplicación de la ley, movieron la línea hacia dentro de manera que la casa quedó parcialmente afectada pero hubo un nuevo OLVIDO porque nadie se acordó de notificar esta circunstancia a los interesados, que quedaron de esta manera totalmente indefensos. Dichos interesados, a vista de la situación, formularon recurso contencioso administrativo contra el deslinde ante la Audiencia Nacional y solicitaron a la Agencia, el 4 de julio de 2009, de forma razonada y documentada (acompañando copia de la demanda ante la Audiencia Nacional) la suspensión del derribo hasta que ese tribunal dictara sentencia, es decir, hasta saber si realmente la vivienda estaba dentro o fuera de la servidumbre de protección. No puede negarse que la petición estaba fundada, y no parece imprudente suspender el derribo hasta que el tribunal decida si existe o no motivo para el mismo.

  En una reunión celebrada en la Agencia en enero de este año, las funcionarias que recibieron al interesado anunciaron que no pensaban responder a la solicitud de suspensión. No es que no pensaban acceder, es que no pensaban resolver. Transcribo aquí el artículo 42, párrafo primero de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común: La Administración está obligada a dictar resolución expresa en todos los procedimientos y a notificarla cualquiera que sea su forma de iniciación. Que unos funcionarios públicos te digan a la cara que no piensan responder a una solicitud fundada presentada por escrito, es algo realmente insólito que se pensaba que sólo podría suceder en extremos del mundo en vías de civilización, no en España. La única forma de entender esta actitud es que las funcionarias, con error que luego evidenció la sentencia del procedimiento 633/08, creían que estaban ejecutando una sentencia y que la responsabilidad de suspender era de los jueces, no de la Agencia.

La nota de prensa de la Agencia enumera todas y cada una de las decisiones de los jueces ordenadas a no suspender la ejecución. Esas decisiones se dictaron en el curso de distintos procedimientos judiciales fundados en diversas causas. Esa insistencia de la Agencia en dotarse de una coraza formada por las decisiones judiciales constituye un tic nervioso que confirma que aún no se ha enterado de que la responsabilidad sobre la solicitud de suspensión dirigida a la Administración es de la Administración, no de los jueces. La cuestión a debatir es a) Si la Agencia estaba obligada a responder a la solicitud de suspensión y b) Si la solicitud estaba bastante fundada en derecho como para acceder a la misma. Repito que NO estamos ante una ejecución de sentencia y por lo tanto la decisión sobre la suspensión NO es de los jueces (aunque se les haya podido pedir en el marco de procedimientos concretos) sino de la propia Agencia. Por tanto, la enumeración en esa nota de prensa de tantas decisiones judiciales desestimando una petición de suspensión es algo que no viene al caso sino tangencialmente y que sólo sirve a la Agencia como cortina de humo para ocultar su violación de la ley al decidir NO RESOLVER una solicitud escrita y razonada.

Un hecho que denota que la Agencia acusó el golpe de la sentencia dictada en el 633/08 (que desmentía su pretensión de estar ejecutando una sentencia y por tanto devolvía la responsabilidad sobre la suspensión a la propia Agencia) es que al poco tiempo de dictarse la misma, de forma extraordinariamente precipitada y en vísperas del derribo (el 26 de noviembre), se resolvió por fin sobre la solicitud de suspensión, remitiendo la decisión a este Letrado simultáneamente por casi todos los medios posibles: Fax,  correo electrónico y correo certificado con acuse de recibo.

Los medios de comunicación deberían preguntar al Director de la Agencia cómo es posible que una Administración pueda violar la ley declarando de modo expreso que no piensa responder a una solicitud escrita y razonada formulada por los ciudadanos.

FANATISMO: El juez de lo contencioso núm. 4 dictó medida cautelar urgente el mismo día 26 de noviembre, suspendiendo in extremis el derribo, y la levantó posteriormente el día 2 de diciembre. El problema es que el juez parece que notificó el levantamiento de la medida a la Agencia el mismo día 2, pero no al Procurador del Sr. Weichselbaum, por lo que cuando el equipo de demolición se presentó en la vivienda sobre las nueve de la mañana del día 3, ni el Procurador, ni el Letrado, ni D. Johan ni su esposa Doña Ingrid sabían que el derribo ya no estaba suspendido. Parece, por tanto, congruente hablar de fanatismo, de intencionalidad y de tácticas militares en la actitud de sorprender a los interesados en su sueño o en su desayuno. La Agencia se aprovechó de un desequilibrio procesal causado por el juzgado, es de suponer que sin intencionalidad pero con catastróficas consecuencias como hemos visto.

D. Johan Weicselbaum fue sacado a la fuerza de su casa y no se atreve a volver para inspeccionar sus enseres por miedo a la policía. No sabe nada de sus enseres personales por este motivo.

Cuando me refiero en este apartado a fanatismo quiero aludir a que las funcionarias encargadas acabaron tomándose la cuestión como un tema personal, algo que no debería suceder nunca en la función pública, en particular porque destruye la obligación constitucional de objetividad que pesa sobre la Administración.

SECRETO CULPABLE: Un ciudadano quiso hacer fotografías del derribo con su teléfono móvil y la policía se lo impidió a pesar de que la libertad de información es un derecho constitucional y de que el ciudadano estaba intentando fotografiar una propiedad privada con el consentimiento de su titular. Si todo era legal y conforme ¿Por qué dar a la policía instrucciones para impedir las fotografías? Creo que por el mismo motivo por el que se habla en la nota de prensa de la Agencia de “vivienda de lujo”: Por no soportar la pérdida de popularidad y votos que debe llevar consigo una acción de este carácter.

Los medios de comunicación deberían preguntar al Director de la Agencia a) Quién  y sobre todo por qué dio a la policía instrucciones para impedir que se hicieran fotografías b) Si considera que está justificada la violación de este derecho constitucional y, en su caso, los motivos y c) Si, en caso de encontrar que la práctica es reprobable, ha ordenado la apertura de una investigación interna y/o de un expediente disciplinario contra los responsables. 

DEMAGOGIA POPULISTA: La nota de prensa de la Agencia resulta sorprendentemente populista y  demagógica al poner en su titular que lo que se ha derribado es una vivienda “de lujo”. Con esto, de forma que parece estudiada por publicistas, se pretende poner a la opinión pública en contra de los afectados por el mero hecho de no ser pobres. Esta, en mi opinión, es una forma muy baja de sacudirse la responsabilidad por unos hechos que creo indebidos: La igualdad ante la ley, que proclaman la Constitución y diversos tratados internacionales, prohíbe no sólo la discriminación de los pobres por ser pobres. También la de los ricos por ser ricos. En una sociedad donde todos deben convivir en paz, resulta inquietante que los mismos poderes públicos fomenten la exclusión de los ciudadanos que puedan tener más medios de fortuna sólo por tenerlos.

 Lo que ha sucedido a los Sres. Weichselbaum le puede suceder a cualquiera en esta España desafortunada en la que como te toque la chica vas listo. La opinión pública debe juzgar si es de recibo esta situación: Se construye una vivienda, la Dirección General de Costas dice que está FUERA de la servidumbre de protección, por lo que no notifican a los propietarios el expediente de deslinde. Luego cambian el criterio de aplicación de la ley (Ilegalmente, lo hablaremos otro día) y meten la línea al interior, ocupando media casa, pero no se lo dicen a los propietarios, por lo que éstos no se enteran y desde luego no puede decirse que hayan infringido ninguna ley y menos la de costas (La casa se construyó durante el periodo en el que la propia Dirección General de Costas decía que estaba FUERA de la servidumbre de protección). Años después, la Agencia tramita un derribo por invasión de la servidumbre de protección (un pecado que los propietarios desconocían) y cuando impugnan el deslinde para que re reconozca que el expediente de deslinde se tramitó con indefensión (es evidente) y la vivienda no está en servidumbre de protección (se aportaron argumentos sólidos), la Agencia, en lugar de esperar a ver qué sucede, decide destruir la vivienda antes de tiempo, despreciando a los ciudadanos hasta el extremo de decirles que ni siquiera piensa responder a su solicitud de suspensión. 

En vísperas del derribo remití una carta a D. Paulino Rivero, a D. Domingo Berriel y a D. Pedro Pacheco advirtiéndoles de esta situación. Dejemos al margen al Presidente, que para eso tiene muchas obligaciones. Yo creo que a D. Domingo y a D. Pedro los deberían destituir por estos hechos.  Y, en todo caso, mi opinión es que Coalición Canaria, si sigue interesada en presentarse en público como defensora de los afectados por la ley de costas, debería a sacar al Sr. Berriel de las listas electorales que tienen que elaborar dentro de poco. Si no lo hace así, estarán demostrando a los ciudadanos que lo único que quiere es pescar votos pero que en realidad los afectados le importan un bledo.  De momento, el Gobierno de Canarias ya está denunciado ante el Parlamento Europeo por estos hechos y supongo que si Berriel sigue al frente seguirán más denuncias.

 José Ortega

Abogado

En representación de D. Johan y Da. Ingrid Weichselbaum

NOTA DE PRENSA DE LA AGENCIA

 

Derriban un chalet de lujo ilegal en Guía de Isora que invadía la zona de servidumbre de protección de la costaLa Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (Apmun) del Gobierno de Canarias está procediendo, desde el pasado día 3 de diciembre, a la demolición forzosa de una vivienda unifamiliar aislada de dos plantas de altura, con una superficie de 358 metros cuadrados, más garajes, piscina, cuartos anexos y zonas ajardinadas, situada en la costa de Guía de Isora.

Esta vivienda invadía la zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo terrestre, careciendo de la preceptiva autorización conforme a la Ley 22/1988 de Costas y su construcción fue finalizada en el año 2000, siendo valorada en el año 2001 en la cantidad de 303.466,74 euros.

El expediente se inició en 1995, con la denuncia de la entonces Dirección General de Disciplina Urbanística y Medioambiental a un primer comprador, y en el año 1999 se produjo la venta al actual propietario, en forma de finca rústica y sin edificación alguna.

Se había solicitado autorización para la realización de una vivienda en esa zona que fue denegada en noviembre del año 1994, resolución que fue impugnada por la vía administrativa, pero con confirmación de su denegación, continuando el interesado con la vía contencioso administrativa que confirma la denegación.

Aún así, se iniciaron las obras y fueron objeto de suspensión administrativa, acto que también es impugnado en la vía contenciosa, que mantiene la suspensión en 1999. Ya en el año 2000, se comprueba que, a pesar de la suspensión, las obras han continuado y se han ampliado, constatándose además que gran parte de las mismas se habían ejecutado dentro de zona de servidumbre de protección.

La demolición se acordó en el año 2003 y se otorgó al interesado el plazo de un mes para aportar proyecto de demolición, con el fin de de posibilitar la demolición voluntaria y con la advertencia de que de no cumplimentar ese trámite, se procedería a la ejecución forzosa.

Esta resolución es firme, al ser recurrida y reconocida conforme a derecho por sentencia de Juzgado de la Sala de lo contencioso-administrativo de 2006, confirmada por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que ratificó expresamente la demolición de la totalidad de las obras. Ante la falta de ejecución voluntaria, se dictó ya en 2008 la ejecución forzosa, que nuevamente fue recurrida y nuevamente desestimada.

Además, en este expediente figuran cinco decisiones de Juzgados de lo contencioso-administrativo, denegando medidas cautelares de suspensión de la ejecución de esta demolición. Pese a ello, y fijada por último la demolición para el día 29 de noviembre de 2010, es nuevamente solicitada la suspensión de la misma y de nuevo denegada – ya por sexta vez – el 2 de diciembre pasado.

En la última denegación de suspensión se indica expresamente por el Juez de lo Contencioso-Administrativo que en la petición del interesado “no se aprecia la existencia de apariencia de buen derecho, sino más bien de temeridad procesal en la pretensión del actor, que ha venido obstaculizando la acción de la Administración de ejercicio de la potestad de reposición de la legalidad urbanística desde 2003”.

Indica asimismo que “ante los intereses en conflicto prevalece el interés general demorado siete años, ante el interés particular que ha agotado los recursos tanto útiles como artificiales para su defensa”. La demolición se acometió bajo la dirección y supervisión de la Agencia y es ejecutada materialmente por una empresa designada en forma legal a tal efecto.

La Apmun comunicó a los ocupantes de la vivienda la necesidad de desalojar la misma para la ejecución, desalojo que se produjo con retirada de los efectos personales que estos estimaron en maletas, abandonando el resto de los numerosos enseres existentes en la vivienda.

Éstos fueron trasladados por una empresa especializada en transporte y custodia de enseres, donde estarán a disposición de los propietarios previo pago de los costes derivados. La retirada de los residuos implicará que la demolición no se encuentre finalizada hasta la próxima semana.


ZEITGEIST

diciembre 8, 2010

Vedlo y difundidlo.

TODO ES MENTIRA es como una conversación de café comparado con esto. Todo el mundo debe conocerlo.

 Esto ya lo he escrito antes en este blog, y me gusta repetirlo. Es uno de mis pensamientos favoritos: No importa que la utopía sea inalcanzable, porque perseguirla nos ennoblece. Es una expresión del filósofo alemán Max Frisch, que aunque no huibiera escrito otra cosa, con esto ya tendría bastante. Como se dice en TODO ES MENTIRA, no se puede cambiar el sistema, lo que no significa que no haya que intentarlo.

Ayer 223 personas celebraron la Constitución enviando cartas a los diputados en las que reclamaban una democracia real y el fin de la pobreza y la guerra en el mundo. No nos lo concederán, pero ahora saben que sabemos. A  mí me ha gustado mucho este intento ingenuo hasta el surrealismo de que los diputados hagan justamente aquéllo para lo que fueron elegidos.

Mañana no seremos 223, sino muchos más. Un día seremos tantos que dejaremos a los políticos hablando solos mientras largan sus discursos vacíos, para que tengan que contarle el mismo rollo de siempre a las lagartijas y a las telarañas del techo mientras nosotros nos concentramos en hacer algo verdaderamente útil.

La jornada de ayer ha sido un éxito de las personas de buena fe que no aceptan la manipulación, la mentira y la dictadura encubierta. Queremos la Constitución, queremos la libertad y queremos la democracia, no este sistema indecente que quieren hacer pasar por bueno como cuando te colocan en la carnicería un cuarto de carne caducada.

 Gracias, enhorabuena y mucha esperanza para todos.

 ¡Sí podemos!

  Os pego aquí el vínculo a TODO ES MENTIRA, para el que no se lo haya bajado:

 http://www.mediafire.com/?rt4dh57jp4orw7u
 Y el vínculo a MANIFIESTO PARA UNA ECONOMÍA VERDE:

 http://www.mediafire.com/?60ijry2dsqo02ze

Karin Koberling acaba de enviarme este correo, donde se da cuenta de que el Parlamento Europeo ha puesto en marcha el procedimiento para regular a final de este mismo año el  la iniciativa legislativa popular europea con un millón de firmas.

De interés para darle un toque a la ley de costas, porque con una iniciativa legislativa popular interna (500.000 firmas) los ciudadanos europeos no españoles se quedan pasando la mano por la pared. 

Pego el mensaje:

An agreement on the “citizens’ initiative”, the new tool introduced by the Lisbon Treaty whereby one million citizens can ask the Commission for a new EU law, has been reached by Constitutional Affairs Committee MEPs and Commission and Council delegates. The three-way discussions were concluded late on Monday 6 December. Parliament’s negotiating team consisted of the Constitutional Affairs Committee rapporteurs, Alain Lamassoure (EPP, FR) and Zita Gurmai (S&D, HU), and the two Petitions Committee rapporteurs, Diana Wallis (ALDE, UK) and Gerald Häfner (Greens/EFA, DE), as well as the shadow rapporteurs Helmut Scholz (GUE/NGL, DE) and Morten Messerschmidt (EFD, DK). Key achievements The MEPs’ main aim in the negotiations was to make the citizens’ initiative as simple and user-friendly as possible and to avoid causing frustration to citizens. Parliament’s key demands were accepted in the discussions: the admissibility check on an initiative will be made at the point of registration, not after 300,000 signatures have already been collected, to ensure the initiatives are well-founded and have a European dimension, a citizens’ committee of at least seven members coming from seven Member States should be set up to register an initiative, the signatories must come from a minimum number of Member States: this minimum was reduced to one-quarter of the Member States; the original proposal was one-third, whereas MEPs had suggested one-fifth, the Commission will help initiative organisers by providing a user-friendly guide and setting up a point of contact, if an initiative manages to collect one million signatures, a proper follow-up will be guaranteed, including a public hearing, and the regulation will be reviewed after three years, and not after five years as the Commission originally proposed. The institutions also reached a compromise on the difficult issue of how to verify the authenticity of signatures. It is up to Member States to do this, and the method of verifying identity differs significantly from country to country. MEPs wanted to make the signing of an initiative as easy as possible, by requiring as little personal information as possible. According to the compromise, Member States will have some flexibility in choosing which information is required in each country. Next steps Parliament’s Constitutional Affairs Committee will vote on the agreed text on Monday, 13 December. Parliament is expected to vote on the final regulation at its plenary session on 16 December. The Council is also committed to approving the regulation by the end of this year. The Member States will then have one year to incorporate the new legislation into national law.

 Mi hija pequeña tiene dieciséis años. Hoy le he explicado lo que sucedió el viernes en Tenerife, cuando un policía impidió a un ciudadano hacer fotografías del derribo con el móvil (ver un blog anterior). Desde que tiene uso de razón no soporta la injusticia y su inmediato comentario ha sido que eso el policía no lo podía hacer. Os cuento más o menos lo que le he contado.

Quienes hayan vivido en la época de Franco, o hayan oído hablar a personas de orden que vivieron entonces, sabrán que todo podía ser absolutamente maravilloso excepto en el caso de que te salieras del tiesto, en cuyo caso todo podía ser absolutamente poco  maravilloso, o incluso peor. El caso es que hay mucha, pero mucha gente, que transita por la vida sin desviarse ni un poco del camino que se considera bueno y correcto, y nunca tiene un problema. Los demás suelen tenerlos.

En nuestro sistema hiperdemocrático de la muerte pasa algo parecido. Si no te cuestionas las cosas, de cine. En caso contrario, malo, malo… Y también te puede pasar que seas víctima de los daños colaterales de la superdemocracia hiperconstitucional a la española, como por ejemplo que te derriben la casa mientras estás desayunando, como le sucedió el viernes al matrimonio Weichselbaum en Tenerife, que te quiten tu única vivienda y te paguen a cambio 136 euros, como le sucede a un jubilado (400 euros/mes)  de Cádiz o que te echen al suelo una casa construida en 1920 que te ha costado trescientos mil euros y te obliguen a pagar trescientos setenta mil adicionales para financiar tu propio derribo, como le sucede a Florentina Mora en Soller.

Con Franco y con Zapatero es lo mismo, o casi lo mismo. Como te caiga el poder encima, vas listo. El problema es que estos daños colaterales afectan a contados ciudadanos, y la mayoría sigue creyendo que todo está bien, hasta que les toca a ellos. Y aquí viene lo de Bertol Brecht, cuando contaba que vinieron a llevarse a los judíos pero le daba igual porque él no era judío, etc. etc.

Yo podía haber discurrido por la vida más o menos de esa manera tranquila y ausente de conflictos, pero en primer lugar fundé la Plataforma Nacional de Afectados por la Ley de Costas para luchar contra los abusos del gobierno y a continuación, como consecuencia de las experiencias vividas en esa lucha, me di cuenta de que el problema no es un puñado de ingenieros de caminos fanáticos, sino que no hay democracia.  

Mi conclusión final es que todo es mentira y qué mejor momento para hacerlo ver que en el día de la Constitución. No será por casualidad que he empezado a escribir esta entrada de blog a las cero horas del 6 de diciembre.

Pues veréis, hace poco, viendo la porquería y lo falso que es todo, escribí un documento llamado justamente así, TODO ES MENTIRA. Lo ha leído bastante gente que por regla general está de acuerdo con su contenido. He hablado con algunos entusiastas acerca de la posibilidad de dirigirlo a nuestros representantes en las cámaras legislativas con una carta más o menos surrealista en las que se reclame un cambio brusco de orientación política, y hay calor y acuerdo, así que aquí van las instrucciones para todo valiente que quiera aportar algo por la democracia real y la libertad en serio.  

De hecho, a través de un usuario de Facebook que publicó el documento en su muro, sus amigos del PP lo han leído. En particular varios senadores e incluso uno de los siete padres de la Constitución. Esta persona me transmitió el otro día que el manuscrito  “estaba causando sensación” en el Senado. Supongo que para bien, aunque esos senadores no deberían estar muy contentos, teniendo en cuenta lo que dice el papelito. También lo tiene Joan Herrera, de IU.  

Debo decir que esta entrada de blog se debe a una persona que me sugirió que armara algo de follón con el manuscrito justo en el día de la constitución. A esa persona le doy las gracias porque yo ni me había dado cuenta.

  PRIMER PASO: Descargar TODO ES MENTIRA en http://www.mediafire.com/?rt4dh57jp4orw7u y echarle un vistazo para ver si estáis de acuerdo. No quiero convencer a nadie de nada. Cada uno debe convencerse por sí mismo.  Claro está que este paso lo pueden saltar quienes ya lo hayan leído.

 SEGUNDO PASO: Copiar y pegar en un mensaje de correo electrónico el siguiente mensaje:

 Estimado Sr. o Sra. diputado:

 Me dirijo a usted en su calidad de representante del que suscribe en las Cortes Generales a fin de pedirle que promueva los cambios legislativos que sean precisos para dotar a nuestro país de una democracia auténtica en la que cada uno pueda sentirse cómodo, libre y con opciones reales de participación en los asuntos públicos, ya que el pobre y defectuoso funcionamiento actual de nuestro sistema político no convence ni al que suscribe ni a un amplio sector de la población.

 Esta iniciativa debería ser sólo el primer paso para que, a continuación, usted impulsara reformas orientadas a cambiar el mundo a fin de acabar con la pobreza, la guerra, las desigualdades y las agresiones al medio ambiente.

Le acompaño como archivo adjunto un documento que podría servirle de ayuda y cuyos puntos de vista y propuestas le pido que haga suyos y promocione en todos los órdenes de la vida política.

Sin otro particular:

Etc. etc.

TERCER PASO: Cargar como adjunto el archivo pdf TODO ES MENTIRA

CUARTO PASO: Copiar y pegar como destinatarios las siguientes direcciones de correo electrónico:

fatima.aburto@diputada.congreso.es, palegria@diputada.congreso.es, eloisa@diputada.congreso.es, mar.arnaiz@diputada.congreso.es, meritxell.batet@diputada.congreso.es, delia.blanco@diputada.congreso.es, meritxell.cabezon@diputada.congreso.es, scabezonruiz@diputada.congreso.es, mercedes.cabrera@diputada.congreso.es, rosabecano@hotmail.com, carmen.calvo@diputada.congreso.es, acanodiaz@diputada.congreso.es, ycasaus@diputada.congreso.es, helena.castellano@diputada.congreso.es, mailto:marivicediel@yahoo.es, achacon@diputada.congreso.es, mercedes.coello@diputada.congreso.es, mcolldeforns@diputada.congreso.es, lucilaco@diputada.congreso.es, angelinacosta@diputada.congreso.es, viceprimera@mesa.congreso.es, clementina.diez@diputada.congreso.es, reme.elias@diputada.congreso.es, elena.espinosa@diputada.congreso.es, eesteve@diputada.congreso.es, marta.estrada@diputada.congreso.es, mariajose.fernandez@diputada.congreso.es, anafupa@diputada.congreso.es, mercedesgamez@diputada.congreso.es, sara.garciaruiz@diputada.congreso.es, antogarcia@diputada.congreso.es, marta.gaston@diputada.congreso.es, gloria.gomez@diputada.congreso.es, pilargrande@diputada.congreso.es, carmen.bono@diputada.congreso.es, carmen.juanes@diputada.congreso.es, mlizarra@diputada.congreso.es, lopez.chamosa@diputada.congreso.es, plopez@diputada.congreso.es, arritxu.maranon@diputada.congreso.es, carmen.maron@diputada.congreso.es, guadalupem@diputada.congreso.es, candida.martinez@diputada.congreso.es, paquimedina@diputada.congreso.es, marivi.monteserin@diputada.congreso.es, carmen.monton@diputada.congreso.es, miriam.munoz@diputada.congreso.es, gracia@diputada.congreso.es, lourdes.munoz@diputada.congreso.es, montserrat.palma@diputada.congreso.es, maria.perez@diputada.congreso.es, dolores.puig@diputada.congreso.es, gloria.rivero@diputada.congreso.es,gloria.rivero@diputada.congreso.es, susana.ros@diputada.congreso.es

 uxue.barkos@diputada.congreso.es

 merce.pigem@diputada.congreso.es, inma.riera@diputada.congreso.es, carles.campuzano@diputado.congreso.es, j.jane@convergencia.cat, pere.macias@diputado.congreso.es, montse.surroca@diputada.congreso.es, ctarruella@diputada.congreso.es, jordi.xucla@diputado.congreso.es,

 joseluis.perestelo@cablapalma.es

 carlos.salvador@diputado.congreso.es

 fcanet@diputado.congreso.es, jridao@diputado.congreso.es, jtarda@diputado.congreso.es,

 gaspar.llamazares@diputado.congreso.es,

 agirretxea@diputado.congreso.es, pedro.azpiazu@diputado.congreso.es, jrbeloki@diputado.congreso.es, pilar.cazorla@gppnv.congreso.es

QUINTO PASO: Hacer clic en el botón SEND y enviar el documento con mucha esperanza.

¿Qué conseguiremos con esta iniciativa? Que los señores y señoras diputados hablen entre sí del tema, al menos en la cafetería, y sepan que hay una conciencia crítica en la sociedad que por lo demás sabe expresarse sin necesidad de golpear cacerolas ni romper cristales. Ha habido muchas iniciativas populares para cambiar las cosas: Que sí el apagón simbólico, que si no comprar gasolina, incluso lo del día 7, pero esto, según dicen, no se ha hecho nunca, así que podríamos probarlo.Por cierto: Mi intención no es hacerme notar, transformarme en jefe de algo o utilizar esta situación como trampolín para otra cosa. Con el documento sólo he querido expresar ordenadamente y por escrito las opiniones que he formado después de bastantes años de discrepar y discutir.

No somos ganado. No somos esclavos. No somos escoria. No somos marionetas.

Vamos a demostrarlo.

José Ortega

Abogado

A ver quién acierta cuál es el vínculo de unión entre estas dos películas: MAR ADENTRO y A TRES METROS SOBRE EL CIELO.

¿No? Os lo voy a explicar con una experiencia personal. Cuando tenía veinte años conocí a una chica de Madrid que tenía diecinueve. Ella estaba saliendo con un chico desde hacía tiempo. Era bastante parecida, ahora que lo pienso, a la prota de A tres metros. Su chico tenía una moto y juntos hicieron viajes por toda España hasta que decidieron el equivalente de casarse, que era irse a vivir juntos. Eso sucedió cuando yo tenía veinticinco o algo así. Un día recibí una carta de mi amiga (en aquellos tiempos las cartas se escribían en papel y se enviaban dentro de un sobre con un sello). La abrí y leí lo que ponía en ella. El mismo día que se iban a vivir juntos, al salir de firmar el contrato de alquiler, él detuvo la moto para comprar tabaco y cuando arrancó no se puso el casco porque estaba cerca de su casa y total le quedaban dos calles. Se le cruzó la grúa municipal de Madrid, lo hizo volar por los aires y al caer se fracturó las cervicales. Sección medular, creo que sabéis lo que significa eso. Está tetrapléjico desde entonces y os aseguro que son muchos años los que han pasado. Ella continuó con él durante unos meses pero al cabo lo dejó y se procuró una nueva vida. Para los más jóvenes: Tetrapléjico significa que no puedes mover ninguna parte del cuerpo por debajo del cuello ¿Os podéis imaginar qué significa una vida así?

OFICIAL Y CABALLERO es una película hecha en la misma época. Allí nos proponen a un héroe irresistible, un oficial de marina todo vestido de blanco, con galones de alférez y conduciendo una moto con la que iba a buscar a la chica. Sin casco. En esa época el Código de la Circulación hacía unos años que obligaba a llevar casco, era algo relativamente reciente. Pero estamos en 2010 y esa obligación ya es indiscutible.

Pues bien, no puedo entender la irresponsabilidad del director de A TRES METROS SOBRE EL CIELO, al proponernos a un héroe que se pasa media película zumbándole a la moto sin casco y a una heroína que sube con él, como una pava, sin protección de ninguna clase. Esos, los de la moto a toda leche, son los momentos de idealidad de la peli, lo mismo que el viaje en avioneta era el momento de idealidad en MEMORIAS DE AFRICA. El típico rollo del héroe rudo e intrépido que alucina a la chica paseándola en algo. Esto es, que la conducta modelo que se nos propone es ésa misma: Andar con la moto sin casco.

La verdad, a mí nadie me puede dar lecciones de moto. Mi padre es uno de los socios más antiguos del motoclub de Cartagena y no creo que haya muchos ángeles del infierno que puedan presentar un curriculum como el mío, aunque sólo sea porque el señor Ortega me llevaba con él en la moto cuando yo tenía menos de un año y me quedaba dormido sobre el depósito de gasolina. O sea… a ver quién es el guapo que se compara conmigo.

Incluso así, la película que acabo de ver, A tres metros… la quemaría ahora mismo sólo para impedir los muertos y tetrapléjicos que posiblemente va a producir. El director de esta película, su productor y todos sus responsables, incluyendo las instituciones públicas que la han financiado, parecen no entender la portentosa capacidad del cine para crear modelos de conducta cuando fabrica héroes e idealiza pautas de comportamiento. Y no sólo eso. Lo inquietante es que la cinta no va dirigida a adultos con criterio, sino a críos carentes de él. Su público son los más jóvenes, esos chiquillos de diecisiete o dieciocho años que ni tienen ni pueden tener conocimiento en relación a las conductas adecuadas, justamente porque a esa edad les están dando forma. Unos cuantos de esos pobres chicos van a caer, se pasaran toda la vida inmóviles en una cama y se lo tendrán que agradecer a todos los patosos que han puesto en pie una película en la que se propone conducir sin casco como algo superguay.

Creo que os dais cuenta de que estamos viviendo en un Estado idiota, donde los gestores públicos toman una parte de nuestros impuestos para financiar campañas de seguridad vial y otra parte para financiar una película en la que se propone a los jóvenes que la conducta adecuada es conducir una moto sin casco. Qué bien aplican la máxima bíblica de que lo que tu mano izquierda no sepa lo que hace tu mano derecha. Un saludito para Angeles González Sinde.

¿Qué? ¿Ya entendéis la relación entre las dos películas? Porque ya no existen los cines con programa doble. Si no, sería chupi piruli meter las dos en la programación. Primero A TRES METROS SOBRE EL CIELO, luego descanso con bolsa de pipas y chuches, y luego MAR ADENTRO.

Bueno, y ya puestos, voy a contar algo más. Hace unos seis años, un crítico de cine de Barcelona se empeñó en poner en marcha una película sobre un guión titulado EL CAMINO AL PARAISO. Tenía preparada la financiación con (ja ja) dinero negro procedente de los tiburones de la construcción y con publicidad estática. En concreto, consiguió el equivalente en euros de cuarenta y cinco millones de pts. a cambio de que en la película se vieran tres marcas. Una de seguros médicos privados, otra de kiwis y otra de un banco. Estaba chupado, porque todo eso se podía colar más o menos bien en el cuadro sin que resultara aparente.

Los productores de A tres metros… creo que se han pasado. Hay una prestigosa marca de bebida refrescante procedente de un país donde antes había pieles rojas y bisontes y cuya fórmula es totalmente secreta, que debe haber puesto bastante pasta para la peli. Primero la niña de Camino, que hace de hermana, aparece hablando por teléfono y,  casualmente, con una botella en la mano donde es evidente la marca. A continuación, el niño y la niña se comen unos bocadillos en la playa y mira tú qué casualidad que también beben refresco de la misma marca y con la etiqueta visible a tope. Pero la bomba viene en la secuencia del aparcamiento, donde vemos un cartel de publicidad de enormes proporciones que llena la mitad de la pantalla. Casualidad de casualidades: ¿Podéis imaginar que aparece la mismísima marca de refresco? Creo que la publicidad estática es un buen sistema para financiar cine, pero creo también que resulta imprescindible mantener la dignidad. Y la prueba es que en el cine el público hacía comentarios jocosos ante el pedazo de cartel en la secuencia del aparcamiento. Un poco más de recato, o quizá podríamos llamarlo vergüenza, no habría venido mal. Yo no he ido al cine para que me digan qué refresco debo beber.

Y ya termino este despellejamiento brutal lamentándome del previsible final del Pollo. Yo no sé si esto es un error de los guionistas, de los directores o de todos a la vez, o si lo hacen a propósito. Cuando en MEMORIAS DE AFRICA Robert Redford, disfrazado de Deniss Finch Hatton, le dice a Merryl Strip en el papel de Isak Dinessen “nos vemos el viernes”, ya sabemos que no habrá ni viernes ni cita. Cuando en A tres metros… el Pollo le dice a su amigo Hache que al día siguiente va a ganar la carrera, también sabemos que lo único que va a ganar va a ser un hostión de muerte, como así es.

En fin… Esta película nos propone una historia que es un clásico del cine, incluso el cine de Disney. La dama y el vagabundo y Los pájaros de Baden Baden son sólo dos ejemplos de niña pija enamorada de gamberrete de la calle. Pero a mí, personalmente, me parece un error elegir para gamberrete simpático y héroe de la historia a un neurótico peligroso capaz de perseguir el coche de un niño pijo por el mero hecho de ser pijo y,  en plena conducción, emprenderla a martillazos con cristales, parabrisas y carrocería.  Corramos, por lo demás, un tupido velo sobre el hecho de que este héroe neurótico y peligroso mantiene relaciones sexuales con una menor de edad (extraordinario modelo de conducta que también nos propone el director). Es que además le pega. Le pega un buen guantazo al final de la película y creo yo que éste es el prototipo del maltratador. No importan los lloriqueos después de la bofetada de un tío hecho y derecho a una niña que acaba de cumplir 18 años. También son propios de esa especie repulsiva de los maltratadores. Menudo héroe y menuda película.

Hay otras formas de contar esa misma historia de niña bien y gamberro encantador, lo mismo que hay otros refrescos para beber y otras formas de conducir una moto. Por ejemplo, con casco.

Yo, si fuera la asociación de enfermos de tetraplejia, exigiría al Ministerio de Cultura la retirada de la película de las salas de exhibición.

 José Ortega

 Abogado

El otro día, mientras las palas se preparaban para derribar por sorpresa la vivienda de D. Johan y Doña Ingrid Weichselbaum, una persona allí presente, siguiendo mis instrucciones telefónicas, intentó hacer fotos de las operaciones. No pudo. Un policía nacional asignado al gobierno de Canarias se lo prohibió y le ordenó que le entregara el teléfono. Aquella persona se negó y el policía le exigió entonces que le mostrara las últimas fotos hechas. No le había dado tiempo a disparar, por lo que todo lo que pudo ver aquel servidor del orden fueron unas cuantas imágenes domésticas.

O mucho me equivoco o la Constitución contempla entre los derechos fundamentales de la persona el derecho a obtener y distribuir información. No, no es una broma. Es un derecho fundamental de la persona, recogido en un repertorio de derechos que constituyen la esencia de nuestra convivencia. Cuando echaron en un cesto la cabeza de Luis XVI después de ser separada del cuerpo por la guillotina, fue para conseguir esos derechos.

Vamos a celebrar mañana un nuevo aniversario de la Constitución, pero ya nadie cree en ella. Los políticos se van a quedar solos con sus discursos solemnes y bobos sobre garantías y derechos simplemente porque unos y otros no existen ya sino como leyenda o mito.  

El gobierno de Canarias y su policía ya nos han anticipado su original forma de celebrar la Constitución: Sorprendiendo con maquinaria de destrucción masiva a dos ciudadanos europeos mientras desayunaban en su casa e impidiendo de forma grosera el derecho a la información.

A este policía parece que se le despertó un instinto ancestral propio de las épocas del paleolítico en las que quienes disponían de un corpachón fornido o simplemente de armamento, abusaban a placer de los débiles.  Estaba allí, respaldado por los políticos, y creyó que por ese solo hecho los ciudadanos se habían transformado de pronto en basura. Puede haber diferencia de grado, no de concepto, entre los guardias civiles que asaltan el Congreso para dar un golpe de Estado y un policía de Canarias que pulveriza con abuso de autoridad un derecho constitucional.

 Estoy seguro que a ese policía, en la academia, le informaron sobre los derechos fundamentales de la persona. Tan seguro como que el otro día todo se le fue de pronto de la memoria, como si lo desenchufaran de la pared. La persona ofendida estaba ejerciendo un derecho reconocido, consagrado y enaltecido por la Constitución, y el policía democrático de un gobierno democrático pisoteó ese derecho abusando del uniforme, de la porra, de la pistola, de las esposas y del furgón policial.

Creo que habéis leído mi blog SOBRE EL INFIERNO DE VILLARRUBE. Ahí ya me preguntaba por qué los cuarenta guardia civiles, en lugar de proteger el derecho constitucional al domicilio de los ciudadanos, estaban protegiendo al señor que se presentó en sus casas para violar ese derecho. Ahora me pregunto lo mismo. Y me pregunto cómo puede ser que de repente, en esos momentos de locura transitoria, ya no eres un ciudadano, sino un súbdito, un perro, un esclavo, aunque siempre bajo la marca  comercial de la democracia.

Los destructores con sus máquinas de destrucción estaban actuando, según decían, con amparo judicial. Si era así ¿Por qué prohibir las fotografías? ¿Qué había de malo en lo que hacían? ¿Por qué su mala conciencia? ¿Quién bajo el cielo tiene poder para impedir que una persona que está en una propiedad privada, o en medio del campo, pueda hacer las fotos que tenga por convenientes? ¿Con qué autoridad ese policía le quita el móvil, le exige mostrar las fotos o le prohíbe hacer otras a un ciudadano libre de una sociedad democrática? ¿Alguien sabe qué precepto de qué ley estaba aplicando el policía democrático servidor del orden democrático al requisarle el móvil a un ciudadano libre de una sociedad libre?

Esto es, claro está, una simple suposición. Pero allá va la suposición.

¿Qué es lo que quiere Domigo Berriel? Votos. Por eso se va a Madrid a salvar un poblado sobre el que él no tiene ni un poco de competencia, procurando con cuidado que los periodistas informen con generosidad de su benevolencia. Pero al mismo tiempo derriba una casa sobre la que sí tiene competencia, e impide, incluso por esos procedimientos fascistas, que el destrozo salga en prensa. Procedimientos fascistas, sí. Me refiero a que un señor de uniforme y armado hasta los dientes impida sin ningún motivo, sin ninguna razón y sin ninguna ley el ejercicio de un derecho constitucional.

El policía no estaba allí para garantizar ni la libertad ni el ejercicio de los derechos, sino, a vista de lo sucedido con el teléfono móvil, para pisotearlos por encargo de quienes lo habían enviado. Y si había que pisotear los derechos fundamentales garantizados en la Constitución no era en atención de los intereses generales, sino de intereses privados antidemocráticos, es decir, para que el pueblo de Canarias no sepa qué es lo que hacen Domingo Berriel y su equipo cuando no están apareciendo en prensa para aparentar que defienden a los afectados con esa escenografía que tanto les gusta.

Creo que me explico. Una vez, cuando era estudiante universitario, estaba comiendo con mi amigo, el capitán del cuartel de la Guardia Civil, quien me expresaba su mosqueo porque el Delegado del Gobierno le había pedido que informara de la campaña anti Otan. Estaba mosqueado porque él era un policía democrático que sabía distinguir entre su función constitucional de protección de la seguridad ciudadana y lo que le estaban pidiendo que hiciera, que era espiar a los ciudadanos para pasar informes sobre sus inclinaciones políticas a fin de favorecer la opción de un partido político, que como se sabe es una entidad privada que atiende a fines privados. La Guardia Civil no era la policía de los partidos que promovían la OTAN, era y es la policía de todos.

De la misma manera, a  ver si se entiende: El policía que el viernes estuvo humillando a un ciudadano libre de una sociedad libre, no estaba defendiendo los intereses generales, sino los intereses particulares de un partido político que quiere que la sociedad de Canarias sepa unas cosas e ignore otras con la única finalidad de seguir gobernando. Y repito que un partido político es un grupo privado que persigue fines privados. El estaba convencido de que era un policía hecho y derecho pero no era más que una marioneta de unos señores mueven a su antojo en demanda de sus fines de partido.  

En el día de la Constitución, a este policía sugiero que alguien le regale un ejemplar de la idem. Y a Domingo Berriel, ese señor que va a Madrid a meterse en lo que no le importa para salir en prensa al mismo tiempo que pulveriza en secreto una vivienda que NO está en servidumbre de protección con arreglo a la ley, creo conveniente regalarle una pala mecánica para ayudarle a seguir derribando viviendas de ciudadanos inocentes. Aunque, bien pensado, lo ideal para él sería el yelmo de la invisibilidad del dios Hefaistos. Con él podría destruir, machacar, pulverizar y pisotear sin que sus votantes se enterasen.

Menos mal que el mismo día que un policía totalmente equivocado, descaminado y manipulado hizo lo que hizo en Canarias, otro policía saltó a las vías del metro de Madrid para salvar en el último instante la vida de un ciudadano que había perdido pie y yacía inconsciente a merced del tren que se aproximaba. Este hombre, que además podía haber pasado de todo porque estaba de paisano, se jugó la vida para salvar otra. Ni un segundo transcurrió entre su intervención y la llegada del tren.

La decencia, la bondad, la generosidad, todos esos valores siguen estando en las personas comunes, no en esos políticos que falsean, prohíben, pisotean y engañan.

¿Veis cómo debemos tener esperanza?

NOTICIAS DE LANZAROTE

diciembre 4, 2010

Gonzalo Mejías es un periodista de Lanzarote que está en el rollo. Quiere decir que, al contrario de lo que sucede con políticos, funcoinarios y algunos jueces, saben percibir la frontera entre lo justo y lo injusto. Por eso ha publicado el blog de ayer y le estoy muy agradecido:

http://www.noticiasdelanzarote.com/art%C3%ADculos-de-opini%C3%B3n/sobre-el-derribo-de-la-vivienda-de-d-johan-weichselbaum-en-gu%C3%ADa-de-isora-tenerife-por-jos%C3%A9-ortega

DOMINGO BERRIEL, CONSEJERO DE POLÍTICA TGERRITORIAL Y MEDIO AMBIENTE DEL GOBIERNO DE CANARIAS

 

D. RICARDO MELCHIOR 
Presidente del Cabildo de Tenerife
 
Estimado amigo:
 
 Esta mañana la Jefa de Servicio Teresa Abreu y la asesora jurídica Olga Castaño, de la Agencia, se han personado con equipos de demolición y numerosa policía para derribar la vivienda del ciudadano austriaco D. Johan Weichselbaum en Guia de Isora. La medida de suspensión cautelar acordada provisionalmente por el juez fue levantada ayer, y el auto se notificó a la Agencia, pero no a mi procurador. Sin dar tiempo incluso a que conociéramos la notificación, Doña Teresa y Doña Olga se han personado en la vivienda mientras sus propietarios se encontraban desayunando y han ordenado el inicio de la demolición. Se han vivido escenas dramáticas cuando D. Johan Weichselbaum, un hombre de 76 años, se ha encerrado en el interior. Finalmente ha tenido que salir ante la evidencia de que las máquinas empezaban a derribar los muros. Según me cuenta la traductora, que estaba presente, Doña Teresa y Doña Olga cambiaban risas entre sí mientras los propietarios de la vivienda permanecían lívidos en el jardín. Tal como era su estado, probablemente necesiten atención médica. La traductora ha intentado hacer fotos con el móvil y un policía se lo ha requisado. Quizá alguien pueda explicar por qué en un país libre y democrático una persona que está en una propiedad privada con consentimento de sus propietarios no puede hacer fotografías. Por supuesto que la policía ha bloqueado la carretera, aparentemente para impedir el acceso a los medios de comunicación y con esto conseguir el fin perverso de que los ciudadanos no puedan saber lo que ha sucedido hoy. La traductora ha informado a Doña Teresa y Doña Olga de que yo me disponía a formular un nuevo recurso en el juzgado, que llevaría orden de paralización. Según me cuenta la traductora. la respuesta de Doña Olga ha sido que estaban en medio del campo y que allí ella no podría recibir ninguna orden de suspensión, y que no se iba hasta que no hubiera tirado la casa. Por supuesto que los propietarios no han podido sacar de la vivienda ninguna de sus pertenencias, que en este momento en el que escribo están siendo destruidas junto con la vivienda misma.
El único motivo del derribo es que la vivienda está en servidumbre de protección. La vivienda no está en servidumbre de protección con arreglo a la ley y la Agencia lo sabe. La Agencia no ha querido ni siquiera entrar a discutir la petición razonada de suspensión que presenté el día 4 de julio de 2009 y su actitud ha sido en todo momento de desprecio hasta el extremo de que en la entrevista mantenida en enero Doña Olga me llegó a decir que no pensaba contestar a la petición (usted sabe que la Administración está obligada a responder siempre).
Estos hechos marcan un antes y un después en la defensa contra los abusos de la ley de costas. Tanto el gobierno de Canarias como Coalición Canaria habían mostrado, o aparentado, interés por una aplicación razonada y prudente de la ley. No sólo el hecho de derribar una casa por motivos que no son ciertos (la casa NO está, con arreglo a la ley, en servidumbre de protección) como especialmente los métodos empleados (aprovecharse del privilegio de recibir notificación del alzamiento de la medida antes que los propios interesados, atacar la vivienda por sorpresa e impedir toda posibilidad de comunicación a la sociedad de lo sucedido) denotan una actitud de la Agencia, del Gobierno de Canarias y del partido que los sustenta, que quizá no sea preciso calificar pero que en todo caso desmiente la leyenda de que los antedichos estén del lado de los ciudadanos frente a los abusos de aplicación de la ley.
No deja de ser notable que mientras D. Domingo Berriel se presenta ante la Ministra de Medio Ambiente para defender cierto poblado del derribo que debe efectuar el Ministerio, el mismo D. Domingo Berriel dé el visto bueno a la aberración a la que he tenido la vergüenza de asistir hoy, aunque sólo fuera mediante la comunicación telefónica con la traductora. Quizá la razón es que escenificar el intento de parar el derribo del Ministerio proporciona votos, pero usar la autoridad propia para hacer lo mismo con el de estos dos ciudadanos no proporciona ni un sólo voto, puesto que ni son españoles ni están censados en Canarias para votar.
No hay nada malo en aplicar la ley y reprimir los actos ilegales, todo lo contrario. Pero esto no es lo que ha hecho la Agencia. A sus técnicos se les OLVIDÓ tramitar el expediente de derribo por los problemas de licencia de la construcción. Sí, esto es increíble: Se les OLVIDÓ. El expediente se tramitó sólo por la afección de la servidumbre de protección. Pero la servidumbre de protección ocupa sólo una parte de la vivienda. El resto está fuera y en este momento se está derribando: Se está derribando sin que la Agencia haya tramitado expediente alguno para ello. Es una vía de hecho totalmente ilegal incluso aunque el TSJ dijera que la vívienda podía derribarse entera ya que otra cosa equivalía a legalizar una construcción sin licencia, simplemente porque la función de la jurisdicción contencioso adminsitrativa es meramente revisora de la legalidad de los actos administrativos, y si el acto administrativo no se tramitó por problemas de licencia, el tribunal tiene totalmente prohibido entrar en ello. Esto es algo que entiende cualquiera.
Siento un enorme respeto por su persona y estos hechos no lo van a mermar. Al contrario, pienso que si hubiera muchos políticos como usted en su partido, todo le iría mejor. Pero no puedo decir lo mismo de quienes han tomado esta decisión o la han permitido y espero que me perdone y que por favor no se sienta aludido si traslado a la sociedad mi sentimiento de repugnancia hacia lo sucedido hoy y el convencimiento que su propio partido me ha inoculado esta desafortunada mañana de que todos sus gestos en favor de los afectados sólo esconden una inmensa avaricia de votos.  
Yo estoy y estaré siempre a su disposición pero personalmente considero que deberían relevar de su cargo tanto a D. Domingo Berriel como a D. Pedro Pacheco porque su actitud de hoy los transforma en lastre político para un partido que insiste en defender a los afectados por los abusos de la ley de costas.
Desde luego que ni como ciudadano ni como Abogado tengo capacidad para producir inquietud a ningún poderoso. No obstante, la Plataforma Nacional de Afectados por la Ley de Costas reúne a unos ocho mil ciudadanos y voy a tomarme la molestia de que hasta el último de ellos sepa quién es D. Domingo Berriel y lo que es capaz de hacer el equipo bajo su mando.
Distribuyo este mismo mensaje a afectados, políticos, medios de comunicación nacionales y extraneros y universidades.
 
Reciba un afectuoso saludo
 
José Ortega
Abogado