DESLINDE ANULADO

agosto 2, 2010

   Posiblemente muchos habréis leído la obra de Kafka El proceso. Otros habréis visto al menos la película de Orson Wells con Antony Perkins, creo recordar, en el papel de ciudadano abrumado desde que se ha abierto contra él un proceso del cual lo ignora todo. Va y viene de aquí para allá por las oficinas públicas preguntando por su proceso  sin poder averiguar de qué va, de qué se le acusa ni por qué se le abrió.   La obra retrata la soledad, la desesperanza y el desamparo de un ciudadano aislado frente al poder sin límites, pero totalmente irracional, del Estado.

  Algo así era Francisco cuando lo conocí, un hombre abrumado e incapaz de  comprender cómo ni por qué aquellas poderosas fuerzas se habían vuelto contra él.

 Así, por las buenas, se enteró de que los señores de Costas le derribaban el jardín acusándolo de haberlo construido dentro del dominio público definido en 1969, lo que no era cierto aunque se declaraba como efectivamente cierto en un deslinde que se acababa de aprobar y cuya tramitación, de forma consciente y voluntaria, no se le había notificado. Fíjate qué cómodo: yo apruebo unos papeles en los que se decide que eres un ladrón y un sinvergüenza, pero ni te informo de ello ni te dejo opinar. Y a continuación, cuando ya no te puedes defender, te hago pagar una fechoría que no existe con la demolición.

  Cuando una persona con sentido recto de la justicia y una coherencia razonable sufre esto, puede entrar en crisis. Es como si el mundo de pronto se hubiera puesto a girar al revés y el sol saliera tan ricamente por el oeste y se pusiera por el Japón ¿Cómo es posible que los cimientos de tu vida se remuevan sin que tú hayas hecho absolutamente nada más que cumplir la ley? ¿Cómo puede ser que los  agentes del gobierno, sus funcionarios, autoridades y asesores, todos se pongan de acuerdo señalándote como culpable cuando no lo eres? La respuesta habrá que consultársela al propio Kafka. El caso es que he visto a Francisco  desesperado, con esa desesperanza que nace cuando te empeñas en aplicar la   racionalidad al caos e insistes en encontrar una clave que explique lo que sólo pueden entender, si acaso, los inquilinos de un manicomio.

  A Francisco el mundo se le vino encima: Se tramitó contra él una orden de derribo,  planificaron que por su jardín tendría que discurrir un paseo marítimo y el espacio que le acusaron de usurpar fue declarado fuera de ordenación en el PGU. Y todo se basaba en una mentira.

  El último viernes de julio, a las dos de la tarde, mi fax empezó a chirriar recibiendo la transmisión de Sonia, mi laboriosa procuradora de Madrid. Era una sentencia que entraba lentamente en el ordenador, como un tren de mercancías bien cargado.

  El mensaje contenido en aquella sentencia era simple y cortante como una cuchilla: La Audiencia Nacional anulaba el deslinde de Punta Larga, en Candelaria (Tenerife). El deslinde de Francisco.

  La Orden Ministerial afirmaba que aquel espacio era demanial porque lo alcanzaban los temporales, lo que se  apreciaba por “observación directa”, es decir, porque lo digo yo. A menudo en las entrevistas de radio que hago en Canarias me preguntan si pienso que la ley de costas se está aplicando allí igual que en la Península. Siempre contesto lo mismo. En Canarias el alcance del temporal lo determinan los ingenieros de costas siempre a capricho, porque lo digo yo y sin una sola prueba. En la península, en cambio,  incurren en gastos considerables para pagar estudios técnicos que demuestren lo mismo. Ejemplo, El Brosquil, en Cullera: la Universidad Politécnica de Valencia elaboró un informe de cinco tomos que daba miedo verlo sólo para demostrar que el agua alcazaba las viviendas.

¿Por qué allí sí y aquí no? Porque deben creer que los canarios son bobos, no se me ocurre otra razón.

  Cada deslinde de Canarias que abría decía lo mismo: Que los temporales llegan hasta allí porque lo digo yo. Os podéis hacer una idea de las  consecuencias de esta manía cuando el 95% de la costa del archipiélago es acantilada y por lo tanto el espacio demanial se define únicamente por el dichoso alcance de las olas. Es el chollo del siglo para los ingenieros de costas y una tragedia para quienes deben sufrir el derribo de sus  viviendas sólo por ese capricho.

  Bueno, pues por fin, después de tanto discutir, una sentencia reprochaba a la Administración no haber aportado una sola prueba. Por fin. Y por ese motivo anulaba el deslinde. Se trata de una decisión que, bien administrada, puede no sólo robustecer la defensa de  nuevos casos  parecidos, sino incluso servir de herramienta para revisar lo hecho en Canarias en estos últimos años.

  Y no sólo eso. La orden ministerial pretendía también que la línea arrobada no hacía sino ratificar la antigua de 1969. No era cierto. Aquella línea antigua venía mucho más hacia el mar. Es el mismo problema que en Bajo la Cuesta: los vecinos construyeron más allá de la línea de 1969 y los ingenieros hacen los cálculos mal y se empeñan en que edificaron dentro. La sentencia valora muy positivamente los informes técnicos que presentamos y también en este punto nos da la razón.

  Muchos sabéis que Jacob y Wilhem Grimm se dedicaron a recopilar cuentos populares por los pueblos de Alemania, y muchos habréis oído hablar del cuento llamado el Sastrecillo Valiente, donde un muchachete llevaba  inscrito en el cinturón que de  un sólo golpe había matado a siete. Bien es cierto que eran siete moscas, pero ahí radica el equívoco que da sentido al cuento.   

 

  También aquí, con un sólo golpe (la anulación del deslinde), conseguimos echarles abajo a los gobernantes todo su andamiaje contra los ciudadanos: Se tendrán que revisar las recuperaciones posesorias y expedientes sancionadores con orden de derribo, el paseo marítimo que discurría por las propiedades y el Plan General de Ordenación Urbana, aprobado recientemente, que sacaba de ordenación aquellos espacios. Todo eso además de que se cierne una amenaza sobre todos esos expedientes de deslinde aprobados por “observación directa” del alcance de los temporales.

  Este éxito pertenece a muchos, en especial a los técnicos que elaboraron sus trabajados informes sobre el correcto replanteo de la línea de 1969, David y Guillermo. Y al mismo Francisco, que elaboró sus propios informes sobre altura de ola, grabó videos de temporales y llegó a dirigirse por carta al propio tribunal.

  Con esta sentencia la sociedad entera da un paso adelante contra la tiranía y renace en todos la esperanza en una convivencia entre hombres libres cuya dignidad no sea nunca más pisoteada por el capricho de unos idiotas con poder.

 Noticias digitales sobre esta sentencia en: 

   http://www.laopinion.es/tenerife/2010/08/01/audiencia-nacional-anula-deslinde-punta-larga/297385.html

http://www.abc.es/20100801/comunidad-canarias/audiencia-nacional-anula-deslinde-20100801.html

  José Ortega

  Abogado

 

Anuncios

3 comentarios to “DESLINDE ANULADO”

  1. Nerjeño said

    Interesante sentencia. Nuestro caso es semejante, aunque todavía se encuentra en vía administrativa. También estamos en zona acantilada urbana antes de la ley de Costas, y también existe un deslinde previo de 1965, hecho en plan compadre, y cuyo traslado a los planos del acutal deslinde, no está técnicamente justificado y no se corresponde con algunos de los mojones existentes de manera evidente,a pesar de lo cual siguen empeñados en hacerlo valer.

    Gracias por ir sentando una jurisprudencia en que luego podremos apoyarnos los que, al menos hemos tenido la suerte de ser de los últimos en deslindar. Aunque tambien es verdad que ello sirvea la Administraciòn para corregir sus fallos formales y poder seguir tomándonos el pelo con algo mas de fundamento jurídico; aunque sea aparente.

  2. Fede Aniorte said

    Felicidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: