¡CORRE FEFA, QUE COSTAS TE TUMBA LA CASA!

junio 22, 2010

 En lugar de piedras, había un escenario. En lugar de lagartos, unos actores. En lugar del viento soplando entre los riscos, palabras en voz alta.

 Expresando temores y esperanzas a la orilla del océano, en una noche de julio. Estaban aún allí, en pie, en contra de los planes del Gobierno, sus asesores, abogados y ejecutores. En contra de las previsiones. En contra de la lógica. En contra del poder.

 Como todo el mundo sabe, los inventores del teatro, esos atenienses anteriores a Cristo, buscaban con él ese mecanismo psicológico al que llaman catarsis. Se expresan en voz alta y se ponen en común los deseos y las angustias justamente para librarse de ellos.

 María Rosa Fernández es secretaria de la asociación de vecinos del Puertito de los Molinos, un rincón donde también había deseos y angustias. Esta historia ya la he contado varias veces y no la voy a repetir: Cómo me llamaron cuando las máquinas ya calentaban motores para derribar las casas, cómo rechazaron mis reticencias y cómo me obligaron a meterme a luchar contra lo imposible. Y cómo funcionó (hasta ahora, porque los orgullosos señores se sienten humillados y no descansarán hasta reducir el poblado a cenizas).

 Estaba un poco acojonado al sentarme frente a aquel escenario, porque los actores no sólo encarnaban a los vecinos asustados ante la llegada del cartero, sino también al abogado que se supone que los salvaba. Era una vergüenza enorme pero por suerte no fue para tanto.

 Es muy curioso cómo la tragedia del mundo nos obliga a volver a los orígenes. Hacemos lo mismo que hicieron los griegos, ponernos en un escenario junto al mar y escenificar la tragedia, si acaso reírnos un poco de ella, para que no nos devore.

 Acabo de colgar la obra en You Tube y creo que todos los afectados deberían verla, especialmente los canarios. Hay que felicitar a María Rosa por haber acertado con  el tema, el punto de vista, los diálogos, la puesta en escena, los chistes, la dirección de actores y con absolutamente todo. A lo mejor alguno de esos brutos la ve también y se le abre el corazón, quién sabe.

 Aquí tenéis los vínculos:

 http://www.youtube.com/watch?v=-BDxEp9JW_c

 http://www.youtube.com/watch?v=k97xCkfoPsQ&feature=related

 http://www.youtube.com/watch?v=BTXtA3SF87U&feature=related

 http://www.youtube.com/watch?v=9ZCyZzldXb0&feature=related

 http://www.youtube.com/watch?v=sCSMY-2-lbY&feature=related

 José Ortega

Abogado

Anuncios

3 comentarios to “¡CORRE FEFA, QUE COSTAS TE TUMBA LA CASA!”

  1. Maria said

    en esas batallas bárbaras de antes (¿de antes? bueno..) cuando capturaban a los arqueros les cortaban los dedos índice y corazón como símbolo de derrota, pero cuando éstos escapaban alzaban sus dedos, y decían tomaaa!
    me gustan los finales felices. fantástica representación, felicidades a Maria Rosa y como no al abogado. ¡que no se queden con nuestros dedos!…

  2. Jose Miguel said

    Supongo que cuando habla de los vecinos de Puerto de los Molinos habla de los vecinos de cualquier otra parte de Canarias que tienen casas ilegales en Puerto de los Molinos, ¿no?.
    En esa parte del litoral de Puerto del Rosario hay casas, restaurantes y solares.En los solares había casas, que se han ido derribando con la ley y varias sentencias judiciales en la mano, no porque hiciesen falta, sino porque un abogado valenciano ha enturbiado la acción de la Justicia con recursos y recursos para perpetuar una situación ilegal.Ilegal porque es Dominio Público Marítimo Terrestre y porque unos pocos no pueden aumular el beneficio de una playa para ellos solos( Ojos de Garza es otro ejemplo).Que lleven allí 30 años no le autoriza a estar, porque lo dice la ley ( no existe la posibilidad de usucapión) y porque ya han disfrutado bastante de un patrimonio público, ensuciandolo con sus autoconstrucciones y con sus vertidos, ahora toca que la Demarcación siga actuando y Don Fernando G.G. no se arrugue ante estos usurpadores.
    Uno de esos “vecinos” tiene un problema penal por culpa de su persistencia en construir lo destruido y no se crea que eso no se puede volver a repetir, porque sus representados deben tener claro que la Ley, tarde o temprano prevalecerá y tendrán que devolver a todos una playa privada.

  3. No. Hablo de los vecinos del Puerto de los Molinos. Cuando acude un cliente a mi despacho no le suelo pedir la partida de nacimiento ¿Usted sí?
    ¿Un abogado valenciano ha enturbiado la acción de la justicia con recursos y recursos? Dicho así suena fatal ¿Qué significa enturbiar la acción de la justicia? ¿Formular un recurso contencioso administrativo ejerciendo un derecho constitucional es enturbiar la acción de la justicia? ¿Usted sabe realmente lo que he hecho? Parece que le disgusta que las cosas me hayan salido bien y perdone que no le acompañe en el sentimiento pero yo me alegro horrores de haber cumplido mi trabajo. Los clientes vinieron a mi despacho porque querían impedir los derribos y yo he impedido los derribos ¿Cuál es el problema? Yo no lo veo. Hoy me está dando usted una mañanita de rayos y truenos, dejando comentarios como éste en varias entradas de mi blog. Ya he escrito en mi respuesta a uno de ellos que usted se presenta como abogado y que a lo mejor forma parte de esos cuantos profesionales del derecho que antes de que yo interviniera le dijeron a los vecinos del Puerto de los Molinos que no había nada que hacer y que había que resignarse al derribo.
    ¿Qué clase de abogado es usted, que usa ese lenguaje, escribiendo que los vecinos “ensucian” con sus construcciones y animando a los señores de costas a que “no se arrugue ante esos usurpadores”? Si estos afectados acudieran a su despacho ¿Les diría que no les atiende porque son usurpadores? No conozco a ningún abogado que haga eso.
    Parece que a usted la envidia le ciega hasta el extremo de darme pie para explicar una cosa que a usted le interesa saber y a mí que se sepa. Es cuando habla de ese vecino que reconstruyó su casa. No se vaya que la anécdota le va a encantar. Cuando los vecinos me llamaron, ese señor dijo que no tenía por qué cambiar de abogado, que él tenía el suyo. Todos los derribos de los que vinieron conmigo quedaron paralizados y así siguen, pero a este señor le demolieron su casa. Yo me limité a hacer mi trabajo y entre otras cosas no soy responsable de que un ciudadano que no es cliente del despacho incurra pretendidamente en desobediencia reconstruyendo la casa derribada.
    Y otra cosa. A mí me parece que usted sabe poco de usucapión. Debería estudiar más en vez de dirigir su frustración contra quienes ya hicimos los deberes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: