HUY QUÉ MAL ROLLO

marzo 31, 2010

Tribunal Europeo de Derechos Humanos

Hace pocas semanas, al caer de la tarde, caminaba con Roger Zimmermann por una Estrasburgo helada cuando pasamos delante de lo que parecía una cafetera vieja de diseño, tamaño gigante, con mucha chapita plateada. No era una cafetera, sino la sede del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El pasado lunes me llamaron para hacer una entrevista en directo en una radio. Me preguntaron por la separación de poderes en España y contesté que hay personas que creen en Papa Noel y otras que creen en la separación de poderes y que desde luego no era mi caso. A todos mis clientes, a vista de la situación sin precedentes que estamos viviendo en los tribunales de justicia, les recomiendo paciencia de Job para llegar a ese recinto plateado que es el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

El camino es mucho más laborioso y sacrificado que el camino de Santiago. No hacen falta botas de montañero, vieiras en la mochila ni palitos para apoyarse, pero sí una resistencia psicológica mortal para que dentro de nuestro país esas personas a las que por convención llamamos jueces hagan con nosotros los que les dé la gana durante años.

Y al final del camino se supone que debíamos recocijarnos ante el resplandor de las torres plateadas, donde sin embargo percibimos la distinción entre lo antiguo y lo viejo. Las dos torres de la catedral de Santiago, con el pórtico del Maestro Mateo, son antiguas y una pieza de arte. Las dos torres del Tribunal de Derechos Humanos son viejas y pasadas de moda. Deberán pasar cien años más para que pasen a la categoría de antiguas y sean valoradas por sus formas y todo eso.

Pero tal cosa no va a suceder si siguen dictando sentencias como la que se ha hecho pública hace unos días, dando la razón al Estado francés en su orden de demolición de viviendas en el dominio público de la Bretaña. Una sentencia que nos ha cortado la respiración.

Esto puede significarlo todo o no significar nada, justamente porque aunque haya abusos globales cada caso es cada caso y como ya he escrito y dicho, los ciudadanos no siempre tienen razón por el mero hecho de serlo. También hay quien se apropia del dominio público por el morro. Yo no sé si es el caso de esta sentencia, pero sí que es como para mosquearse cuando esa especie de Star Treck naufragada se había transformado en la única esperanza dentro del frustrante campo de la cosa judicial.

 Pego aquí la noticia por su inquietante interés y que sea lo que Dios quiera.

 Estrasburgo apoya la demolición de viviendas construidas al borde del mar

Joaquín Manso • El Tribunal Europeo de DDHH falla a favor de Francia en dos demandas • Se ‘persigue un fin de interés general: fomentar el libre acceso a la orilla’ • Esta sentencia coincide con las protestas en España por la Ley de Costas Efe |

 Estrasburgo (Francia) Actualizado lunes 29/03/2010 13:35 horas

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha fallado a favor de Francia en dos demandas presentadas contra este país por ordenar la demolición de viviendas al borde del mar, según la llamada Ley Litoral de 1986. Esta sentencia llega justo cuando en España la nueva Ley de Costas también está levantando ampollas entre los propietarios de casas a pie de playa, principalmente británicos. El tribunal fracés, con sede en Estrasburgo (nordeste de Francia), ha concluido por 13 votos contra 4 la no violación del artículo nº 1 del Protocolo nº 1 (Derecho a la propiedad) del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Los primeros demandantes, Louis Depalle y su esposa, adquirieron la vivienda en 1960. Y en la segunda demanda, la madre de las demandantes Ijjo y Eliane Brosse recibió en donación de su tía una vivienda en 1945. Las casas requerían autorización pública de ocupación, concedida hasta 1992 regularmente Ambas viviendas están situadas en el departamento de Morbihan (Bretaña) y requerían una autorización de ocupación de dominio público, concedida regularmente hasta 1992. En ambos casos, los demandantes rechazaron en 1993 la propuesta del prefecto (delegado del Gobierno) de conceder una autorización limitada, que prohibía la cesión del terreno y la vivienda, y posibilitaba al estado a devolver su aspecto original al lugar, cuando finalizara la autorización. El prefecto de Morbihan hizo su propuesta en virtud de la entrada en vigor de la ley de 3 de enero de 1986 relativa a la ordenación, protección y revalorización del litoral. Según el dictamen judicial, la orden de demoler las viviendas forma parte de las medidas de reglamentación del uso de los bienes, que “persigue un fin de interés general: fomentar el libre acceso a la orilla”. El texto reconoce que el estado tiene “un gran margen de apreciación”, si bien en este caso “el interés general de la comunidad ocupa un lugar preeminente”. Recuerda a los demandantes que la situación de sus viviendas era ‘precaria y revocable’ Además, recuerda a los demandantes que la situación de sus viviendas era “precaria y revocable”, y que “la tolerancia demostrada por el Estado” no cambia las cosas. La sentencia deja claro a los demandantes que “es a las autoridades nacionales a quien corresponde adoptar el tipo de medidas para proteger la costa”. Frente al “atentado radical contra sus bienes” que para los demandantes supondría la demolición, el tribunal sostiene que esa acción es “coherente” y “rigurosa” con la ley, “ante la necesidad creciente de proteger la costa” y respetar las reglas urbanísticas. Para Estrasburgo, los demandantes “no soportarán una carga especial y exorbitante en razón de la demolición de las casas sin indemnización”. En cambio, los cuatro jueces disidentes consideran que la orden de demolición supone “una injerencia desproporcionada e injustificable”. A día de hoy, las viviendas no han sido demolidas. La sentencia, al ser de la Gran Sala, no puede ser objeto de recurso por los demandantes.

José Ortega

Abogado

Anuncios

5 comentarios to “HUY QUÉ MAL ROLLO”

  1. Nerjeño said

    La noticia parece un poco confusa y da la sensación de que las casas ya se encontraban en dominio público desde un principio y que esta situación había sido tolerada por la Administración. Sobre todo cuando recuerda a los demandantes que la situación de sus viviendas era precaria y revocable. No obstante, precisamente por esa confusión, no deja de acojonar un poco.

  2. zxc said

    Es a las autoridades nacionales a quien corresponde adoptar el tipo de medidas para proteger la costa.
    Una Frase lapidaria

    Después de esta sentencia , creo que ya está todo perdido , no hay nada que hacer (quizá alargar un poco la agonía) , Estrasburgo se ha lavado las manos sabiendo que si no dictaba una sentencia así , llovería una ola de demandas que llevaría a la quiebra a más de un estado.

    pd: por cierto , ya podían ahorrarse el dinero en donativos a países como Haití , Bolivia , Venezuela o Grecia , esa cantidad de dinero se podría utilizar para indemnizarnos a todos a precio de mercado. (cosa que no ocurrirá)

    pd2: Al final mi padre tenía razón diciendo aquello de “Para triunfar en la vida hay que ser un ^hijoputa^”. En este país se le hacen homenajes a gente como El Vaquilla , El Dioni o Mario Conde , y ser honrado está hasta mal visto. Que tengan cuidado el día que nos derriben pq todos sabemos en este país es muy barato delinquir.

    Un saludo

  3. zxc said

    Repito de nuevo , esta sentencia es MUY preocupante por la siguiente frase:

    “Es a las autoridades nacionales a quien corresponde adoptar el tipo de medidas para proteger la costa.”

    No importa si fue legal o no , si hay retroactividad en la ley o no.

    Yo personalmente muy en el fondo sabía que era una opción que podría ocurrir pero viendo sentencias como el caso de la gitana o casos de expropiaciones donde Europa ha dado la razón a los afectados , pensaba que teníamos bastante ganado , pero ahora ya no , esa sentencia es el principio del fin para todos nosotros.

    Hay un problema también , es que a pesar de que cada caso es individual , Estrasburgo los mete en el mismo saco ; eso es lavarse las manos y eso es muy grave , pq hay inmuebles donde entran las olas y hay otros que están en zona de servidumbre sin tener realmente un impacto medioambiental , al menos se tendría que juzgar caso por caso.

    pd: Hay gente que esto no lo sabe , pero Estrasburgo no tramita todas las demandas , solo un 10% llegan a trámite (no hay capacidad logística ni de personal para llevar todo a trámite) , y después de esta sentencia , veo complicado llevar el caso a Europa… a esto sumar a un europarlamentario decir que ellos no tienen jurisdicción sobre este caso , pues ya me diréis.

  4. Sofía said

    De acuerdo, es bastante desalentador esto y otras sentencias, pero hay que seguir adelante con las opciones que ofrezca la ley en los juzgados, con las quejas públicas y con lo que se nos ocurra que pueda servir (“hay que hacer ruido” como dicen los políticos) siempre siendo legales.
    No olvidéis que la mayoría de los eurodiputados SÍ que nos defendieron en la última sesión de la Comisión de Peticiones. Estamos a la espera, pero no creo que por eso estemos o tengamos que estar parados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: