PARA QUÉ SIRVE VER LOS EXPEDIENTES

agosto 2, 2009

A la izquierda, un expediente de deslinde en la Dirección General de Costas. A la derecha otro en mi despacho.

A la izquierda, un expediente de deslinde en la Dirección General de Costas. A la derecha otro en mi despacho.

 Muchos sabéis que en muchos casos, la última llamada de un ciudadano desesperado porque va a perder la vivienda es la que me hacen a mí. Perdón por decirlo así, pero esto me ha pasado ya varias veces. Los abogados que llevan el caso dicen que no hay nada que hacer, que hemos llegado al final, que la sentencia es firme, que el derribo es inevitable, y entonces estas personas descuelgan el teléfono y me llaman. Y yo, como George de la Jungla, tengo suerte y detengo esos derribos con un éxito del 100% hasta el momento, aunque no creo que pueda mantener ese nivel.  

 Parte de ese éxito viene porque no me creo nada. Ni de la resolución de los expedientes, ni de las sentencias judiciales, ni de la apariencia, ni de nada. Cuando me preguntan si aún hay algo que se pueda hacer, primero pido ver el expediente. Me da igual que sea un expediente archivado con todas las presunciones del mundo de que el tema está ya resuelto y es definitivo. A esas presunciones no les tengo ningún respeto porque cuando abro una carpeta suelo encontrarme sapos y culebras. Unos sapos y culebras que por lo visto se vuelven estacionalmente invisibles, porque antes que yo no los había visto nadie.

 Ved lo que me pasó en agosto de 2008. Recibo un correo electrónico de cierta persona que vive en una de las principales capitales de Europa. Está angustiada porque le van a tirar abajo su casa, y en este caso no se trata precisamente de una chabola, más bien todo lo contrario. Ha tenido abogados de todas las clases y colores, le han puesto todos los pleitos del mundo y faltan prácticamente días para que las máquinas echen a bajo la casa. Como siempre, ya no hay nada que se pueda hacer, etc. etc. Me dice en el correo que ha oído por Tenerife que yo tengo muy buena fama y todo ese rollo y que acude a mí como último recurso. Cree que puedo evitar ese derribo inminente.

 Se trata de una vivienda construida al parecer ilegalmente dentro de la servidumbre de protección, un asunto feo y difícil. El Gobierno de Canarias, aparentemente con muchas razones,  le tramita un expediente al anterior propietario y luego a este señor, que había comprado sin saber nada, para derribar la obra. Se pierden todos los pleitos y estamos a las puertas del desenlace final. Compruebo las mediciones de los cien metros, por si acaso, pero es un palo de ciego. Todo está correcto y la vivienda realmente está en servidumbre de protección por lo que a la primera de cambio yo también creo que no hay nada que hacer.

 Pero tomo el tren y me voy a la Dirección General de Costas (me gusta más el nombre antiguo que el nuevo, que encuentro cursi y tonto) para examinar el expediente. Begoña, la funcionaria, me atiende tan excelentemente como lo viene haciendo desde hace ya años. Con solo pedirlo, en cinco minutos tengo sobre la mesa los papeles. Abro la carpeta y me pongo a estudiar. Cuando hacía prácticas de Arqueología y hacíamos prospección de un yacimiento, mi profesor preferido, García del Toro, siempre andaba dando la brasa con lo del ojo avisado del arqueólogo, y era cierto. El veía las puntas de flecha en el suelo a simple vista y nosotros no. Yo tengo el ojo muy avisado, no para las puntas de flecha, sino para los sapos y culebras que permanecen invisibles para la mayoría.

 Y allí estaban mis sapos y culebras. Nunca pude entender por qué los otros abogados que habían intentado defender el tema se habían perdido por las ramas, discutiendo lo que no había que discutir en vez de ir a la raíz. Y la raíz era lo que yo tenía delante. Qué burros, pero qué burros eran los que habían tramitado ese expediente.

 La zona es un acantilado. La casa se estaba construyendo cuando se iniciaron las operaciones de deslinde. Hay en los papeles una nota más que reveladora que dice que por allí la señora X estaba edificando, pero fuera de la servidumbre de protección. Estupendo: la casa NO estaba en la servidumbre de protección. Un día vinieron e hicieron algo increíble. Cogen y dicen que como han medido el acantilado y tiene menos de sesenta grados, no procede poner el dominio público marítimo terrestre por su coronación, sino situarlo abajo, junto a la ribera del mar, coincidiendo con el alcance de los temporales (esto puede ser un poco técnico, lo siento. Ved el art. 4 de la ley de costas y su equivalente del reglamento). Estupendo de la muerte pero, aunque sea increíble, van y hacen lo contrario. Es una locura, sí, pero lo hacen. En lugar de bajar el dominio público marítimo terrestre al pie del acantilado, suben la ribera del mar hasta su coronación. Creo que ese día se habían fumado un porro o algo peor, porque no tiene ningún sentido, pero es lo que hicieron. Y no solo eso. Al subir erróneamente la ribera del mar a la coronación del acantilado, la servidumbre de protección se movió hacia el interior, ya que se cuenta justamente desde la ribera del mar. Con esto la casa quedó dentro de la servidumbre de protección.

 ¿Vosotros creéis que a estos artistas de los derechos ciudadanos se les ocurrió notificarle algo a los propietarios de la vivienda? Ni hablar, ellos siguieron con su tramitación, metiendo la vivienda dentro de la servidumbre sin que sus propietarios supieran ni media palabra. Y luego, claro, vino el gobierno de Canarias, muy digno, y dijo: oiga usted, que ha construido ilegalmente en servidumbre de protección, pues ahora le tiro la casa abajo, hale.

 La metedura de pata de los ingenieros de costas es doble:

 -Por una parte no notificar a los propietarios que la casa había pasado a estar incluida dentro de la servidumbre de protección (si lo hubieran hecho, los propietarios habrían podido alegar todos los despistes que he señalado antes).

 -La vivienda NO está y NUNCA estuvo en servidumbre de protección.

 ¿Os dais cuenta del despropósito? ¿No veis cómo estamos conducidos y administrados por unos burros? Y lo principal ¿Os dais cuenta de lo importante que es que DEJEN VER LOS EXPEDIENTES? Es patético pensar que si me hubiera retrasado solo dos meses en consultar el expediente de este señor, su casa se vendría abajo y todos estos desalmados (literalmente, carentes de alma) tan contentos y tan convencidos de haber cumplido con su deber y de que se hubiera hecho justicia.

 Pues bien, esto es lo que quieren impedir: La claridad, la verdad y la justicia. Quieren ocultar sus miserias, sus vergüenzas y sus errores. Esto que he contado no es la primera vez que me pasa, claro. El otro día he descubierto otra igual. Hace unos meses se derribaron dos viviendas en la isla del Hierro. Lástima que los propietarios estaban intentando ponerse en contacto conmigo en la dirección de correo que me dejó de funcionar por saturación de basura. Cuando lo consiguieron las casas ya no existían, pero aún y así clamaban por justicia. Era el mismo caso, unas viviendas en servidumbre de protección. Fui otra vez a Madrid a ver el expediente y me quedé a cuadros cuando leí un informe del Ayuntamiento de Valverde que decía que los terrenos ya eran urbanos antes de 1988, lo que significa que la servidumbre de protección tendría que haber tenido una anchura de 20 metros, no de 100, y que por tanto esas dos viviendas tampoco estaban en la servidumbre, sino en t,errenos hábiles para construir. Claro está que a los titulares no les habían notificado ni media palabra de la tramitación del expediente y también que los abogados habían dictaminado que ya no podía hacerse nada. Y de nuevo esto no habría podido averiguarlo si hubieran acudido a consultar el expediente solo unos meses después, con la prohibición en marcha.

 Ahora ya no puedo revisar estos abusos y estos errores. Ni yo ni ningún otro abogado o afectado.

 Ya sabéis lo que dicen. Por un clavo se perdió una herradura, por una herradura un caballo, por un caballo un general y por un general una guerra. Creo que uno de esos días, en alguna de las visitas que hice en primavera, cometí un error. Estaba delante de los funcionarios encargados de los expedientes, hablando con alguien por el teléfono móvil y dije mi nombre. Creo que eso fue el fin. En todos estos años los funcionarios no sabían cómo me llamaba (no solo no pedían poderes, ni siquiera te preguntaban quién eras, lo que hasta a mí me sorprendía). En la siguiente visita empezaron los problemas. Tienen la resolución del Parlamento Europeo sentada en la boca del estómago y son incapaces de digerirla. Y saben quién es el culpable.

 Esto que están haciendo con la prohibición de acceso a los expedientes es un crimen. Hay muchas familias que van a llorar viendo cómo les echan abajo las casas solo porque los ingenieros de costas han decidido impedir todo derecho de defensa. El Estado no puede permitirse esta lacra. Debería quitar de en medio a los responsables, sean quienes fueren, de estas prácticas propias de la mafia.

 Sabéis que han publicado una nota de prensa metiéndose conmigo y diciendo, los cachondos, que cuando pido que me dejen ver los procedimientos pretendo un trato de favor. También dicen que los expedientes no se pueden ver íntegros para preservar el derecho a la intimidad de las personas que aparecen ahí, y ponen como ejemplo la dirección y el teléfono. Esto no vale ni siquiera como chiste, solo como evidencia de que carecen de argumentos, están contra las cuerdas y de su boca solo salen idioteces. Cuando leí estas razones, me fui a buscar por Internet, en las páginas blancas de telefónica, la dirección y el teléfono de la Directora General de Sostenibilidad de la Costa y de su jefe, el Secretario General del Mar. Tardé segundos en obtener los datos. Esta es la pretendida intimidad que quieren preservar.

 Podéis hacer la prueba: Id a páginas blancas de telefónica y escribir ALICIA PAZ ANTOLÍN y en la provincia MADRID. Y luego lo mismo con JUAN CARLOS MARTÍN FRAGUEIRO. No pongo aquí sus datos para que no me busquen problemas, pero son del dominio público. 

 En fin. Yo pongo un contencioso administrativo, la Sala reclama el expediente, y lo tengo en mi despacho durante un mes para hacer con él lo que quiera, incluyendo anotar los nombres, direcciones y teléfonos de todo Quisque. Al tribunal por lo visto esto no le preocupa. Pero el mismo expediente no puedo verlo en las oficinas de la Administración por culpa de que ahí hay teléfonos y direcciones. Nada tiene sentido y desde luego que esta batalla la van a perder, porque no pueden ir contra toda una cultura y toda una civilización. Esto que están haciendo son como fuegos fatuos de fascismo que aparece en forma de llamarada pero que se extingue en seguida.

 Fuerza para todos.

José Ortega

Abogado

ortega_abogados@hotmail.com

www.costasmaritimas.com

SIQUEPODEMOS

Anuncios

9 comentarios to “PARA QUÉ SIRVE VER LOS EXPEDIENTES”

  1. Lola Cortés said

    SÍ PODEMOS!

  2. Ánimo Ortega, tenemos que acabar con ellos.
    Asociación de VV la Almadraba de Els Poblets

  3. efraín said

    Con Pantalán o sin él, seguiremos adelante. Desgraciadamente, la isla de La Palma recibió a nuestro presidente, todos sabemos por la desventura que lo hizo; creia yo,hubiese sido bonito, que nos venia a echar una mano con lo de la Bombilla o a restituirnos el PANTALAN, usado durante 18 años consecutivos para disfrute y baño de niños y mayores especialmente. La Asociación de Vecinos Varadero, siempre cumple; cumple su palabra y continúa en la lucha. Nos ponemos junto al dolor de los afectados por el fuego y arropamos con este calor que queda despues de estas grandes temperaturas, además de a todos los afectados por estas penurias en distitos lugares de España, de una manera especial a los de costas y que este calor se trasmita también a quien está haciendo posible nuestra lucha.ANIMO CAMPEÓN, NO ESTAS SOLO, ¡cada dia recibimos mas apoyo del pueblo en general!

  4. efraín said

    NECESITAMOS QUE LOS EXPEDIENTES DE COSTAS SEAN COMO ESE FUEGO, QUE SE VIO DESDE EL ESPACIO, ASI DEBE SER
    CONTINUAREMOS EN LA LUCHA, ¡¡¡NO TE ACHIQUES!!!, recibe todo nuestro apoyo.

  5. Francisco Sirvent said

    OLÉ POR EL SR. ORTEGA. ES LA ÚNICA LLAMA QUE DA ESPERANZA A TANTOS CIUDADANOS QUE VIVIMOS AMENAZADOS DE PERDER NUESTRA VIVIENDA, HOGAR DE NUESTRAS FAMILIAS, POR UNA ARBITRARIA LEY DE COSTAS APLICADA RETROACTIVAMENTE. LA JUSTICIA IMPERARÁ, SR. ORTEGA. TIENE TODO EL APOYO DE LOS MÁS DE 3.500 CIUDADANOS AFECTADOS EN LOS ARENALES DEL SOL.

  6. Ramón Loureiro said

    No quiero pesar la de úlceras de estómago y malas digestiones estará causando el señor Ortega, la de bajas laborales por estrés.
    Lo cierto es que teniendo la razón no vamos a dejar que nos amedrenten por muy funcionarios que sean, les interesa saber que no van a poder hacer nada sin tenernos detrás de la oreja mirando con lupa lo que hacen que podemos y tanto que podemos.
    SEÑOR ORTEGA QUE EL ANIMO NO DECAIGA.

  7. Magali (hija de Valeriano) said

    Ya sabes que casi soy una Fans tuya y mi descripcion de ti ya sabes cual es, no tengo que recordartela pero si te recuerdo que tienes muchos valoreso, virtudes:
    Coraje, Perseverancia
    Responsabilidad, Trabajo, Autodisciplina
    Compasión, Fé
    Sinceidad, Lealtad, Amistad
    Muchas cosas o todas les deja falta a muchos politicos o los que estan al lado SI PODEMOS

  8. Valentin said

    Los expedientes son a las actuaciònes administrativas lo que la facturas detalladas de cualquier transacciòn o servicio . ¿Alguien se imagina que te exijan el pago del total de una factura, en un restaurante, hotel, supermercado etc, sin permitirte comprobar los diversos conceptos que la integran?
    Estos Socialistas, tan ateos ellos, nos piden a los ciudadanos, nada menos que “fe ciega” en sus terrenales actuaciones administrativas,y que “comulguemos” con sus ruedas de molino. Y todo ello,después de mil y una corrupciones de Ali Babá con las con las que venimos desayunando diariamente desde tiempo inmemorial .
    Admitir una resolución administrativa sin poder revisar el expediente en que se basa, supone creer en lo que no vimos ( en eso consiste precisamente la fe ); y ello equivale a firmar un documento en blanco .
    ¿ Quien le firmaría hoy un cheque en blanco a Roldan o a cualquiera de sus discípulos ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: