HEROES DE CRISTAL

abril 28, 2009

Como todos sabemos, ante un conflicto como los de costas, a veces se gana y a veces no. Unos poblados caen, otros continúan en pie. Pero también, a veces, contra pronóstico, se gana cuando se tenía todo perdido, o la obsesión por la defensa atonta y asfixia a la Administración. Las comparaciones serían  muy fáciles pero podrían resultar ofensivas, en especial para las personas que han sufrido lo indecible cuando les han echado abajo sus casas de toda la vida.

 

En esas situaciones el abogado hace lo que tiene que hacer, o lo que puede, pero para sacar el caso adelante no basta un escrito de alegaciones. Hay que hace la guerra con todo lo que se tenga a mano, aunque siempre decentemente y por supuesto dentro de la ley. Es preciso llevar la iniciativa. Hay que inventarse cosas, buscar argumentos, visitar a los políticos, hablar con los periodistas, a veces movilizar a los vecinos. Muchas veces eso marca la diferencia, y con esto me quiero referir a mis héroes de cristal.

 

Héroes, porque lo son. De cristal no porque sean frágiles, o porque teman ellos mismos  romperse, como el Licenciado Vidriera, sino porque en la opinión pública aparecen transparentes. Nadie se fija en ellos y encima no piden protagonismo, pero son no solo protagonistas, sino irremplazables.

 

Hay muchos y están por ahí diseminados, pero los que más me dan la lata son Antonio Oliva, de Bajo la Cuesta, en Candelaria (Tenerife) y Efraín Jiménez, de la Bombilla (La Palma). Como carecen tanto de decencia como de recato, me llaman a cualquier hora, especialmente a las diez, once o doce de la noche (a tener en cuenta la diferencia horaria). Lo normal sería preguntarles qué se han creído, pero les cojo el teléfono porque sé que están preocupados y no paran de cavilar. Es inimaginable el tiempo y la energía que le dedican a la causa. Y a tener en cuenta que lo hacen no solo gratis, sino poniendo dinero de su bolsillo. Su preocupación es contagiosa. Noto como me motiva.

 

ANTONIO OLIVA EN LA TABERNA DEL PUERTO

ANTONIO OLIVA EN LA TABERNA DEL PUERTO

La pasada primavera fui a una librería para presentar la novela de un famoso físico nuclear que me honra con su amistad. El héroe de la historia era un joven oficial del ejército y sobre todo una persona noble, entera y sin dobleces. Me di cuenta de que ese personaje estaba inspirado en el padre de mi amigo, un oficial de marina que ha sido noble, entero y sin dobleces durante toda su vida. Esa figura del padre como modelo creo que está también presente en Antonio Oliva. Bajo la cuesta, el barrio que él intenta mantener en pie, tiene una única calle paralela al mar. Esa calle se llama Manuel Oliva Martín. Manuel Oliva era su padre. Trabajó como un burro como presidente de la asociación de vecinos y debió ser ese tipo de persona entregada a los demás que dejan huella. Yo creo que Antonio aspira a estar a la altura de su padre. No para que le pongan una calle, sino porque es su modelo, porque le gustaría que estuviera orgulloso de él, como se suele decir, y porque seguramente cuando era niño le inoculó valores que duran para siempre. Es un tipo entregado y al mismo tiempo modesto, que huye de toda notoriedad porque lo único que le interesa es ahuyentar las palas mecánicas. Ha tenido la desgracia de que le ha tocado entregar su juventud a la lucha contra los tiranos, pero, como dicen las mamás (y las abuelas), mientras esté entretenido con eso por lo menos no estará haciendo cosas malas.

 

EFRAÍN JIMENEZ EN EL BAR SPUTNIK

EFRAÍN JIMENEZ EN EL BAR SPUTNIK

Efraín Jiménez es un maestro jubilado enganchado a la vida que en su juventud cogía las gafas de submarinismo y bajaba treinta metros a pulmón y actualmente es capaz de bajar aún más hasta meterse profundamente en el alma de sus amigos.  Su Bombilla de su alma solo le da disgustos y sinsabores, pero él va de despacho en despacho, pidiendo y reclamando en una porfía que le enfrenta a una conjura de todas las instituciones, todas las Administraciones y el gran capital hotelero, todos a una. Es el capitán de un pequeño ejército de pobres en lucha contra el mundo, el defensor de una plaza que, como Numancia, cercada por fuerzas de un poder aplastante, no se rinde.

 

 Ha movilizado a sus convecinos de tal forma que en un tris tras ha conseguido cinco mil firmas a favor del cumplimiento de la resolución del Parlamento Europeo. Eso en una isla de 80.000 habitantes. Si se motiva puede conseguir la firma de un tercio de los isleños. Me identifiqué con él durante una subida a la caldera de Taburiente, en octubre de 2007, mientras me hablaba de proyectos y aspiraciones, como un niño. Y así sigo.

 

 Una película es una obsesión, me decía una vez un director de cine. Esto, esta lucha,  es mucho peor. Antonio y Efraín son personajes obsesionados, o mejor ebrios, justo en el sentido de Baudelaire (“hay que estar siempre ebrios. De vino, de poesía o de virtud, a vuestro antojo, pero embrigaos”). Si no estás obsesionado no puedes hacer nada grande. Son ellos, y no yo, los que están conteniendo la invasión de la barbarie y la injusticia.

 

 Tipos como éstos son los que han hecho la historia y nos han sacado las castañas del fuego en todas las épocas. Los exploradores, los conquistadores, los aventureros, los héroes, los que se revelaban contra el invasor, los que se negaban a someterse, ceo que se parecían a estos dos.

 

Si no fuera por ellos, y por todos los demás que se desloman para organizar a los vecinos, yo no habría conseguido nada. Los dos barrios tienen orden de derribo, el de Antonio y el de Efraín. Los dos están conteniendo la llegada de las máquinas. Si no fuera por ellos, no habría nada que hacer. Si alguna vez triunfamos, no sería justo que todos los méritos se fueran al abogado. Ese día a lo mejor pasa algo como en los cuentos de hadas: dejarán de ser de cristal y todo el mundo los verá como son.

 

José Ortega

www.costasmaritimas.com

ortega_abogados@hotmail.com  

 

Anuncios

2 comentarios to “HEROES DE CRISTAL”

  1. efraín said

    Amigo, tengo que reprocharte algo.
    No sé, Antonio, pero yo si te reprocho que hables de nosotros de esa manera, en buen compromiso te has metido, porque son muchísimas las persona que están en la Plataforma que hacen igual o mucho mas que nosotros. En cuanto a tí, te repito lo de siempre, si no fuera por tí ya no estaríamos, por lo tanto…, por ser tú, por ser lo que eres, además de abogado, aún seguimos en pie y tú lo sabes, por lo tanto, he decirte que te has ganado el cariño de toda esta gente, lo mio es normal, estoy acá, pero y tú,donde?…, te respondo yo, tu estás en muchos sitios a la vez, no eres Dios, pero para mucha gente lo representas, porque se agarran a ti como último madero flotante, por lo que te doy ánimo para que no decaiga en ti ese espíritu de colaboración total.
    Un saludo entrañable.

    • Bueno bueno… menos juegos florales y más trabajar. En vez de perder el tiempo diciéndome eso ¡tendrías que estar recogiendo firmas! Y en cuanto a los reproches, ya sé que hay mucha gente en la Plataforma deslomándose por ahí y haciendo lo que hacéis vosotros. Pero apenas me entero. Con vosotros no tengo más remedio porque cada vez que un pensamiento os corre por la cabeza os apresuráis a contármelo. Pero qué le vamos a hacer. Cada uno ha nacido como ha nacido, incluyéndome a mí. Ya dije una vez que la desfachatez de Antonio cuando me llama de noche solo tiene parangón con la desvergüenza mía al atender la llamada. Y así seguimos, rumbo al éxito aunque durmiendo poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: