EUROPA DIJO SI

julio 22, 2008

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo acaba de admitir a trámite nuestra queja contra el gobierno de España por aplicación abusiva de la ley de costas. A partir de ahora la comisión se va a poner a investigar, y los responsables de los abusos denunciados en mi Informe sobre aplicación abusiva de la ley de costas van a tener que dar muchas explicaciones. No me gustaría estar en el pellejo, por ejemplo, de la autoridad que denegaba sistemáticamente a los ciudadanos las concesiones sobre sus antiguas viviendas objetando que ese uso está prohibido por la ley, pero mantenía en Vegadeo la concesión para un uso prohibido, como es una feria de muestras, o simplemente daban en concesión terrenos demaniales para otro uso prohibido, como el foro de las culturas de Barcelona.  Me gustaría estar presente cuando fuesen a declarar los responsables del derribo de la carpintería de Valeriano Rodríguez, en la Gomera, un jubilado pobre al que ni siquiera se le dio la oportunidad de solicitar la reglamentaria concesión administrativa, porque le derribaron incluso sin haber deslinde alguno aprobado en la zona. También me gustaría saber cómo los hasta ahora todopoderosos señores van a poder explicar que en el Saler hayan incorporado al dominio público el hotel Sidi Saler y la urbanización Casbah (construidos en los años sesenta fuera del dominio público por decisión del gobierno), porque dicen que están sobre la arena, pero no hayan hecho lo mismo con el Planetario de Castellón, construido sobre la arena después de la ley de costas, y por lo tanto perfectamente ilegal.  También sería estupendo escuchar las explicaciones que tienen que dar los responsables de que cada solicitud de concesión presentada por los antiguos propietarios se haya guardado en un cajón.

Estoy seguro de que, conmigo, a todos esos terceros de buena fe que compraron viviendas fuera del dominio público en los Arenales del Sol, Playa Lisa y Gran Playa, les encantaría asistir a estas declaraciones. Es su momento. Y el de esos ciudadanos del Golfo, en Lanzarote, tan asustados que ni siquiera se atrevieron a formular la reclamación judicial de las concesiones por miedo a que se las rescatasen; de esos pobres de miseria de la Bombilla, en la Palma, a quienes el Gobierno, después de aprobar un deslinde retroactivo llevando la ley de costas al paleolítico, está a punto de derribar sus chabolas para construir una playa artificial y unos cuantos hoteles para los turistas; de los sorprendidos vecinos del Remo, en la misma isla, a quienes el Gobierno ha robado seis metros de su propiedad, inventándose que es ilegal, para no tener que expropiarlos y pagarlos; de esas almas torturadas del barrio de Bajo la Cuesta, en Candelaria,  cuyas viviendas ya tienen orden de derribo simplemente porque un topógrafo de costas se equivocó en el cálculo de un ángulo, y en Costas no saben lo que es rectificar; del fotógrafo Thomas Müller, transformado en pozo de lamentaciones después de que la misma Demarcación de Costas que le dijo que tenía derecho a la concesión especial le diga ahora que no lo tiene, y lo amenace con sanciones y derribos de su Castillo del Mar; de la estupenda gente del Puertito de los Molinos, en Fuerteventura, un pueblo marinero histórico que Costas pretende borrar del mapa sin dejar un solo ladrillo; de José Elvira, el Besugo, el pescador jubilado y más pobre que las ratas que perdió la visión en un ojo por la ansiedad que le produjo enterarse que Costas le iba a tirar su casa de pobre de Puerto Lajas (Fuerteventura) a fin de favorecer la instalación de hoteles y apartamentos de ricos; de los más que pacientes vecinos de Nules, que han estado viendo cómo el mar se comía primero su playa, después la tierra firme y más tarde sus viviendas, a consecuencia del efecto sombra del puerto de Burriana, sin que Costas haga nada por impedirlo; de los vecinos del Brosquil, a punto de perder sus casas porque los espigones del Júcar han causado una erosión feroz que a los señores de Costas les deja indiferentes; de los vecinos de la playa de Otur, en Asturias, que van a quedarse sin casa porque Costas se empeña en declarar dominio público una supuesta duna sepultada bajo un bosque; de los vecinos de la playa de Seselle, que han perdido su propiedad porque Costas esparció arena en la parcela de al lado; de Juan Bruno Espinosa y sus hermanos, cuyo restaurante tradicional fue reducido a escombros incluso a pesar de que sus bienes estaban inscritos en el Registro de la Propiedad desde el siglo XIX. Es el momento de todos estos y de muchos otros, anónimos, dispersos por las playas, a quienes no conozco, pero que también serán beneficiarios de la justicia que por fin se va a hacer.

El pasado otoño Alfredo Masó, presidente de la asociación de vecinos de Arenales del Sol, me expresó sus temores de que el Ministerio de Medio Ambiente pretendiera celebrar el veinte aniversario de la ley de costas con alguna acción ejemplar, singularmente con algún derribo emblemático. Fue en esa reunión donde nació el germen de la Plataforma Nacional de Afectados por la Ley de Costas. Yo no estaba muy convencido porque temía una insuperable avalancha de trabajo, y así ha sido. Pero sin duda que ha merecido la pena. En este momento en el que escribo falta justo una semana para que la ley de costas cumpla veinte años, y lo que Alfredo temía que se convirtiese en una celebración de Costas se ha resuelto con una sonora y desde luego simbólica victoria de la sociedad contra el Estado y de los ciudadanos contra los funcionarios y autoridades que durante estos veinte años se han dedicado a transformar un país tan digno como España en nido de arbitrariedades y abusos, y en muchos casos a emplear la ley de costas como pretexto para echar a los pobres a fin de dejar sitio a los ricos.

Primero fue el despido de la Ministra y su humillante retiro como embajadora de España en la OCDE, después el ansiado cese del antiguo Director General de Costas y la inesperada vacancia de ese puesto de dos meses y medio (y los demás ceses en ciernes, alguno de ellos sonado y deseado), y ahora la gran puerta que Europa nos abre para ayudarnos a restaurar la justicia en un país cuyos resortes de autodepuración se habían oxidado hacía tiempo, donde hemos sido objeto de una censura de prensa feroz y donde el Gobierno, empeñado en ignorarnos, ha intentado, pero no conseguido, reducirnos al papel de hombre invisible.

A estas alturas ya sabe todo el mundo que ésta no ha sido ni es la lucha de los privilegiados por defender sus privilegios, ni el lobby de los señoritos, molestos por no poder gozar de playas privadas. Ni siquiera es solo la lucha de los ciudadanos contra  los ultrajes recibidos. La conversión de cada una de estas defensas en una lucha colectiva la ha transformado en una defensa de la dignidad. No solo de la dignidad de los afectados y sus familias, sino de la sociedad en su conjunto, lo que es lo mismo que decir de este país maltratado y envilecido por sus propios gobernantes.

No se puede vivir sin justicia. Y me alegro de formar parte de una sociedad que ha sido capaz de contestar, quitarse de encima las cadenas y demostrar que sigue estando viva.

Quiero agradecer el esfuerzo de cada uno, especialmente en los momentos difíciles. Empezando por Jane Bednar, que tradujo fielmente a inglés las dos versiones del informe y siguiendo con Vicente Casanova, su esposa y su hijo Guillermo, de la Casbah, que fueron un apoyo inestimable a la hora de imprimirlo, encuadernarlo y remitir las copias a sus destinatarios; con José Andrés Ruiz del Molino, Eva Guerola y Almudena, por sus iniciativas e ideas; con Antonio Oliva, Efraín Jiménez, Miguel Cerdeña e Hildebrando Trancho, que tan eficazmente organizaron las ruedas de prensa respectivamente en Tenerife, la Palma, Fuerteventura y Lanzarote; con Christina Knütson, sin cuya ayuda no habría sido posible la crucial rueda de prensa para medios internacionales del día 26 de marzo; con Teresa Alonso, que sufrió conmigo antes de entrar en directo al Espejo Público;  con Mari Nieves, de Playa Lisa-Gran Playa, que tan enérgicamente defendió a la Plataforma en los momentos difíciles, con Alfredo Masó, Juan de Dios, Paco Sirvent y Paco Delicado por impulsar la plataforma y seguir constituyendo su principal columna vertebral; con Jan Styuvesant, de Vera, que tan eficazmente ha gestionado las relaciones con los diputados holandeses; con el enorme Cliff, de la Casbah, por su trabajo impagabble traduciendo la web de la Plataforma y también la mía; con Enrique López Veloso, por hacernos de guía en el proceloso universo del Parlamento Europeo; con Manfred Stier, por su trabajo callado; con Roger Zimmermann, por acompañarme en la singular rueda de prensa de Bruselas, con Vicente Montagud (Nules), Brígida, José Pedro (Otur), Pepe Heredia (Villaviciosa), Karin Koberling (Fuerteventura), y Pilar (Liencres), por su paciencia y su apoyo incondicional; con Pedro Delgado (Moaña), que creyó en nosotros; con Tom, Charles y Carlta, que se dejaron seducir por la causa y tanto nos han ayudado desde Madrid; con José Ignacio Raposo, del hotel Sidi Saler, Juan Miguel Terradez, Luis Carpio, Luis Roca, Roberto, Pilar Parreño, Rosa Alabau y José Moya, de la Casbah, por lo que ellos saben. Y sobre todo es necesario un agradecimiento y un aplauso a Carmen del Amo, Presidenta de la Plataforma Nacional de Afectados por la Ley de Costas. Sin ella no estaríamos donde estamos. 

Lo vamos a conseguir.

Anuncios

12 comentarios to “EUROPA DIJO SI”

  1. Pepe Heredia said

    La unión hace la fuerza y esta vez los más débiles hemos dado una lección a los grandes y prepotentes.
    Felicidades a todos los afectados!.
    Para José Ortega y Carmen del Amo mi agradecimiento eterno por todo lo que han trabajado con viento en contra. Hoy comienza todo a verse de otra manera gracias a los dos.
    ¡Ya somos europeos! hoy es un gran día y lo mejor de todo es que lo bueno está por llegar.
    Un abrazo

  2. carmen said

    ¿Quién ha dicho débiles?.
    Si algo estamos demostrando es la fortaleza que nos ha dado el enfrentarnos a la injusticia; la solidaridad ante el abuso de poder; la protesta ante el silencio de la sociedad; la verdad ante la manipulación; la imaginación ante la falta de recursos materiales y sobre todo aprender a caminar hombro con hombro como hacían los antiguos guerreros para entrar en combate.
    Quizás pensaron que como no somos ricos ni poderosos podrían arrasar nuestros hogares y, con la prepotencia que dan los cargos, se olvidaron que existen riquezas más allá de las pecuniarias: las de los valores éticos y morales, hoy, casi extintos.
    Jamás creyeron que un unido grupo de ciudadanos les plantara cara y, tan fuertes como se creían, corrieron a esconderse bajo las mesas de los despachos.
    Creo que aún siguen allí, porque ni se les vé ni se les escucha.
    Y como álguien dijo: “a por ellos que son pocos y cobardes”
    Enhorabuena a todos, os lo mereceis.

  3. cliff said

    This is an important milestone on our journey to achieve justice and recognition of our ownership rights without prejudice to the general public’s right to free access to the beach.
    It is a demonstration of what can be achieved by determination, peaceful demonstration and a belief that collectively individuals can make a difference.

    We no longer live in dictatorships, the government works on behalf of the population.

    Together we stand , divided we fall.

  4. Christina said

    Sin lugar a duda la union hace la fuerza.

    Gracias a persistencia, colaboraciony y fe se ha dado un gran paso adelante. Esto es un hito.

    …carencia de valores éticos y morales… de acuerdo con Carmen. Por desgracia en la UE (al menos la de los 15), Espana lamenteblemente parece ser la nacion donde mas carencia hay de estos valores basicos. Se lo saltan a la torera… como parte de una cultura medieval – pero en una sociedad moderna con democracia consolidada (?)nos esperamos mas transparencia, mas justicia y mas responsabilidad social.

    Es inaceptable que no se haya tenido la decencia y valor de responder ni en publico, ni en “privado” a la Plataforma que representa los intereses de miles y miles de personas y familias afectadas = Signo muy aparente de debilidad e inseguridad.

    Efectivamente, no queda mas remedio que salirse del escondite para dar explicaciones… ante la investigacion de la Comision de Peticiones del Parlamento Europeo. No podran escusarse diciendo ser analfabetos, sordos, mudos o ciegos…porque ninguno lo es.

    Que este verano les llene de energia para cargarse de valores y valentia para afrontar y solucionar una vez por todas esta situacion penosa causada por la aplicacion abusiva de la Ley de Costas.

    Es lamentable el daño causado a la imagen externa del pais… Develover el brillo a España costara mucho esfuerzo, no solo es cuestion de una estrategia muy elaborada de comunicacion, si no implantar y ejercer politicas estables y seguridad juridica. Pilares imprescindibles para una sociedad moderna y democratica.

    Toneladas de gracias a Carmen y Jose por sus continuos esfuerzos en la defensa de tantos!

  5. Ana said

    Felicidades por la web y por el trabajo. Un saludo desde los afectados de Moaña, Pontevedra que pronto nos sumaremos a vosotros en la plataforma nacional.

  6. antonio oliva said

    felicidades a todos pero sobre todo a carmen y jose porque ellos nos hicieron creer que podiamos y el tiempo y europa les estan dando la razon jamas podremos pagaros lo que estais haciendo por todos nosotros un GRACIAS muy grande para ambos desde bajo la cuesta [TENERIFE]

  7. Magali (hija de Valeriano) said

    Despues de leer la noticia me he acordado de dos personas, Josefina y Carlos (ya queda menos)….La verdad que no se que escribir….se me nubla la vista y se me hace un nudo la garganta, sere igual muy sentimental o quizas todavia creo en las personas que luchan y nos dan esperanzas. Gracias a tod@s en ESPECIAL Carmen y Jose que como siempre le escribo, con ellos y Dios ….saldremos de esta

  8. Pilar (Liencres) said

    El día que Carmen del Amo nos invitó a formar parte de la Plataforma Nacional vi una luz al final del tunel. No lo pensé dos veces, me faltó tiempo para llamar a Carmen y pasar a formar parte de este gran colectivo de afectados por la Ley de Costas.

    Han pasado muchos meses desde entonces y cada día que pasa estoy mas contenta de pertenecer a esta gran familia.

    Gracias a la guerra sin cuartel emprendida por José Ortega y Carmen del Amo, vamos a conseguir vencer al Goliat del siglo XXI. Un Goliat con tentaculos ocultos que acecha a victimas inocentes.

    Trabajando todos juntos, conseguiremos que prevalezca la FUERZA DE LA RAZON sobre LA RAZON DE LA FUERZA. Por eso pido a Carmen del Amo y a José Ortega como fundadores del movimiento ciudadano, que cuando hayamos vencido, que la Plataforma quede como garante de nuestra reconquista, mas ahora, que las competencias de Costas van a pasar a las Comunidades Autónomas, miedo me da, pues muchas de ellas están gobernadas por señoritos de cortijo andaluz y me temo que vuelvan a resucitar otros monstruos.

    MUCHAS FELICIDADES CARMEN DEL AMO Y JOSÉ ORTEGA

    GRACIAS A VOSOTROS HEMOS COSEGUIDO QUE SE NOS ESCUCHE EN BRUSELAS

    AHORA SI, SOMOS EUROPEOS

  9. Antonio said

    Que problema tiene el Ministerio???

    Soy Gallego, tienen a Galicia hundida en la miseria urbanistica más absoluta, aqui no se ha vivido la euforia urbanistica sobretodo por falta de suelo no los planes urbanisticos en la zona de vigo, val miñor, tienen 15/20 años, una parcela edificable para UNA vivienda unifamiliar a 500 metros de la costa cuesta una media de 350 € x m2, imposible para la mayoria, el 90% del suelo hasta 2 km hacia el interior está protegido a 3 km es rustico y los planes urb están obsoletos, los pisos y casas que hay en el mercado inmobiliario tienen 40 años y los precios para restaurar oscilan entre los 3000€/4000€ x m2 y aunque la demanda es buena no hay que vender, aqui la crisis ha sido siempre…………

    Vale deslindemos y donde nos vamos a meter?

    Y sobre todo para que sirve?

    Si las casas están muy cerca del agua, esa aguita en la que todos los que vivimos en la costa queremos vivir cerca, es muy sencilo en este pais desde hace unos 2000 años eran las humildes casitas de pescadores que no tenian otra cosa donde vivir o meterse y el desarrollo se las ha comido y se han convertido dependiendo de la economia de cada uno en la casa actual o chalet que es, lo que no se puede pretender es volver a vivir en taparrabos y tampoco se puede borrar la historia.
    Lo primero que tendrian que hacer estos señores de costas es visitar la costa, si si, a pie de playa, y luego me cuentan si esta contaminada o no, por que nadie tiene más respeto por el Mar que los que vivimos en el, por que, digo yo:

    Si no estuviese el Mar a 30 metros no habria problema de deslinde?

    Acaso se han visto deslindes de interior, autopistas por encima de restos historicos, alta velocidad atravesando y vallando montes, tendidos electricos arrasando y pasando por encima de poblaciones, rellenos y basureros, industrias contaminantes de cielo y tierra, republicas bananeras a las afueras de las grandes ciudades etc etc etc

    ….El problema no es la costa es el Mar….
    Y si el mar no tiene problema?????
    Que pasa con la costa????
    Ya,ya, es muy golosa

    Si ahora alquien se da cuenta que no han protegido la costa lo suficiente,

    Pero acaso solo somos ciudadanos de un Pais????

    O somos ciudadanos de un planeta?????

    Entonces observemos a Dubai o Nueva York, y luego a Galicia

    La solución, si no le gusta la costa, es que rellenen 500 metros, que problema tienen,por escombro no será no, un buen relleno aqui otro allá, donde se necesite un paseo dos, y otro de materia gris para esta clase politica.

    Por que en los puertos cuando les conviene bien que rellenan y venden y hacen centros comerciales (Vigo, Abel Caballero) entonces lo que es bueno para mi como estado, tambien lo tendria que ser para mi población que es la que me mantiene.
    Ademas y según sus palabras la costa está mal, pues animo majetes, hagamos una costa nueva, bien hecha con sus paseos y sus playas pero a 500 metros de donde está, o acaso el problema es otro…………………

    casa casa casa casa casa casa

    re-lle-no, re-lle-no, re-lle-no,re-lle-no, re-lle-no,re-lle-no, re-lle-no,re-lle-no, re-lle-no,re-lle-no, re-lle-no,re-lle-no, re-lle-no,

    Mar Mar Mar Mar Mar Mar Mar Mar Mar Mar Mar Mar

  10. Ana said

    Hemos tenido el placer de tener a José Ortega en Moaña para compartir sus experiencias en esta lucha que llevais de tantos años. No he podido ir a verle pero me han resumido su intervención, y mientras que veo que mi ayuntamiento ha presentado un recurso (infructuoso según la experiencia de José Ortega) lo que me ha quedado claro de lo expuesto es que si no nos unimos no hacemos nada. Debemos unirnos a nivel autónomico (Gallego en mi caso) y después a nivel nacional, TODOS A MADRID si hace falta, todas las personas que tienen una propiedad legal, que contaban con licencia de su propio ayuntamiento, y que ahora esperan este atropello propio de un estado comunista, debemos unirnos y hacer ruído. Animo a las asociaciones de afectados/as gallegos a que montemos ruído antes de las elecciones autonómicas del año próximo. Un saludo a todos.

  11. Roberto said

    Si todo este tema de la aplicación de la Ley de costas se diese como noticia en un telediario el día de los Santos Inocentes, todos creeríamos que era una inocentada, o que se trataba de una noticia de un “pais bananero”, sin ningún tipo de garantías, pero la realidad supera a la ficción.Coincido plenamente en que el modo de conseguir algo, es hacer ruido, se me ocurre que sería bueno crear algún lema que resuma el problema como en su momento lo ha sido el famoso “Nunca Máis , “Hoy es mi casa, mañana puede ser la tuya”

    Puede parecer una broma, pero creo que en una sociedad como la que vivimos , lo que no sale en la televisión no existe, todo este procedimiento ha sido muy sigiloso y aunque quiero confiar en nuestro estado de derecho, esta administración apisonadora da miedo.Es curioso que la vivienda que es algo tan primordial, se ataque tan gratuitamente (presumimos de estado garantista, pero la pregunta es: para quien y con quien).
    Resumiendo en mi modesta opinión, mientras no se genere el debate político y se obligue a alguien a dar la cara claramente para explicar todo este tema y manifestar publicamente que la costa española se nacionaliza, creo que habrá poco que hacer. Un saludo a todos

  12. ASOCIACIÓN DE AMIGOS DA PRAIA DE VILARRUBE

    “Víctimas de la llamada Democracia”

    Ustedes viven confiadamente en un Estado democrático de derecho, se les repite desde el poder continuamente que tiene mucha suerte de vivir en un Estado como el nuestro, donde la gente es libre, donde nuestros gobernantes son democráticos y responsables, y donde una Constitución y un aparato judicial incorruptible están ahí para evitar cualquier conato de abuso de poder por parte de los que nos gobiernan.
    No vivimos en una república bananera, no, esto es la España del siglo XXI, esto es Europa, y los ciudadanos que cumplimos con nuestro deber de respetar las leyes y pagar nuestros impuestos, podemos dormir tranquilos por las noches, pues ningún funcionario del Estado ordenará que la policía tire abajo la puerta de nuestra vivienda de una patada. Sabemos que no pueden hacerlo sin razones justificadas y por supuesto sin una orden judicial. ¡Qué seguros nos sentimos, y qué orgullosos de vivir en este país tan democrático, desarrollado y civilizado! ¡Aquí no puede pasar eso, y si pasa es por un error que será inmediatamente reparado, sin duda! Y el escándalo será tan monumental que el caso saldrá en todos los telediarios como un caso aislado y asombroso de abuso de fuerza pública, de abuso de las fuerzas del Estado sobre sus ciudadanos.
    Sí, realmente es una suerte vivir en España. Aquí un ciudadano honrado no tiene porqué temer a la policía ni a las gentes del gobierno, eso es lo que nos dicen todos. Aquí uno puede dedicarse a trabajar, y con esfuerzo, poco a poco ir haciendo su vida. Una vez ahorrado un dinerito uno puede por ejemplo adquirir legalmente un terrenito, e ir invirtiendo en él lo que gana con su trabajo. Esto es España, y el artículo 33 de nuestra Constitución garantiza el derecho de todo ciudadano a que sus propiedades privadas no le puedan ser arrebatadas por el Estado, a menos que sea para un fin social, y aún en este caso se ha de indemnizar al propietario. Así pues, cómo somos ciudadanos honrados y muy cautos, hemos comprado nuestro terrenito a un propietario privado que tenía sus títulos de propiedad perfectamente en regla, con lo que no hay nada que temer: las leyes democráticas de este muy democrático país nos protegen de todo imprevisto. ¡Qué seguridad da este país! Claro, estamos en un Estado de derecho y muy democrático. ¿Cómo vamos a temer gastarnos nuestro dinero en una propiedad?
    Pero he aquí que un buen día un funcionario Jefe de Demarcación de Costas de Galicia, Rafael Eimil, dependiente del Estado nos envía una carta diciéndonos que por orden del Consejo de Ministros nuestra propiedad no es nuestra. Y nos es que se trate de que nos la vayan a expropiar para hacer alguna obra social, no, sino que nos dicen que es que nunca ha sido nuestra, ni de nadie. Que es que siempre ha sido una propiedad del Estado, solo que nadie lo sabía hasta entonces, ni siquiera el propio Estado. Y nosotros le mostramos al Estado nuestros legales títulos de propiedad, y el Estado nos dice que eso está muy bien, que efectivamente son títulos de propiedad legales, pero que no valen para nada. Y le enseñamos los recibos de haber pagado los impuestos desde siempre por esa propiedad, y el Estado, que los ha estado cobrando sin poner objeción alguna desde siempre, da el mutis por respuesta. Y la prensa hace pública una y otra vez la versión difamatoria que da el Estado, y nos presenta ante toda España como ocupantes ilegales que no tienen título alguno y que nunca han pagado impuestos.
    Pero ante lo absurdo del caso estamos tranquilos, no perdemos la calma, porque esto ya no es una dictadura, y se ha de imponer la lógica. Estamos en un estado democrático de derecho, y la ley está de nuestra parte. Los jueces no consentirán tal atropello, y un funcionario jefe del Estado, tan preparado él como tienen que estar para llegar a ese cargo, y tan listo y honrado como tiene que ser para estar ahí, sabe perfectamente que no puede quitarnos nuestra propiedad si no lo autoriza un juez. El hombre se ha equivocado, ha cometido una lamentable equivocación, pero seguro que todo se arreglará. ¡A qué preocuparse pues! Vivimos en un país civilizado. No somos ocupas, ni hemos cometido delito alguno. La ley nos respalda. ¿Acaso no piensan ustedes lo mismo? ¡Claro que sí!
    Estado de derecho, democracia española, derechos ciudadanos, derecho a la propiedad, división de poderes, ohhhhhhh, que seguridad nos da todo eso. Pero…………… …………………¿Qué pensaría usted si un día de madrugada, el 30 de noviembre de 2005, o sea hace dos años, se presenta ante su casa y la de sus vecinos un convoy formado por más de 50 guardias civiles, varias palas excavadoras y funcionarios del Estado diciéndoles que van a derribar sus casas y hacerse con su propiedad diciendo que nunca ha sido suya? ¿Qué pensaría usted si al pedir una orden judicial al funcionario jefe de Demarcación de costas dependiente del Estado, que dirige la operación este le dice que no le hace falta y que si no se aparta tendrá que atenerse a las consecuencias y que pagaran una multa de 12.000 euros si opone resistencia, atemorizando así a sus propietarios? ¿Qué pensaría usted si ve como de golpe de pala le abren un boquete a su vivienda y entran el ella este Jefe de demarcación de Costas Rafael Eimil y sus cómplices sin su permiso y sustraen los enseres?¿qué pensaría si sus enseres quedan hechos pedazos tras el golpe de pala y posteriormente bajo escombros? ¿Dónde irían todas sus ilusiones en este Estado democrático viendo como los bulldozers derriban su propiedad y no dejan piedra sobre piedra? ¿Dónde van sus derechos? ¿Esto está ocurriendo en España? …………….
    Pues bien, esto no es una ficción. Esto ha sido una realidad. Esta realidad la han vivido hace dos años, el pasado 30 de noviembre de 2005 unos propietarios españoles que tenían sus fincas en Lugar Atalaya de Vilarrube (A Coruña), y ubicadas sus viviendas en las mencionadas fincas hasta el 30 de Noviembre año 2005. Y aquí, de momento, no ha pasado nada. Les han arrebatado todo en un abrir y cerrar de ojos y sin darles nada, absolutamente nada. Y todo ello lo cometió el propio Jefe de demarcación de Costas de Galicia en persona aprovechándose de su cargo, subió al poder el cuatro de Octubre de 2005, y el 30 de noviembre de 2005, ataco. Copio un atropello a toda regla, algo por lo que la Justicia lo ha imputado, y esperemos que le dé el castigo que se merece. No puede utilizarse un cargo público para acabar con la vida de unos ciudadanos honrados españoles, si su vida porque desde ese fatídico día 30 de Noviembre han dejado de vivir, y esperan día a día que se haga justicia y que todo esto no lo tenga que vivir nadie. Y a pesar de no tener ya sus viviendas, siguen pagando los impuestos como es la contribución por la finca y la vivienda y la recogida de basura, etc. Y ni siquiera les dejan pasar en sus fincas.
    Queremos que ustedes mismos juzguen y se den cuenta en qué país vivimos, aunque les parezca increíble, es una historia real y cruel pero muy cierta.
    Lo que ha ocurrido en Lugar Atalaya de la localidad de Villarrube del T.M. de Valdoviño, en la provincia de la Coruña, ha sido una destrucción total de sus gentes, sus viviendas y el entorno.
    Deseamos que la opinión pública conozca la verdad y las circunstancias que dieron lugar al derribo de las viviendas del lugar señalado y poder así entender por qué ha sido imputado el jefe de la Demarcación de Costas de Galicia, Rafael Eimil.

    Narráremos esta historia de forma resumida, lo suficiente para que puedan entender como lo están pasando estos ciudadanos, “víctimas de la llamada democracia, y entender así el estado emocional y físico en el que se encuentran; todos ellos tienen algo en común “han perdido sus propiedades y les han acortado sus vidas”.
    Pueden hacerlo a través de la pagina web: asociacionaapv@asociacionaapv.es y tras el relato, rogamos opinen sobre esta historia, opiniones que haremos llegar a los afectados, escribiendo al correo electrónico asociacionaapv@asociacionaapv.es, deseamos que con vuestras opiniones logremos que mejore su estado emocional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: