EN BUSCA DE LA UTOPIA (CON SALUDOS A MAX FRISCH)

julio 22, 2008

El documento que pego aquí es una copia del que remití recientemente a la prensa. Es relativo al hallazgo y presentación de un motor que funciona sin ningún tipo de combustible y que puede eliminar los problemas de contaminación del aire y poner patas arriba la economía mundial.

 

Conocí a Simón por casualidad, me di cuenta de sus problemas para poner en marcha su invento y decidí ayudarlo montando este acto con el sector de la pesca y algunos transportistas. La reacción de algunos representantes de la Administración, como podréis ver, fue sublime. Ellos se creían que habían venido a hacer discursos y quedar bien, y se encontraron con algo ligeramente distinto que los incomodó un montón. No solo eso. Tenía pactada una exclusiva con un importantísimo diario económico que me dijo que lo sacaría en primera página. Nada de nada. No lo publicó. Tampoco ningún otro periódico ni medio de comunicación de los que recibieron la nota de prensa, que yo sepa, hizo nada por divulgarla. Greenpeace no acudió al acto a pesar invitada. A decir verdad, estos príncipes del ecologismo ni siquiera contestaron mi email.

 

Y esto es lo que hay. Admito y valoro los comentarios que podáis dejar. El Internet es lo único que tenemos como instrumento para cambiar las cosas. Si alguien tiene una propuesta, estupendo. Quisiera poner en marcha una campaña se apoyos masivos desde el Internet, pero esto es algo que tengo o tenemos que pensar con calma.

 

Gracias a todos los que piensan que no hay ningún motivo para seguir siendo esclavos.

 

 

RELATO DE LOS HECHOS

 

 

El pasado sábado, 28 de junio, el profesor Simon Hebert Faull presentó en Denia dos de sus inventos para ahorrar combustible y reducir la contaminación: el reactor Faull y la llamada “máquina térmica por absorción de calor”, un nuevo motor que no necesita combustible porque utiliza como fuente de energía el calor del ambiente y lo transforma en movimiento. Ambos inventos están debidamente patentados, lo que implica que han sido sometidos a comprobación científica.

 

La tarde del día 27, y como acto previo, tuvo lugar una demostración ante la prensa con un vehículo  al que se conectó el reactor Faull. Se aplicó al tubo de escape un espectrógrafo de gases cuya lectura evidenció una reducción muy significativa de las emisiones de monóxido y dióxido de carbono. A continuación se hizo una prueba de consumo, con el resultado de un ahorro de un 30% aproximadamente, además de un fuerte aumento de la potencia.

 

Durante la mañana del día 28 se celebró en el centro social de Denia la jornada ECOPEIX, organizada por las organizaciones pesqueras Organización de Productores de la Marina Alta y CEPESCA. El acto contaba como ponentes con representantes de diversos institutos tecnológicos impulsadas por la Administración, como la recién constituida Plataforma Tecnológica Española de la Pesca y la Acuicultura o el proyecto Peixe Verd.

 

Asistieron como autoridades: Dª Pilar Amigó Salví, Subsecretaria de la Consellería de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Comunidad Valenciana, D. Manuel Montes Ponce de León, Subdirector General de Proyectos de Investigación Técnica Sectorial del Ministerio de Ciencia e Investigación y D. José Luis González Serrano, Subdirector General de gestión de fondos Estructurales y Acuicultura, del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, que hizo un gran esfuerzo por estar presente, ya que venía directamente de una reunión de la UE en Eslovenia.

 

Los ponentes expusieron diversas iniciativas de diagnosis y fórmulas de financiación de futuros proyectos de innovación tecnológica. Un representante de REPSOL comunicó los experimentos con gas en motores fuera borda en barcos pesqueros de pequeño tonelaje, con ahorro de hasta el 30% del costo en combustible. Tanto los ponentes  como el Subdirector General Sr. González Serrano coincidieron en una postura prudente y cautelosa, afirmando que en materia tecnológica no existen ni las soluciones a corto plazo ni tampoco los milagros y que para conseguir resultados  es necesario tener paciencia e investigar mucho.

 

La intervención de Simón H. Faull, que entre otras cosas colaboró con Von Braun en los precedentes de la NASA y diseñó el sistema de despegue vertical de aviones militares (Harrier), generó una considerable polémica que comenzó ya desde que el presentador y moderador del acto, el abogado José Ortega, al presentar al profesor Faull, rompió el tono general, marcado por términos como I+D+i, sinergias, optimización, minimizar etc., citando al filósofo alemán Max Frisch cuando afirma que no importa que la utopía sea inalcanzable, porque en cierto sentido el hecho de perseguirla nos ennoblece. Añadió que a veces quien persigue con empeño la utopía le cambia el nombre, porque la transforma en posible, y que esto significa que los milagros y las soluciones a corto plazo, al contrario de lo que acababan de decir quienes le habían precedido en el uso de la palabra, sí existen. Concluyó advirtiendo que sí él no creyera en todo eso, no estaría sentado a la mesa ni el profesor Faull tampoco (supuesto que fue el propio Sr. Ortega el que provocó la celebración del acto como medio para dar a conocer los hallazgos de Simon Faull). Esta presentación causó una ruptura y un total cambio de ritmo con respecto al discurso seguido hasta el momento.

 

A continuación el propio inventor desgranó la explicación de sus dos ingenios, diciendo que la máquina de absorción de calor  aprovecha como fuente de energía el calor que ya existe en el ambiente. Durante el debate subsiguiente añadió que ya había llegado a fabricar durante su época de jefe de mantenimiento de la fuerza aérea de Venezuela tres motores de este tipo. Uno fue destinado a resolver una avería de suministro eléctrico en instalaciones militares y funcionó durante año y medio, hasta que dejó de ser necesario. El otro quedó instalado en un vehículo remolcador de aviones y funcionó ininterrumpidamente durante más de veinte años, hasta que se le dio de baja en el servicio. El tercero se instaló en un avión Camberra. Después de un vuelo de pruebas junto al Ministro de Defensa del momento, en el que la aeronave funcionó exclusivamente con el motor del profesor Faull, el Ministro reconoció que el invento funcionaba a la perfección y le ordenó destruirlo de inmediato por oponerse a los intereses económicos de un país como Venezuela, que vive de los ingresos que le procura el petróleo.

 

La pretensión de que Simon H. Faull era capaz de mover aviones, coches y barcos con un motor que prescinde totalmente del combustible despertó las suspicacias tanto del Subdirector General Sr. González Serrano como de algunos de los demás ponentes, como D. Rafael Luque (de la Plataforma Tecnológica) y D. Manuel Lliria (Vicepresidente de Cepesca), ambos ingenieros que expresaron públicamente sus dudas. Por su parte, el Sr. Serrano declaró que el Sr. Faull podría ser tanto un visionario como un genio, y recordó que durante su vida como responsable público ya había tenido ocasión de vérselas con unos cuantos visionarios.

 

La intervención más incisiva por parte del público vino de un ingeniero que reprochó a los ponentes y al representante del Gobierno su escepticismo. Dijo que la primera parte de las ponencias había estado destinada a repetir machaconamente que hay que buscar nuevas iniciativas y proyectos tecnológicos y que la Administración y los nuevos institutos creados al efecto garantizaban su financiación, y la segunda parte había estado constituida por una intervención que proponía precisamente unas soluciones tecnológicas de vanguardia que necesitaban financiación, por lo que no entendía que en lugar de proponer el inmediato estudio y subvención del proyecto se mostraran tales resistencias. Llegó a dirigirse de modo explícito a un representante de REPSOL también presente en la mesa, para preguntarle si no es cierto que su empresa era una de las que más habían facturado en España el año anterior, a lo que el aludido respondió afirmativamente, y concluyó presumiendo en voz alta que este invento no le haría ninguna gracia a sus jefes. Consideró que el ahorro del 100% de combustible propuesto por el Sr. Faull era incomparablemente mejor solución que el 30% de ahorro propuesto por el representante de REPSOL con el uso del gas. Esta intervención abrió la puerta a un intensísimo debate.

 

El público presente en la Sala, formado en su mayor parte por pescadores profesionales, mostró una respuesta muy sentimental a su actual situación económica y cargó duramente contra la Administración, en especial la Administración central. En la primera intervención del debate, un patrón de arrastre no pudo concluir su alocución y se echó a llorar. Una mujer pescadora reprochó a la Administración no hacer lo suficiente. Cuando el Sr. Serrano le respondió que estaban trabajando en busca de soluciones, la pescadora le contestó duramente diciendo que los miembros de la Administración trabajaban y cobraban, pero los pescadores solo trabajaban. El Sr. Serrano tardó visiblemente en reaccionar.  

 

 En otra intervención un pescador dio a conocer el caso de unos marineros que en cuatro meses solo habían cobrado cuatrocientos euros. El presidente de la cofradía de pescadores de Adra pidió que la Administración acogiera, financiara y desarrollara el invento del profesor Faull como medio para evitar que el mismo cayera en manos de la empresa privada y posteriormente los pescadores y demás usuarios tuvieran que pagar el motor a precio de oro.

 

En cuanto al reactor Faull, que se acopla a motores ya existentes, es notable que el mismo está en fabricación y que se calcula que su precio de venta al público en una fase de plena producción podría ser tan modesto como 30 euros. Cuando uno de los presentes preguntó si los vehículos que lo llevaran instalado podrían pasar la ITV, el Sr. Ortega respondió que cuando se intentó comercializar este ingenio hace unos años, la Autoridad competente dio instrucciones para que no pudiera pasar la ITV ningún vehículo que montara el reactor.

 

El debate constituyo una escenificación de la aceptación y adhesión a las propuestas del profesor Faull por parte de los pescadores y el público en general, que también contaba con representantes del transporte, frente a las reticencias del resto de los ponentes y del representante del Gobierno.

 

A la finalización, el Sr. Ortega recordó que el acto se estaba celebrando con dinero público, que era la Administración la que lo había financiado y había hecho posible la comunicación pública del Sr. Faull y pidió que no se la cargara con las culpas de todo, pues también desde el sector pesquero se deben pedir las cosas siguiendo el protocolo normal de actuaciones, es decir, con proyectos escritos bien elaborados, documentados y estructurados.  

 

Frente a la frialdad de la Administración central, la representante de la Administración autonómica mostró un interés cauteloso, y admitió proponer a la Consellera el estudio de las posibilidades de desarrollo del motor tan pronto como se presente un proyecto debidamente fundamentado, cosa que se dispone a hacer el profesor Faull y su equipo.

El Sr. Ponce de León, representante del Ministerio de Ciencia e Innovación, no pudo ni escuchar al profesor Faull ni participar en el debate, puesto que se ausentó después del café.

 

La organización Greenpeace fue invitada al acto, pero no concurrió.

 

Entretanto, el reactor Faull está en vías de implantarse como obligatorio en los vehículos matriculados en los Estados norteamericanos de California y Florida. En cuanto a la máquina de absorción de calor, algunos de los países más poderosos del mundo se han interesado por la patente.

 

La productora Paradigma está elaborando un documental sobre la vida del Simon H. Faull y su peripecia intentando el desarrollo de sus inventos. Por otro lado, en la sala estaban presentes el director de cine D. Vicente Tamarit  y el productor Carles Miralles, quienes expresaron su intención de poner en marcha un largometraje de denuncia que estará ambientado en las experiencias del profesor Faull y su lucha contra los poderes fácticos.

 

Este investigador de 73 años, nacido en Venezuela y que está tramitando la nacionalidad española, tiene por principal objetivo que sus inventos sirvan a la Humanidad, pero muestra una preferencia muy especial por trabajar en la fabricación de prototipos en España, un país que pronto será el suyo y cuyo Gobierno por el momento aún tiene que mostrar el interés que merecen sus proyectos.

Anuncios

9 comentarios to “EN BUSCA DE LA UTOPIA (CON SALUDOS A MAX FRISCH)”

  1. Jose R Osio said

    No es de extrañar que la resistencia al cambio y la duda teologica retrasen una solucion que hace un ANTES y un despues del Motor Faull.

    A Tomas Alva Edison le costo transitar veinte años hasta sacar a flote su primer invento …

    Tardaran poco en arrepentirse de no asociarse al vuelco que le espera a la hunmanidad con el invento más ecológico de todos los tiempos

  2. Santiago Alonso said

    Una vez más los poderes reales (económicos) están por encima de la voluntad popular. Este invento es uno más de los que no verán la luz. Ya ha pasado anteriormente con otra clase de motores (rotativo tres cilindros, hidrogeno….) demasiado baratos y fuera del control de las petroleras. ¡Que pais de anestesiados/lobotomizados.
    Ánimo Plataforma, sois un ejemplo a seguir.

  3. DePaso said

    Desde luego con los escasos detalles técnicos que se dan en esta extensa anotación no es fácil formarse una opinión del asunto. No obstante parece claro que hablamos de dos cosas diferentes: el “reactor Faull” y la “máquina térmica por absorción de calor”
    En cuanto al primero resulta sorprendente que sea fácil de “conectar” a un vehículo cualquiera ya terminado. Y más sorprendente aún es que se pueda construir por 30 euros. Pero no se dan más detalles así que no puedo decir más.
    En cuanto al segundo, la “máquina térmica”, parece una contradicción del segundo principio de la termodinámica con lo que entraría en la categoría de los móviles perpetuos de segunda especie y nos llevaría a pensar cosas poco agradables de su inventor.
    Por otro lado, si tan buenos son sus inventos, búsquese el Sr. Faull un capitalista y convénzalo de que se va a forrar. No debería costarle mucho trabajo. Desde luego, en mi opinión, no son los estados ni las administraciones quienes deben intervenir. Ellos juegan con dinero que es mío, de todos, y no suelen ser, precisamente, buenos inversores.
    No voy a hablar del topicazo del complot del gran capital y las grandes multinacionales para impedir el “progreso” o “un mundo mejor” porque ya me está saliendo el comentario demasiado largo.
    Saludos.
    P.S.: Eso del “espectrógrafo de gases”… ¿no sería un cromatógrafo de gases?

  4. NADIE said

    a ver:
    la costa es de todos y estamos hartos que la gente se construya o disfrute de su cabaña a pie de agua molestando el paso de la gente y estropeando el paisaje a las generaciones venideras de los proximos cientos y miles de años.

    Ya se que te ganas la vida con esto y normal que lo defiendas pero no es justo.

  5. Nadie:
    Te has puesto el mismo pseudónimo empleado por Ulises para burlar a Polifemo, pero él era más avispado que tú. De momento no entiendo por qué dejas este comentario en una entrada de blog que habla de motores. Se ve que ni la has leido. De todos modos me alegra leer una voz discrepante. Tanta unanimidad me estaba dando agonía.
    Yo también quiero playas para todos. A mí tampoco me gusta que estropeen el paisaje. Pero eso no tiene nada que ver con lo que estoy denunciando.
    Hay una diferencia entre ganarme la vida con esto y hacer de esto una bandera. Tengo unos pocos clientes que están indebidamente en la playa. Si tengo que defenderlos los defenderé, pero me han pedido entrar en la plataforma y les he dicho no, porque la plataforma sustenta un planteamiento moral que ellos no pueden presentar.
    Imagina, Nadie, que tienes una casa en la costa, no hace falta que sea en primera línea. Imagina que ellos construyen un puerto que interrumpe la dinámica litoral y al sur desaparece primero la playa, después el huerto y más tarde tu casa, tragada por el mar. Imagina que nadie te la paga ¿te gustaría? Pues eso es lo que están haciendo y eso es lo que estoy denunciando. Entre otras cosas.
    Te sugiero que estés atento al próximo blog, sobre el defensor del pueblo. Puede ser esclarecedor para ti.

  6. DEPASO:

    No sé la diferencia enrte espectrógrtafo y cromatógrafo. Tampoco sé para qué sirve cada uno. No controlo del todo la segunda ley de la termodinámica y ni siquiera estoy seguro de saber qué es la termodinámica.
    Hay personas serias, coherentes, desconfiadas, rigurosas, ordenadas y racionales y por otro lado personas ingenuas, näive, candorosas, con tendencia a la divagación poética y a la ensoñación, fácilmente engañables. Yo pertenezco al segundo grupo y me importa poquísimo equivocarme al apoyar a Simón. Podría hacer un ridículo espantoso y sin embargo volvería a hacerlo igual, simplemente porque hay que intentarlo.
    Tú pareces saber mucho de termodinámica y poco de organizazar cosas. Es imprescindible que un proyecto de este tipo lo financie la Administración en todo o en parte, ya que en caso contrario podrían no autorizar la instalación y empleo del motor, que es justamente lo que le pasó a Simón con el reactor: se gastaron una fortuna en fabricarlo y el gobierno se lo prohibió.
    Como he producido bastante cine puedeo hacer esta comparación. A lo mejor tú puedes poner en pie una película organizando el equipo como una cooperativa, encontrando a un capitalista dispuesto o simplemente porque has heredado o te tocó la lotería. Pero esa película será muy difícil de vender, o simplemente no la venderás nunca. Para hacer cine las distribuidoras que te tienen que llevar el producto y las televisiones que te lo van a exhibir tienen que estar en el proyecto desde el principio y si no no hay nada que hacer. Aquí pasa lo mismo.

  7. […]  -Somos capaces de desarrollar tecnologías para crear energías limpias y renovables en abundancia y máquinas para hacer cualquier trabajo. Si no se desarrollan esas tecnologías es porque la oligarquía financiera lo impide (bueno, ejem… yo sé bastante de esto. Mi amigo Simon Hebert Faull es el inventor de un motor que funciona con el calor específico del aire y que por tanto tiene un costo cero en combustible y un factor de contaminación cero. Ved EN BUSCA DE LA UTOPÍA (CON SALUDOS A MAX FRISCH) en https://costasmaritimas.wordpress.com/2008/07/22/en-busca-de-la-utopia-con-saludos-a-max-frisch/. […]

  8. […] como moderador, dejé escrito un blog llamado EN BUSCA DE LA UTOPÍA (CON SALUDOS A MAX FRISCH; https://costasmaritimas.wordpress.com/2008/07/22/en-busca-de-la-utopia-con-saludos-a-max-frisch/) . Varios ponentes expusieron sus puntos de vista sobre posibilidades de ahorro de combustible en […]

  9. Jose Osìo said

    Algun lector sabe el destino de unos antiguos papeles pertenecientes al antepasado de Simon Hebert(Carreño) Faull ,, dejados por el general Jose Maria Carreño ultimo edecàn de El Libertador Bolivar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: