YA TENGO LEYENDA NEGRA

junio 16, 2008

Cuando era pequeño mi padre, un marino jubilado a quien Dios ha premiado con una vida larga que aún continúa, me dijo que debía ser honesto. Y hasta ahora lo he procurado.

 

DESCREDITO MEDIANTE RUMOROLOGÍA

En una isla del Atlántico cuyo nombre es mejor dejar al margen. La semana pasada un cliente estaba hablando con un alcalde. Hablaban de un problema de costas y de mí. El alcalde le dijo que yo era un abogado que tenía muy mala fama: Que acudía a los sitios donde había deslindes poco más o menos que para ofrecerme, que me llevaba el dinero de la gente y volvía a la Península dejándolo todo sin resolver. Mi cliente le contestó que eso le extrañaba mucho, porque ellos me habían contratado en diciembre de dos mil siete y al momento de la conversación (junio de dos mil ocho) yo les había hecho prácticamente todo el trabajo y aún no había cobrado ni un céntimo. No por demoras en el pago, sino porque aún no lo había reclamado. En cuanto a la eficacia, le dijo que por allí cerca me habían encargado la defensa contra unos derribos inminentes y hasta la fecha la Demarcación de Costas no había conseguido ejecutar ni uno solo. Ante estas evidencias el alcalde se calló.

 

DESCREDITO MEDIANTE CONSPIRACIÓN DE FUNCIONARIOS

Por las mismas fechas, en una ciudad de Levante que tiene un museo de las ciencias y un auditorio carísimos, una militante socialista que también es mi cliente escuchó de los funcionarios que si quería resolver su problema con el deslinde el primer paso era prescindir de mí. Ella preguntó por qué y solo después de insistir mucho los funcionarios le dijeron que yo resulto muy molesto para la Administración porque soy el único Abogado de España que realmente entiende de costas y consigo resultados (exageración que agradezco, pero que no hace justicia a otros compañeros de profesión muy competentes). Como consecuencia de esta conversación, mi clienta se convenció aún más de lo que ya lo estaba de que debía seguir conmigo.

 

DESCREDITO MEDIANTE LA RADIO

Hace algún tiempo me llamaron para participar en directo en un programa de radio que se hacía en otra isla del Atlántico con un volcán altísimo. La primera pregunta de un  contertulio no era una pregunta, sino una acusación. Me decía que no todos los vecinos habían podido sumarse a la defensa común, porque yo era muy caro. Me sorprendió porque para ese momento yo llevaba casi un año trabajando como un negro, ya había formalizado la demanda contra el deslinde, y aún no había pedido de los clientes ni un céntimo, cosa que no hace absolutamente ningún abogado.

 

DESCREDITO MEDIANTE EL PERIÓDICO

A final de enero, justo cuando me encontraba en Bruselas para entregar en el Parlamento Europeo mi informe sobre aplicación abusiva de la ley de costas, el entonces Director General de Costas, D. José Fernández, tuvo a bien conceder una entrevista al diario Levante diciendo que todas las acusaciones lanzadas por la Plataforma Nacional de Afectados por la ley de costas eran mentira, y diciendo que yo era un abogado que perdía casi todos los pleitos con costas, y que con mi informe lo único que quería era conseguir titulares. El análisis es raro, porque, justamente al contrario de lo que decía el señor, soy el Abogado que más veces ha ganado a Costas justamente en los tribunales, y no es opinión, sino estadística.  

 

DESCREDITO MEDIANTE BUZONEO

En estos mismos días, en otra ciudad mediterránea que tiene una montañita blanca, por la que los fenicios la llamaban Akra Leuké, ciertos vecinos de cierta urbanización pretenden meterse conmigo buzoneando una hoja de presupuesto que presenté a los presidentes de las comunidades de propietarios a petición suya. Con esto pretenden, de alguna manera que no entiendo, desprestigiarme no solo a mí, sino a los presidentes de comunidades que me pidieron el presupuesto, acusándolos al parecer de haberme contratado en secreto. Mi único pecado al respecto ha sido reunirme con los vecinos en asamblea para explicarles su problema de costas.

 

DESCRÉDITO MEDIANTE NOTA DE PRENSA

Me tocó intervenir en un deslinde. Lo hice bien y con esto fastidié al alcalde de una ciudad que está en otra isla atlántica y tiene nombre de héroe de leyenda artúrica. El alcalde ordenó a su jefe de comunicación que me tomara como asignatura y tratara de encontrar algo con que desprestigiarme. El jefe de comunicación creyó que había encontrado en mi web algo que llevarse a la boca y remitió a los medios de comunicación una nota de prensa contra mí que en realidad lo único que denunciaba era su más que discreto coeficiente intelectual.   

 

DESCREDITOS HISTÓRICOS

Sé que a consecuencia de mi informe sobre aplicación  abusiva de la ley de costas, donde hay leña para todos, están tiesos conmigo tanto el Gobierno socialista de España  como el conservador de la Comunidad Valenciana, y en Ferraz lo mismo que en Génova.  Según dice la prensa, con este informe y con mi actividad a través de la Plataforma Nacional de Afectados por la Ley de Costas he influido en el cese del Director General de Costas y quizá en el hecho de que hoy día, mes y medio después, aún no haya sustituto, la casa se encuentre sumida en una profunda crisis y puede que se esté cocinando su desmantelamiento. Con todo esto sé que me he salido de los cauces ordinarios del ejercicio profesional, según los cuáles me tendría que haber limitado a hacer escritos de alegaciones y pasar minuta. Me he transformado en una persona en cierto sentido pública y desde luego incómoda para el poder.  No obstante, estoy lejos de creerme tan importante como para pensar que el Gobierno haya puesto en marcha una campaña para desprestigiarme, ni padezco ninguna otra paranoia semejante. Si me acusan de ser lo contrario de lo que soy y hacer lo contrario de lo que hago, no creo que se trate de una consigna, sino de una idiotez. Lo digo porque esto ya me ha pasado antes. Una vez formulé recurso contencioso administrativo para un pescador que era amigo mío, a quien la Administración le debía casi dos millones de pts. de una subvención. El funcionario público de turno cogió a mi amigo y le dijo que con el pleito lo único que quería yo era sacarle el dinero. Mi amigo se mostró extrañado, puesto que yo ya le había advertido que no pensaba cobrarle ni un céntimo si no ganaba el asunto. El completo ridículo del funcionario en cuestión es comparable al del alcalde que decía al principio. Así que estos rumores falsos no creo que sean una consigna organizada para acabar conmigo, sino ingeniosidades de gente que padece alguna frustración personal.

 

Lo que creo que está dispuesto ahacer el gobierno contra mí lo he visto en una ciudad de la montaña, en el norte, capital de una Comunidad que tiene príncipe y princesa. Han reunido a todos los ejércitos disponibles para ver qué hacen conmigo. A un escrito de alegaciones que formulé han respondido no con uno, sino con tres informes. Para elaborar el primero han contratado expresasmente a la Universidad, a ver si sus ingenieros me dan un buen repaso. Para elaborar el segundo, han fichado a una abogada externa pagándole imagino que un buen dinero. Para elaborar el tercero se han juntado el jefe de servicio de actuación administrativa y otro abogado externo, que colaboran en un informe muy destructuivo, claro, sobre mis alegaciones. Por cierto que la abogada externa, por falta de sitio donde hincar el diente, no paraba de censurarme que en mi escrito de defensa incluyera reflexiones sobre aspectos geomorfológicos sin acreditar titulación en ciencias medioambientales. La verdad, nunca pensé que mi título de licenciado en Geografía e Historia fuese a servirme algún día, pero gracias a esta compañera he visto que estaba confundido.

 

Los informes contratados no son para analizar las alegaciones presentadas por los afectados en general. Solo las mías. Nunca en mi vida había visto una cosa igual. De esta manera me engrandecen de forma inmerecida pero patente, y de paso le meten un buen meneo a los presupuestos generales del Estado. Por lo visto alguien ha firmado la orden de presupuesto ilimitado para ir contra mí.

 

 En todo caso, confieso que me siento fascinado ante este espectáculo, y espero con curiosidad a ver qué es lo que me van a llamar en el próximo episodio.

 

 ANTECEDENTES

 Cuando empecé a trabajar en costas colaboraba con una asociación que efectivamente respondía a la descripción que al alcalde le habían dado de mí: el señor que la dirigía hacía lo que podríamos llamar una política comercial agresiva, repasaba los boletines oficiales del Estado para enterarse de dónde había un deslinde solo para aparecer por allí a ofrecerse, le sacaba el dinero a la gente y fomentaba pleitos donde no los había solo para trincar la pasta. Cuando me di cuenta de todo eso me quité de en medio. Al poco tiempo gané mi primer pleito a costas, para los primeros clientes que habían venido a mí al margen de aquella asociación, y desde entonces todo ha ido como una seda.

 

QUÉ ME MUEVE

Puede que esto resulte decepcionante para todos los que matan el tiempo elaborando leyendas negras sobre mi, pero con mi trayectoria es evidente que el dinero no es lo que me mueve, y mucho menos el estatus. He rechazado todos los cargos políticos que me han ofrecido, los coches de marca me hacen bostezar y he dejado plantada a alguna que otra constructora importante solo porque mi dedicación a los problemas de personas humildes no me dejaba tiempo. 

 

 Todo es realmente simple: Es que no tolero la injusticia. Puede parecer un móvil anticuado o propio de novela épica, y sobre todo difícil de entender para esas personas de bajo perfil ético que tanto tiempo pierden buzoneando o fabricándome una biografía paralela, pero es lo que hay  Y, para resumir, la situación es ésta: Mis clientes me adoran y mis enemigos me odian. Excuso poner aquí, por pudor, las cosas que me han llegado a decir esas personas que lo están pasando fatal y han encontrado en mí su único apoyo, pero desde luego no creo que haya ningún abogado que pueda haber llegado a sentir como yo no solo el respeto y el reconocimiento, sino el afecto de sus clientes.

 

  Esto no quiere decir que me considere un iluminado con un destino histórico. De eso nada. Es solo que lo que hago y como lo hago me hace sentir fantásticamente bien porque puedo ayudar a  las personas que son objeto de  abusos inmerecidos. Y si consigo resolver la situación general de injusticia hacia esta gente lo dejaré y me dedicaré a otra cosa (y ya sé qué cosa será) sin pedir recompensas ni reconocimiento.  

 

 Los resentidos, frustrados, tontitos, mediocres y panolis que se dedican a desprestigiarme pueden seguir intentándolo. Estoy preparado para esto desde que escuché en mis años de Universidad una canción de Silvio Rodríguez que dice: Yo sé que hay gente que me quiere/yo sé que hay gente que no me quiere. Esa es exactamente la situación, y estoy encantado con ella.

 

J. Ortega

Abogado 

 

 

Anuncios

23 comentarios to “YA TENGO LEYENDA NEGRA”

  1. Cliff in la Casbah said

    Jose Ortega is on a mission to defend the ordinary person against the steamrolling oppressive inertia of the ministry of the environment, who, in their quest to apply the thoughts of chairman Al Gore, and to pacify Greenpeace, are using the Spanish coastal law “ley de costas” in an abusive way with no concern for the devastating effect they are having on ordinary people who have done nothing illegal, yet have lost the ownership of their home and their peace of mind.

    He has done, and is still doing more than anyone else to counter the abusive application of this law. With our support he will succeed, and there will be a change of policy towards the application of this all too necessary law.

    I offer him my full support and hope that in the near future the new minister of the environment will have the insight to minimize the dramatic effects of the subjective actions of her department, and that he will eventually have time to be able to enjoy his other passion as a film director.

  2. Jose Pedro Fernandez said

    Desde la playa de Otur, desde mi casa en concreto, desde mi óptica personal, sólo decir que no puedo estar más indignado ante todas ésas acusaciones y actuaciones en contra de la labor, de un auténtico “profesional”, como es José Ortega. Como a mí y a todos mis vecinos y compañeros de asociación nos ha venido demostrando a lo largo de todo éste tiempo de relación con él, y digo relación, porque él se relaciona, se involucra en los problemas de sus defendidos, los hace suyos y te ofrece su enorme esfuerzo y dedicación. No sólo se limita a redactar complicados documentos, te hace ver su verdadero interés en la justicia, en defender cada causa como única, sabiendo ver sobre todo el lado humano de cada caso, de cada casa, donde siempre hay una historia personal, familiar, que es el fondo de toda injusticia, el sufrimiento por unos derechos pisoteados, y lo que es peor, pisoteados por dirigentes políticos, concejales, alcaldes y funcionarios celosos de guardar unas leyes que nacen de una gran mentira, aquellos que se suponen deben velar por nosotros, aquellos son los que nos atacan. Y son también los que ahora le atacan a él, además de aquéllos que, no entiendo en que se basan, como no sea que son tan mediocres que no saben ganar un jornal con su esfuerzo y les fastidia que alguien sí lo pueda hacer, le acusan de no tener más interés que el del dinero, y de que juega con cantidades demasiado altas para estar al alcance de cualquier persona humilde que necesite de sus servicios. Nada más lejos de la realidad, pues con él, de lo último que se habla es de dinero y las cantidades que indica como pago de su labor profesional son francamente justas y adecuadas, e incluso se podría decir que bajas, teniendo en cuenta el enorme trabajo que realiza. Además, sabiendo como sabe que a muchas de las personas que recurrimos a él estamos desesperados y que pagaríamos eso y más, mucho más. Las veces que hablé con José Ortega de las necesidades económicas de nuestras defensas, NUNCA, he sentido que se abusaba de la situación.
    Como él mismo dice, lo que le mueve es la JUSTICIA y yo añadiría que lo que de verdad le motiva y le hace tirar para adelante es la INJUSTICIA, pues a acabar con ella va encaminada su labor, que realiza con total entrega. Y eso no hay dinero que lo pague. Caro fue el director general de Costas, caros son sus subordinados y caros son los políticos que nos mienten, perjudican, engañan, despilfarran… no sé, ni me importan sus sueldos, pero como traicionan a los ciudadanos a los cuales deben servir y proteger, son CAROS. Esto ya tardaba en llegar, y en realidad, para nosotros es un gran halago.
    Gracias José, tienes todo nuestro apoyo siempre, y acuérdate, “a palabras necias, oídos sordos”.
    José Pedro Fernández, de la Asociación de vecinos de la playa de Otur, Valdés ,Asturias.

  3. Maria Jose Ruiz said

    LEYENDA DE UN ABOGADO TRABAJADOR Y DECENTE

    Yo se que.-
    A traves de los periodicos britanicos hay mas personas muy interesadas en usted; todos son profesores de segunda ensenanza con diferente nacionalidad: uno es ingles, otro es alemana, otra es de origen antre marroqui y argely;es una senora: profesora de frances de primera , segunda y de adultos que se preparan para la universidad; otra senora es del Iran. Hay otra senora medio espanola e inglesa. Un matrimonio de jubilados, el es de Sur Africa, ella es medio inglesa y francesa; los dos son Doctores: ella en musica y el en psiquiatria infantil. Hay una senora de Madrid, casada con un senor ingles: los dos profesores de primera y segunda ensenanza . Todos han leido algun periodico con su nombre y, ya sabian los problemas que hay y ya habian en el Mediterraneo. El primer profesor mencionado, tambien me conto la historia de una senora canadiense,con una casa cerca del mar preparada para venta y, ahora esta viviendo en un piso alquilado en Liria; ella quiere volver a Canada puesto que ya no se fia de los espanoles, ella piensa que un abogado como usted podria solucionar sus problemas, ella tambien ha leido los periodicos britanicos de las ultimas semanas; parece que la senora canadiense podria haberse veneficiado del Sr. Ortega si hubiera sabido sobre el anteriormente.
    Puedo terminar esta leyenda escribiendo que el abogado Sr. Ortega me ha demostrado a mi que, el es realmente, tan decente como el que mas. Yo no se mucho pero si estoy convencida de que el Sr. Ortega va a ayuarme, aun siendo prejubilada y sin ingresos mensuales.
    Maria Jose Ruiz Valencia.

  4. Ana Magali said

    La verdad es que me he quedado de piedra cuando me he enterado del bulo que está circulando, parece que en este pais no puede haber gente con grandes valores como el “ser honrado” y trabajar sin apenas esperar nada a cambio. En España tambien hay mucha gente honrada y con ganas de hacer algo, no solo hay vagos y corruptos, José Ortega es un Señor.
    En mi caso particular lo moleste un Domingo desesperada…. el Lunes me contestó, me decía lo que había y lo que podia pasar, y no me ha pedido nada.Él sabe en la situación que se encontra mis padres, están jubilados,porque si se dan cuenta,Costas no se mete con el poderoso sino con el más débil y cuando aparece una persona interesada en podernos dar soluciones a Costas no les viene bien. Ya son malas personas todos aquellas que no bailan a su ritmo yo y mi familia solo tengo palabras de agradecimiento para Don José Ortega, que tenga mucha salud y disfrute de su familia. El simple hecho de haberlo conocido y compartir con él algunas tardes y ver como José se preocupaba e interesaba con nuestro problema no tiene precio y lo que piensen y opinen los demas me es indiferente. Hay un refrán que dice algo como : con el tiempo DIOS pone a cada uno en su sitio.
    GRACIAS

  5. Roberto y Pilar said

    La verdad es que no entendemos como hay gente que opina que lo material está por encima de las personas, hasta ayer no podiamos pensar que estos comentarios iban dirigidos al Sr. Ortega que a nuestra modesta opinión, tan honestamente se está comportando en el tema del deslinde que nos compete a nosotros y a tantisima gente, pensamos que este tipo de comentarios regalado por este tipo de personas, no tienen para nosotros ningún tipo de credibilidad. Cuando nosotros contactamos con el Sr. Ortega, lo unico que no vimos fue el interés monetario en ningún momento, decimos esto porque efectivamente nos hizo un baremo de las posibles soluciones barajadas en ese momento, que nosotros hubiesemos dado bastante mas de los baremos mencionados, asi que no podemos comprender como cierto tipo de personas se atreven a juzgar a la ligera a un LETRADO tan honesto y humano como el Sr. Ortega, del cual todos los logros sin lugar a duda conseguidos hasta ahora, en ellos incluyo la tranquilidad de poder dormir por la noche, con un minimo de garantias, es sin lugar a duda gracias al SR,ORTEGA Y A LA PLATAFORMA que con tan buen criterio el ha parido. Sin mas que decir por la parte que a nosotros nos compete, estamos en muy buenas manos, y seguiremos sin lugar a duda en contra de las adversidades o de lo que surja, digo esto para este tipo de comentarios tan injusto, estaremos con él hasta el final.

  6. Carmen said

    En los primeros días de mi primer trabajo una compañera bién intencionada me aconsejó:
    – intenta no destacar nunca, te cortarán la cabeza para igualarte con la mediocridad que hay aquí.
    Por desgracia no me fué posible, justo les sacaba la cabeza a todas, era más alta que las demás. Quizás también fué la altura lo que me hacia ver más allá que el resto que, por estar casi igualadas, veían el mismo horizonte.
    Esto es, exactamente, lo que le ocurre al Sr Ortega, que está muy por encima de los demás y en un país como el nuestro es algo que no se perdona.
    Cuando tuve conocimiento del deslinde de la zona donde se ubica mi vivienda fué como si me hablaran en chino. Inmediatamente entré en internet para informarme de un tema tan “raro” y del que aún no conocía las graves consecuencias que trae consigo.
    Curiosamente, sólo existían noticias del BOE con un lenguaje extraño e incomprensible y declaraciones amenazantes de los ¿responsables? del ministerio del Medio Ambiente con un vocabulario tan reducido que se concretaba en una palabra: DERRIBO, DERRIBO Y DERRIBO.
    Asustada, mi idéa fué la de defenderme contra semejante locura. Me puse a buscar abogados especialistas en el tema y por extraño que parezca sólo encontré a uno: D. José Ortega.
    No me lo podía creer, horas y horas en el ordenador y los abogados como una especie en peligro de extinción, ¿dónde estaban?. Recurrí a gente conocida que ejerce el derecho, pero pedirles que me recomendaran algún especialista en deslindes era como hablarles de los extraterrestres.
    Sin darme por vencida volví a entrar en la página http://www.costasmaritimas.com. No lo dudé más, llamé y le dejé un mensaje, supongo que como todos los afectados, en plan desesperado. Al día siguiente me llamó y sus palabras me tranquilizaron porque su información fué larga y concisa, con lenguaje entendible para los profanos en la materia, demostrandome una paciencia infinita ante mis largas e inexpertas preguntas y además ¡GRATIS!, sin tenerme que desplazar, sin despachos intimidantes, así de simple y así de importante fué para mí.
    Gracias al Sr. Ortega se abrió una puerta a la esperanza; su ayuda se hizo imprescindible; sus prudentes consejos me dieron seguridad; su valentía me fortaleció y con su saber, me empapé de la jerga ministerial, por no decir la “juerga ministerial”.
    Creyendo aún en la justicia comenzó el calvario : nadie te recibe, nadie te explica, nadie te escucha y todos te aconsejan dejar las cosas como están, no se puede hacer nada; nunca se utilizó mejor la frase de “vuelva usted mañana”.
    La cercanía del Sr. Ortega hizo que no tirara la toalla en inumerables ocasiones y que me involucrara cada día más en una lucha sin cuartel ante semejante injusticia.
    Ahora, que se ha logrado hacer pública la prepotencia e impunidad con que actúan ciertos políticos y sus ingenieros-talibanes, se revuelven rabiosos atacando a quién consideran artifice de su decadencia y dorada jubilación.
    Craso error, han sido ellos mismos envalentonados, deslinde a deslinde, quienes han caido en su propia trampa. Les faltó la profesionalidad del Sr. Ortega, su honestidad, su sinceridad y su buen hacer. Debieron pensar que la gente somos tan estúpidos como ellos y que no sabemos distinguir entre el bien y el mal; pués señores, la estupidez la han copado toda ustedes como puede verse en semejantes ataques, tan pueriles como inútiles. Junto al Sr. Ortega estamos miles de afectados hartos de sus lindezas, de sus insultos y de sus “aquí mando yo”.
    Pero no debemos olvidarnos de quién, a sabiendas del problema de los deslindes, tratan de vender los pisos a “toda costa” y pasarle el marrón a otro incauto. Este tipo de gente es la que también tiene interés en que no se denuncie el expolio a que está sometida media España; se les ha reventado el negocio porque ya hay luz y taquígrafos, gente que va de honrada por la vida pero no duda en estafar al prójimo y que, como cada vez les resulta más dificil, intentan traspasar al Sr Ortega sus propias “virtudes”. Típico, demaseado típico, traspasar la propia desonhestidad, culpabilizar a la victima, matar al mensajero y “calumnia que algo queda”…………….No dan la cara sino que se esconden detrás de la rumorología, de los buzoneos y de su avaricia sin fin.
    Por desgracia la cretinez está de moda.
    En apenas unos meses, el BOE ha quedado falta de contenido; a los afectados por la Ley de Costas se nos respeta, ya no somos los depredadores del litoral sino gente valiente que luchamos por nuestros hogares; se nos recibe en los despachos y se nos escucha atentamente; hemos logrado unir a Ayuntamientos de diferentes colores y que la gente no se amilane ante el ingeniero de turno que viene a decidir su ruina, metro en mano, haciendo que se vayan por el camino que han venido; los medios de comunicación de todo el mundo se han hecho eco de una barbaridad impropia de un país democrático europeo y hasta la Vicepresidenta Teresa de la Vega declara que hay que conciliar el interés público con el privado.
    Y, lo mejor de todo, que miles de personas separadas por cientos de Kms y sin conocernos de nada, nos hayamos unido en un esfuerzo titánico con fé ciega en nuestra lucha y en defensa de unas reivindicaciones tan justas como posibles.
    Nuestro único nexo de unión: D. José Ortega. Sobran las palabras.

  7. Felix said

    Al leer lo que está pasando hay una serie de frases, que van de lo pueril a lo lapidario: “El que lo huele debajo lo tiene”, “difama que algo queda” y la frase acuñada por Himler (si creo recordar pero en cualquier caso nazi) “una mentira cien veces repetidas se convierte en verdad”. Por lo visto es de lo que se trata. Primero es crear la desconfianza y eso en este “bendito” pais es uno de nuestros deportes nacionales, junto con la mediocridad, el egoismo y la envidia, y por lo visto no se puede ser honesto ni hacer las cosas sin más intención que el hecho de hacerlas y hacerlas bien.
    Sólo quien no es de confianza desconfía, sólo quien tiene intereses ocultos ve intereses ocultos donde no los hay, sólo los malintencionados ven mala fe en todas partes.
    Somos más los que hemos depositado nuestra confianza en el excelente hacer de José Ortega, que los que, y ya puestos a pensar mal, acatan las cosignas. Y como para muestra de su excelente hacer sirva de botón el hecho de que todos aquellos afines a la Narvona, ministerio incluido han caido.
    Ánimo Jóse, lo mejor aun está por llegar.

  8. MARIA TERESA DE ELENA said

    Querido Pepe:Si alguien hace esos comentarios de tí es que te conoce poco.Colaboro contigo como Procurador desde hace 20 años y siempre te he tenido por un idealista romántico y de los que es dificil encontrar en la sociedad actual.Conmigo has llevado asuntos de amigos,conocidos y gente relacionada con el mar y creo que de todos esos has cobrado bien poco.Tu vocación siempre ha sido el mar,siempre has vivido cerca de él,primero como marino, luego con tus maravillosos reportajes en televisión,más tarde con tus libros y por fin empleando miles de horas y de viajes en los temas de costas que te ocupan ahora.
    No te preocupes por los comentarios; cuando no eras conocido a nadie le importaba tu vida,ahora que estás triunfando en tu carrera profesional surgen las críticas.
    Todas las personas que tiene valía o las personas a las que el éxito sonrie tiene este contrapunto.La canción de Víctor Manuel lo dice de los cómicos (artistas)…son ignorados, son calumniados como dioses de barro.
    Te mando un beso muy fuerte, así como mi hija Ana, a la que conoces bien por su afición a la escritura como tú.El día 25 de Junio se examina de la última asignatura que le queda pendiente para acabar la carrera de Derecho que ,casualmente,es Derecho Marítimo.Suerte y ánimo.Teresa.

  9. Hay un refrán, que no por viejo y obvio es menos certero. Ladran, luego cabalgamos.

    A Pepe Ortega (Pepe mucho antes de José, amigo mucho antes que abogado) lo conozco desde hace cosa de cuarenta años, tirando por lo bajo. No voy a dar hoy detalles de nuestra amistad larga, intensa e intermitente, pero denme el crédito de saber lo que me digo.

    Hay dos facetas del abogado Ortega que son difíciles de negar, si no es con mala fe, o por interés. Ambas están relacionadas y responden a conceptos casi en desuso: honestidad. Idealismo.

    Se quejaba Borges, en cierta ocasión, de la novela psicológica, argumentando que todo era posible en ella: matar por amor, beneficiar por odio, mentir por honestidad, ser héroe por cobardía. No andaba escaso de razón el gran escritor y aquí me atrevería a añadir: no es sólo la novela psicológica, sino sus hijos bastardos, el culebrón y la rumorología, los que se ven aquejados de tan raro mal o tan astuta herramienta. Acusando a un gigante de enano, a un lince de miope, a un coloso de flojeras y a un santo de lascivo y epicureo se consigue, en esta apresurada sociedad del atontamiento global, confundir a los indocumentados.

    Pepe Ortega, abogado, es un poco de todo esto: Gigante, lince, coloso y santo. Y, todo hay que decirlo, un grano que le ha salido al sistema en el culo. Asi que no es de extrañar que los escritores de culebrones quieran que sea todo lo contrario.

    Ladran, amigo, luego cabalgamos.

  10. Hola, mi experiencia con José Ortega ha sido de lo mas positivo que he tenido en mi vida!!!
    Nuetros problemas con costas habían llegado a un punto final..nadie nos podia o queria ayudar…una llamada pidiendo ayuda a Ortega y diciendole que tenemos una semana para ir al contencioso.. y el se presenta a los dos dias en la Palma para poder escucharnos y ayudarnos..No nos cobro mas que lo minimo.. una pequeñez, quedamos asombrados de su profesionalidad, sabiduria y sencillez!!!!
    Si quereis mas información sobre mi experiencia 0049-69-280927 elena/frankfurt

  11. Hallo, meine Erfahrung mit Jose Ortega, ist eine sehr positive.
    Er kam sofort zu uns, nach dem alle anderen Anwälte abgelehnt hatten unseren Fall zu übernehmen, denn es sah ziemlich hoffnungslos aus.
    Er gab uns Zuversicht und Hoffnung und wir organisierten uns und fühlen uns dank seiner Erfahrung bestens vertreten. Seine “Gebühren” sind im Vergleich zu anderen Anwälten sehr niedrig und entgegenkommend.
    Jeder kann sich glücklich schätzen, von ihn vertreten zu werden.
    Vielen Dank José für Deine Arbeit!

  12. JULIAN MARTINEZ MARTINEZ said

    Estimado Pepe:
    Que grande eres en todos los sentidos y que orgulloso me siento de ser amigo tuyo. No hagas caso de esos que estan en contra de la verdad y tu sigue siendo como eres, aunque se que a ti no te va a doblegar nadie por mucho que lo intente.
    Tu sabes que nos conocemos hace casi 25 años y te tengo un gran aprecio por lo bien que siempre te has portado conmigo. Por mi parte puedo decir que de ambicioso y egoista no has tenido nada, en cambio, si que tienes mucho de noble y generoso, y con todos los que he hablado de ti me han dicho lo mismo.
    Creo que esos que estan en contra tuya se tendrian que dedicar, en vez de hablar mal de ti, a conocerte mejor y se sorprenderian, creo que ellos si son egoistas y sacan mas rentabilidad criticandote.
    No te digo mas pues no pararia de decir lo buena persona que eres, solo decir que Dios nos de muchos años de vida para poder seguir siendo tu amigo y sentir esa seguridad que me das por tu honradez en todos los asuntos juridicos que me llevas
    Un fuerte abrazo

  13. SANDRA RUIZ said

    A pepe Ortega solo le puede tachar de gran profesional y buena persona.
    Mi relacion con el viene de hace unos años a traves de la empresa en la que trabajo y desde el primer dia su trato ha sido excelente. Siempre dispuesto a escuchar y a echar una mano en lo que pueda.
    En mi caso tuve un problema familiar, no sabiamos que hacer ni a quien acudir, le molesté un sabado llamándolo a su movil, me dedicó su tiempo, me escuchó, me preparó todos los escritos que necesité y me indicó las pautas que debía seguir, me indicó el camino pues andábamos desorientados. Y el coste de todo ello fue nada, cero. Ante esto que hizo conmigo, como lo pueden tachar de egoísta y ambicioso?? De eso nada….
    Adelante Pepe, a los que te conocemos estos comentarios que hacen de tí solo nos sirven para quererte más.
    Un beso

  14. Juan Carlos said

    Hola Pepe, soy Juan Carlos, que tal? espero que de salud bien, por que por lo que veo del resto muy bien, espero que la familia también muy bien, la verdad es que ahora que lo pienso ya nos conocemos bastantes años y la verdad es que nunca has dejado de sorprenderme, como sabes me dedico a los impuestos, es decir a saldar las cuentas de los ciudadanos con la administración y por lo tanto veo la mucha o poca riqueza que tanto las empresas como las personas acumulan a lo largo del tiempo, como pasan buenos y malos momentos, como buscan sin descanso la riqueza, la inversión perfecta, la multiplusvalia, ahora precisamente estamos preparando impuestos de sociedades y por muchos balances y números que veo los tuyos son los mejores, los más elevados, Pepe eres el más rico, tu activo no se adquiere con dinero, se adquiere con mucho esfuerzo y dedicación junto con otros valores como humildad ,honestidad y profesionalidad.

    Ánimo y un abrazote,

    Juan Carlos.

  15. ALMUDENA said

    Yo también quiero decir que llamé un día a José desesperada porque la casa que me acababa de comprar estaba afectada por un deslinde de Costas, que tenía que pedir una concesión administrativa,y yo sin saber que era todo eso. Lo llamé, el me explicó lo que tenía que hacer, el fue a Madrid para saber como estaba el expediente, y todo eso sin cobrar nada. Cuando le dijimos que viniera a informar a todo el pueblo, vino, nos cobró una mínima cantidad con lo que realmente ha conseguido. Nos acusaron de porque no cogíamos un abogado de la Isla, que habían muchos, pero nosotros no confíabamos en ninguno. El otro día hablando con un compañero estábamos de acuerdo con una cosa “nunca nos arrepentiríamos de haber conocido a José y menos de haberle confiado nuestras casas. Gracias Jose por todo, no hagas caso de estos políticos que solo buscan su riqueza y no les interesa nada más.

  16. Mª ROSARIO FERNANDEZ MONSERRAT said

    AGRADECIMIENTO A JOSE ORTEGA DEL PUERTITO LOS MOLINOS

    El Puertito Los Molinos es un pequeño pueblo pesquero situado al oeste de Fueteventura en las Islas Canarias, existente anterior a 1920, ya entonces habían más de quince casas catastradas, el nombre de Puertito lo recoge porque antiguamente servía de embarcadero en la exportación de la piedra de cal hacia otras islas.
    Hoy en día el pueblo cuenta con unas cuarenta casas, unas restauradas de aquella época y otras hechas en terrenos que poseían aquellos propietarios siempre construidas anterior a la Ley de Costas. Desde 1993 que realizan el primer deslinde en Los Molinos
    el pueblo ha sido amenazado de desaparecer, pero fue el año pasado en Octubre cuando la Dirección General de Costas, después de 13 años de las recuperaciones posesorias que se habían quedado en mero trámite, comienza a enviarnos notificaciones de derribos, llegaban a la mayor parte de los vecinos (un 90% aproximadamente).
    Fue entonces cuando el pueblo se movilizó, no podíamos concebir aquello, nuestro pueblo iba a desaparecer ante las garras de Costas, estábamos desesperados, pues nuestros expedientes estaban entrado en el Juzgado dónde Costas pedía la autorización de entrada para derribar.
    Como un barco cuando está a punto de hundir, así estábamos nosotros pidiendo el “mayday, mayday”. Buscamos varios abogados para nuestra defensa pero ninguno estaba especializado, incluso nos decían que ya no podíamos hacer nada, ante nuestro desconsuelo seguimos buscando y nos hablaron de José Ortega un abogado que tenía una pág web, y que sus honorarios resultarían muy costosos. Fue entonces cuando por probar nos metimos en esa pág web y lo primero que pensé sinceramente es que un pueblo humilde de casas de pescadores no iba a poder hacer frente a los honorarios de un abogado de tal prestigio, pués pensé tendrá un gran buffete, una gran plantilla de personal. Pero el sentimiento que teníamos por ese pueblo era muy fuerte, teníamos que llamar a ese teléfono que aparecía en la web y por fin cogí el teléfono, pensé que al otro lado de la línea me iba a recibir una señorita, una secretaria o alguien así y para mi sorpresa fue que me atendió el propio abogado, recuerdo que me temblaba la voz, pensando que me fuera a decir “llame usted mañana y póngase en contacto con mi secretaria y mis honorarios son tantos” pero me dijo: ¿cuál es el problema? Y me escuchó largo y extendidamente, le expuse todo el caso y lo más urgente un derribo que se iba a producir a cinco días vistas, también unas de las primeras cuestiones que le hice fue preguntar por sus honorarios pues me habían hecho comentarios de que si eran altísimos, él en aquel momento creo que se molestó, pero yo se lo tenía que preguntar, aunque no se molestó por la pregunta sino por la etiqueta que le habían puesto de carero, etiqueta que hoy por hoy sé que no es verdad y ya les explico:
    José Ortega, se hizo con los temas, más de diez expedientes en los Juzgados y los restantes pendientes de entrar, nos pasó un desglose de sus honorarios, los cuales nos parecieron muy justos, y empezamos una trayectoria de lucha continua con Costas, parecía un partido de fútbol, Costas intentando meter goles y José Ortega mejor que Casillas parándolos todos. Paró más de diez derribos, entre ellos un chiringuito que es el único subsistento de una familia, y no solo consiguió que se suspendieran los derribos sino que consiguió que el TSJ anulará uno de los expedientes, del cual me alegro mucho porque es un anciano de más de 75 años que su única ambición es tocar el violín y mirar el mar desde su casa, gracias Ortega.
    Y por todo ello y por mucho más este pueblo costero en el que todavía se respira aire marinero y ambiente familiar no tendríamos las suficientes palabras para darles las gracias, pues hoy por hoy aún no nos ha cobrado ni la décima parte de sus honorarios y sin embargo nos ha realizado la mayor parte del trabajo, pues nuestras casas siguen en pie, pero ya no solo le agradecemos a esa figura como profesional, que lo es como la copa de un pino, sino a esa persona humana con un carácter de humildad que lo caracteriza, en el que no va buscando la fama ni la riqueza por encima de todas las cosas sino la justicia y la justicia también para los pobres, gracias Ortega.
    Es muy difícil entender estas situaciones, pero aquellas familias que han padecido el abuso, la impotencia de no poder hacer nada, de ver que una Dirección de Costas arremete con sus casas aplicando una ley con efectos retroactivos, sin importarles su historia, sus tradiciones, sus costumbres, eso solo se puede entender en el rostro de un anciano con lágrimas en los ojos ante la impotencia de no poder mantener el legado de sus padres. Gracias Ortega, gracias
    Por eso, el Puertito Los Molinos si fuéramos un pueblo adinerado le haríamos un gran regalo, pero como somos un pueblo humilde, de pequeñas casas de pescadores lo que le damos son LAS GRACIAS, unas gracias llenas de afecto, de cariño, de respeto y de sinceridad, en la que el nombre de José Ortega quedará grabado en nuestros corazones, en el de Carmen Guerra, Benjamín, Bernardo Monserrat y así sucesivamente.
    Gracias, gracias y mil veces gracias.

  17. efrain said

    No se si será el color, pero tu sabes José que el mar es para los entendidos, para los que se hacen y eso perdura en el tiempo, te marca, seguramente ,tu padre,que ya tan solo por su profesión respeto, ha influido en ti de manera tan recta y honesta, porque ahí es donde se ve a los verdaderos intrépidos y aguerridos, algo habrás heredado, digo yo. Tu sabes que cuando uno se embarca se puede encontrar con tormenta y es ahí donde se notan los buenos marinos, pero la satisfacción de ver en lontananza la calma, produce una gran satisfación.
    Mira el horizonte,ya llegamos,gracias por llevar a este barrio y sonrie porque has capeado el temporal, escucha…, ya no se oye el viento…
    aunque hay que seguir trabajando,debes saber que todo el mundo sabe que has superado LA TEMPESTAD y te debes sentir muy orgulloso, por eso te felicito y me saco el sombrero en un saludo de admiración y amistad, PALANTE, SIEMPRE PALANTE.

  18. Gracias a todos por vuestros comentarios. Después de escribir esta entrada de blog me enteré de que cireta persona se pasó bastante tiempo sembrando un rumor que en el fondo resulta divertido. Decía que yo en realidad en vez de trabajar para los vecinos estaba trabajando en secreto para Costas, y que la contraprestación era un nombramiento. Según esta persona, el próximo Director General de Costas iba a ser yo. Confío en que con los noombramientos reales que se han producido a esta persona se le haya pasado la manía.

  19. […] y viceversa Desde la creacin de la Asociacin de Afectados por la Ley de Costas, se ha creado una campaa de desprestigio en contra de los afectados en general, con la intencin de proyectar una corriente de opinin […]

  20. Miguel Vázquez said

    Señor Ortega, he leído todo lo que he podido sobre usted. Sólo soy un indignado más que, como usted, no soporta la injusticia. Supongo que ya le habrán pedido mil veces su opinión profesional respecto a ese durísimo de roer hueso que se ha erigido en la Isla de Arosa. Como experto, ¿se moja a opinar?. Un saludo, y, por favor: siga.

  21. sr. Vázquez:

    Gracias por sus ánimos (y por sus hábitos de lectura). He leido bastante poco sobre lo de José Blanco, pero he trabajado y etudiado mucho sobre casos en los que el conflicto es si la servidumbre de protección debe tener veinte o cien metros. En este caso parece que se puso en veinte gracias a un informe municipal sobre el carácter urbano de hecho de los terrenos antes de 1.988. Este informe ha sido acusado de falsedad y ahí radica todo. Han pasado bastantes años, puede que el delito haya prescrito, y ésta es una de las constradicciones de nuestro derecho. Yo no sé si en aquel momento se puso un informe inadecuado para beneficiar a alguien en particular o simplemente para que hubiera más suelo inmune a la ley de costas. Sí que sé, en cambio, que en Madrid son más que puntillosos con este tipo de documentos que aportan los Ayuntamientos, a veces con ligereza. Estoy trabajando con un deslinde en el que la DGC ha tomado una decision más que sospechosa, y bastante parecida a lo de Arosa. Han puesto la servidumbre de protección en veinte metros en contra del informe de la autoridad urbanistica (El gobierno valenciano)y siguiendo el del Ayuntamiento, aparentemente para beneficiar a una empresa multinacional de capital francés enormemente potente e influyente. Como puede ver, no hay nada nuevo bajo el sol. El mismo esquema se repite continuamente. Y en cuanto al Sr. Blanco, con la información que tengo no puedo saber si estaba en la trama desde el principio, aunque con lo que está cayendo creo que en el mejor de los casos ha metido la pata por cuestiones de pura sensibilidad. El y las altísimas autoridades que se rumorea que han comprado también. Me molesta que construyan tan cerca del mar, pero si a eso le sumamos que para construir han talado un bosquecillo, es la bomba. Es un tema muy personal, pero cuando talan un árbol experimento sentimientos muy desagradables.

  22. Pedro luis said

    Hola,antes que nada mis más sinceras felicitaciones,por la labor que está realizando.Dice usted que hay buenos profecionales,que hacen bien su trabajo,no lo pongo en duda,aunque yo discrepo algo al respecto,creo que lo que abunda,es el que se vende al sobre más abultado,político,etc.Sres sín ningún tipo de escrupulos,carentes de digninad,ética,moral,ni profecional,ni humana.
    No cambie nunca,un sincero y cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: